Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

Veterinario: ¿Cuándo acudir?, #nolodejesalazar

EN EL VETERINARIO

CONOCIENDO AL VETERINARIO

 

El veterinario tiene un papel especial en la vida de tu mascota. Desde que es un cachorro hasta su vida adulta, el veterinario te ayudará a protegerlo de parásitos externos como pulgas, garrapatas y flebotomos, prevenir enfermedades infecciosas y mejorar su alimentación y cuidados.

¿CUANDO ACUDIR AL VETERINARIO?

 

En la convivencia diaria con tu mascota irás observando si todo trascurre con normalidad o si algo te llama la atención. Al cepillarle, asearle, cuando le pones la comida o al sacarle a la calle, puedes evidenciar síntomas de potenciales enfermedades que llamarán rápidamente tu atención. En muchos casos los problemas pueden pasar desapercibidos, por cuya razón son tan importantes las revisiones periódicas en tu centro veterinario.

 

EN LA CLÍNICA VETERINARIA

 

Cuando llegas a la clínica será necesario registrar a tu mascota para que tenga una ficha. La primera información que te solicitarán será nombre, edad, raza y sexo. Tomarán nota del número de microchip si ya lo tiene y te pedirán todos los datos del propietario. Entregarás la cartilla sanitaria o pasaporte europeo, o te harán una si todavía no la tienes, y apuntarán si hay ya alguna desparasitación o vacuna para registrarlo en su historial.

La cartilla veterinaria es uno de los documentos más importantes de los que dispone la mascota, debe acompañarte cuando vayas a la consulta del veterinario y en cualquier viaje o desplazamiento. Las vacunas sin sello y firma de un veterinario colegiado no tienen ninguna validez. La propia cartilla debe estar firmada y sellada por un veterinario.

En la consulta es fundamental que aportes información relevante acerca de tu mascota, sus padres y sus hermanos. Si lo sabes, el medio en que vive, cómo y cuándo se han producido los síntomas si los hay. Los datos que aportes como propietario son tan importantes para el diagnóstico como los signos clínicos de tu mascota.

El veterinario te hará una serie de preguntas sobre lo que le pasa a tu mascota, cuándo empezó y cuánto dura el problema, qué alteraciones has observado y si los síntomas han mejorado o van a peor. Los antecedentes médicos y la historia médica anterior a la visita pueden ser muy importantes, por ejemplo, las enfermedades en la etapa de cachorro, lesiones o cirugías realizadas. Incluirá en sus preguntas si la mascota vive dentro o fuera de la casa, si tiene o no acceso a sustancias tóxicas, las fechas de las últimas desparasitaciones y vacunaciones, la dieta (tipo de alimento y cantidad), grado de ejercicio físico que realiza, si toma o no alguna medicación, etc. Pero no esperes a tener problemas, acude a tu veterinario con regularidad a lo largo del año, prevenir es mejor que curar.

Con esta sencilla información ya estás preparado para acudir a tu primera visita, así que no esperes más y ¡Ve al veterinario!