Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

Razas de perros: el Pastor Alemán - No lo dejes al azar

RAZAS DE PERROS: EL PASTOR ALEMÁN

razas-de-perros-pastor-aleman

RAZAS DE PERROS: EL PASTOR ALEMÁN

 

 

El Pastor Alemán es una de las razas de perros más populares en la actualidad. ¿Quién no ha oído hablar alguna vez de esta raza?

Reconocida como una de las razas caninas más inteligentes del mundo, el Pastor Alemán es un incansable perro de trabajo en múltiples modalidades. Pero ante todo, está considerado un excelente compañero del ser humano por su carácter noble y fiel y su elevado grado de educabilidad. Una raza de perro que a pesar del paso de los años o de las modas, sigue siendo una de las preferidas a la hora de escoger un compañero peludo.

Origen del Pastor Alemán

Los orígenes del Pastor Alemán se remontan allá por el último tercio del siglo XIX de la mano de Max Emil Friedrich Von Stephanitz, a quien se considera el padre de la raza. Estando de maniobras militares, este aristócrata alemán tuvo la oportunidad de apreciar el trabajo que realizaban los perros de un pastor de la zona. Su fascinación e interés hacia estos perros fue tal que Von Stephanitz le propuso al propietario comprarle un ejemplar de aquellos animales tan singulares.

El afecto y predilección de Von Stephanitz por esta raza de perro le empujaron a visitar la mayoría de exposiciones caninas que se celebraban en la época en búsqueda de ejemplares similares. En una de estas exposiciones conoce a Arthur Meyer, un popular criador de perros de pastor.  Su interés en común por la raza les permite finalmente fundar en 1899 el Club Alemán de perros de Pastor Alemanes. Así empieza la historia del Pastor Alemán, tal vez breve si la comparamos con la de otras razas, pero sin duda una historia que a día de hoy sigue escribiéndose.

razas-de-perros-pastor-aleman-nolodejesalazar
razas-de-perros-pastor-aleman-no-lo-dejes-al-azar

Descripción del Pastor Alemán

 

El Pastor Alemán es una raza de tamaño mediano, cuerpo fuerte, musculado y estructura firme. Su esperanza de vida oscila entre los 10 y los 13 años. No obstante, la longevidad de cada ejemplar dependerá siempre de factores tales como su estilo de vida o alimentación.

Tamaño y peso del Pastor Alemán

Los machos suelen pesar alrededor de 30 y 40 kg y su altura a la cruz oscila entre los 60 y 65 cm.

Las hembras miden entre los 55 y los 60 cm de media y pesan alrededor de 22 y 32 kg.

Cuerpo del Pastor Alemán

La cabeza del Pastor Alemán tiene forma de cuña y guarda proporción con la longitud del cuerpo, aproximadamente un 40% de la altura a la cruz. Esta raza de perro se caracteriza por contar con una mandíbula desarrollada, caña nasal recta, labios firmes y oscuros, trufa generalmente negra y ojos almendrados y de color oscuro. Sus orejas son erguidas y puntiagudas, de tamaño medio y con el pabellón dirigido hacia el frente. Su cuello es fuerte, musculoso y forma un ángulo de unos 45 grados con el cuerpo.

La espalda y el lomo del Pastor Alemán son fuertes y musculados, la grupa es larga y ligeramente inclinada (23 grados con la línea horizontal), el pecho amplio y la cola alcanza el corvejón.

Sus miembros delanteros son rectos, paralelos, con pies redondeados y dedos arqueados. Las uñas son fuertes y oscuras.

El Pastor Alemán cuenta con una doble capa de pelo (Stockhaar), denso y duro en su parte exterior y largo y suave en el interior. En el cuello y en la parte posterior de sus extremidades es donde el pelaje es más largo y grueso. Los colores más habituales en el pelaje de esta raza son el negro, marrón y negro y fuego. La capa profunda del pelo (subpelo) presenta un tono grisáceo.

nolodejesalazar-razas-de-perros-pastor-aleman
no-lo-dejes-al-azar-razas-de-perros-pastor-aleman

Carácter del Pastor Alemán

El Pastor Alemán es una raza de perro con un temperamento equilibrado, seguro de sí mismo, desenvuelto, muy amigable, atento y con una capacidad de aprendizaje sobrenatural. Desde que son cachorros son muy observadores y con apenas 3 meses de vida ya son capaces de memorizar las órdenes más elementales.

Su temperamento bondadoso, obediencia y fácil adiestramiento, hacen del Pastor Alemán un una excelente compañía para la familia. Suelen congeniar a la perfección con los más pequeños de la casa, aunque igual que ocurre en el resto de razas, debes dedicar tiempo a educar a ambos para que la relación vaya como la seda.

Por su extraordinario olfato, el Pastor Alemán se utiliza frecuentemente como perro policía o rastreando en búsqueda de sustancias ilegales en aduanas. En el hogar, este valiente guardián os protegerá a tu familia y a ti alertándoos ante la presencia de intrusos.

Ten en cuenta que hablamos de una raza muy activa y llena de energía que requiere de actividad física diaria para mantenerse en forma y calmar su temperamento inquieto. Es fundamental que busques un espacio al día para pasear, jugar y practicar deporte con tu Pastor Alemán, ¡te lo agradecerá!