Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

Vómitos en perros | Causas del vómito en perros, #nolodejesalazar

VÓMITO EN PERROS: ¿CUÁLES SON LAS CAUSAS QUE LO PROVOCAN?

vomito en perros

VÓMITO EN PERROS: ¿CUÁLES SON LAS CAUSAS QUE LO PROVOCAN?

 

Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que el vómito es el principal reflejo de un problema gástrico. Los vómitos pueden ser agudos o crónicos y pueden deberse a infinidad de patologías. Cuando vomitan las mascotas, o incluso nosotros, los seres humanos, tenemos que realizar un importante y molesto esfuerzo musculoesquelético perfectamente coordinado para conseguir la eyección del alimento o del contenido digestivo desde el estómago hasta la boca.

El principal fundamento para manejar este problema es intentar satisfacer las necesidades de nutrientes del animal con un alimento que reduzca la irritación gástrica.

En la mayoría de las ocasiones la dieta de restricción de líquidos durante 24 horas y la de sólidos durante 24-48 horas (en animales estables y sin síntomas de deshidratación). Normalmente estas medidas suelen ser suficientes para controlar el problema. Tras esta dieta el animal volverá a ingerir su alimento habitual en pequeñas dosis y en un gran número de tomas durante dos o tres días.

Es evidente que los casos agudos, los que se acompañan de otros síntomas digestivos (diarreas agudas, deshidratación, desnutrición…) necesitan otros planteamientos dietéticos y farmacológicos más severos, además de la inmediata intervención del profesional.

GASTRITIS

 

Podríamos decir que la gastritis es una de las causas más habituales que provoca el vómito en perros, por no decir la principal, de vómitos en los animales de compañía. Son muchas las posibles agresiones que puede padecer la mucosa gástrica para que se desencadene este problema inflamatorio: ingestión de tóxicos, cuerpos extraños, administración de fármacos, alimentación inadecuada, alimentos en mal estado…

 

Los propietarios suelen comentar que el animal vomita el alimento, “algo amarillento” (contenido biliar), sangre con saliva… Estos animales pueden ver acompañada su sintomatología de vómitos con o sin diarreas, dolores abdominales, deshidratación…

 

A partir de este momento el profesional realizará todas las pruebas diagnósticas encaminadas a encontrar la causa de la gastritis: analíticas de sangre y orina para descartar problemas renales o hepáticos. También se pueden realizar exámenes de heces que nos orientaran, en ciertos casos, hacia parasitarios o si existe presencia de sangre oculta.  También se podrán realizar radiografías (con o sin contraste), ecografías y si fuera necesario endoscopias. Con estos métodos de diagnóstico por imagen valoraremos la presencia de cuerpos extraños y variaciones de tamaño en distintos órganos (hígado, riñones…).

vomitos perros
vomitos en perros

El agua es el principal nutriente a suministrar en los casos de vómitos en perros persistentes. La pérdida de líquidos con los vómitos debe ser compensada, bien por vía oral o por vía endovenosa si fuera necesario.

En lo relativo al alimento, el profesional deberá evaluar los siguientes parámetros:

  1. Frecuencia de la alimentación.
  2. Cantidad ofrecida.
  3. Acceso a otros alimentos.
  4. Persona encargada de ofrecer el alimento. Éste último punto es fundamental para asegurarnos de la corrección del tratamiento dietético.

Estos parámetros deben conseguir los siguientes objetivos:

  1. Proporcionar un alimento que cubra las necesidades nutricionales del animal.
  2. Proporcionar un alimento que normalice la motilidad y la función gástrica.
  3. Proporcionar un alimento que controle los vómitos.

La mayoría de los alimentos dietéticos fabricados por las empresas de alimentación animal para los trastornos gastrointestinales cubren las pautas anteriormente descritas. Lo que no cumple lo anteriormente mencionado es la administración de alimentos para niños (“potitos”) y dietas caseras a base de arroz hervido con ciertos aportes proteicos (pollo o pavo).

En lo referente al uso de fármacos, estos se deben emplear cuando el animal no admite el tratamiento dietético sin su ayuda. Los antieméticos se utilizarán siempre bajo prescripción del veterinario, existe un gran número de propietarios que asocian directamente los vómitos de su perro al jarabe que tan bien les fue para los vómitos de su hijo pequeño.

La salud de tu mascota depende de ti, consulta #nolodejesalazar y consulta a tu veterinario.

vomito perros