Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

Razas de perros: el Rottweiler - No lo dejes al azar

RAZAS DE PERROS: EL ROTTWEILER

rottweiler-no-lo-dejes-al-azar

RAZAS DE PERROS: EL ROTTWEILER

 

El Rottweiler es probablemente una de las razas con historia más longeva del planeta.

A menudo catalogado de forma injusta como un perro desequilibrado o agresivo; ciertamente, si recibe un correcto adiestramiento, este can puede ser un compañero inseparable del hombre, noble y cariñoso.

Todo lo que necesitas saber sobre esta raza de perros, te lo contamos a continuación. ¡Toma nota!

Origen e historia del Rottweiler

 

Por su innata habilidad para el trabajo y su instinto protector, existe la creencia de que el Rottweiler fue compañero de los romanos en el siglo I d.C. durante su invasión a Alemania. Además de prestar compañía a los legionarios romanos, ejercían como guías y protectores de su ganado.

A su llegada a la ciudad germánica de Rottweil (de ahí el nombre de la raza) se produjo una mezcla con perros pastores locales, dando lugar al Rottweiler tal y como lo conocemos en la actualidad.

En el siglo XIX, la prohibición del traslado de ganado en Alemania, así como la llegada del ferrocarril supusieron la práctica extinción de la raza. No obstante, el Rottweiler renace en 1910 al ganarse la categoría de perro policía y pocos años después, participando en la Primera Guerra Mundial.

Descripción del Rottweiler

 

El Rottweiler es una raza de perros de tamaño grande, de cuerpo musculoso, robusto y compacto. Su esperanza de vida oscila entre los 10 y los 12 años, aunque en función del estilo de vida y de los cuidados que reciba la mascota, podrá vivir más o menos tiempo.

Tamaño y peso

El macho mide entre 60 y 70 cm de altura a la cruz y presenta un peso que oscila entre los 50 y los 60 kg. El peso de la hembra se sitúa alrededor de los 40 y los 45 kg y mide entre 55 y 63 cm.

Cuerpo

La cabeza del Rottweiler se caracteriza por ser ancha y grande, con una frente prominente y un hocico desarrollado y cuadrado.

Sus ojos son de color marrón oscuro, de medianas dimensiones y en forma de almendra. Sus orejas presentan también un tamaño mediano, su forma es triangular, caídas y bien separadas entre sí.

Su trufa es negra, ancha y redonda y cuenta con unas fosas nasales prominentes. La depresión naso frontal es muy pronunciada.

Los labios de esta raza canina son apretados. Sus encías son también oscuras y su dentadura está compuesta de 42 piezas. El cuello es más ancho que largo, musculoso y no presenta papada.

El pelaje del Rottweiler es espeso y liso, de longitud media y de color negro con manchas de tonalidad marrón fuego que podemos encontrar en zonas como mejillas, hocico, garganta, pecho o bien en su larga y ancha cola.

La espalda de este can es recta y firme y el pecho, amplio y profundo. Sus extremidades, tanto anteriores como posteriores, son fuertes, musculadas, rectas y ligeramente separadas entre sí.

raza de perro rottweiler

Carácter

 

A pesar de estar considerado un perro potencialmente peligroso (PPP), más por su morfología que por su carácter agresivo, el Rottweiler se caracteriza por ser un perro tranquilo, obediente y muy leal con las personas con quien convive. Se encuentra entre las 10 razas más inteligentes y posee una elevada capacidad de educabilidad.

Se trata de una raza valiente y segura de sí misma que no debería presentar problemas de comportamiento siempre y cuando reciba unas pautas de educación correctas desde sus primeros momentos de vida. Es fundamental que el Rottweiler reciba una correcta socialización desde bien pequeño y aprenda a relacionarse cuanto antes con cuántas más personas, animales y estímulos posibles. Familiarizando cuánto antes a tu cachorro Rottweiler con su entorno, estarás reduciendo el número de situaciones que puedan producirle miedo e inquietud y evitar que se torne agresivo.

Cuidados del Rottweiler

 

Nos encontramos ante una raza muy activa y energética que precisa realizar ejercicio a diario y que se desenvuelve mejor en exteriores que en espacios cerrados. Es importante que desde que son cachorros, les acostumbremos al paseo y dediquemos tiempo a jugar con ellos. De esta manera evitaremos futuros problemas en el desarrollo de problemas en sus extremidades como la displasia de cadera o de codo, muy frecuentes en la raza; por no hablar de su tendencia a padecer sobrepeso.

Además de proporcionarle el suficiente esparcimiento y ejercicio, una medida efectiva de combatir la obesidad en el Rottweiler pasa por ser minuciosos en su alimentación. Como propietario, debes asegurarte de proporcionar a tu mascota la cantidad de alimento recomendada por tu veterinario y  suministrársela en distintas raciones a lo largo del día.

Procura además, ofrecerle la comida siempre dentro de un mismo horario y en un mismo lugar para afianzar unos hábitos de alimentación saludables. Evita el abuso de golosinas así como los alimentos humanos y ten cuenta que cualquier exceso, por pequeño que pueda parecer, puede conducir a un indeseado aumento de peso y por consiguiente, al padecimiento de enfermedades como la diabetes, la artrosis, problemas en la piel o en el aparato respiratorio.

Enfermedades como el parvovirus o la torsión de estómago son igualmente frecuentes en el Rottweiler. Acude al veterinario con periodicidad para realizar las pruebas pertinentes. ¡La prevención es el más efectivo de los tratamientos!

En cuanto a su aseo, esta raza no presenta necesidades especiales. Por la naturaleza de su pelaje, bastará con dos o tres cepillados por semana para mantener la calidad y  la higiene de su manto.

En caso de duda, #nolodejesalazar y consulta a tu veterinario para asegurar el bienestar de tu mascota y el del resto de la familia.