Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

Pulgas y Garrapatas en la Familia - No lo dejes al azar

PULGAS Y GARRAPATAS EN LA FAMILIA

nolodejesalazar-pulgas-y-garrapatas-en-la-familia

PULGAS Y GARRAPATAS EN LA FAMILIA

Las pulgas y las garrapatas son parásitos externos que no sólo pueden llegar a afectar a nuestros animales de compañía, de hecho pueden transmitir más de 50 enfermedades diferentes a los seres humanos.

Estos pequeños insectos se alimentan de la sangre de cualquier mamífero, en este grupo también se encuentran los humanos y además de causar molestias pueden desencadenar alergias e incluso transmitir enfermedades.

Para descubrir el verdadero alcance que puede llegar a tener la picadura de pulgas y garrapatas en humanos los síntomas son los siguientes:

Irritación

Las pulgas y las garrapatas se alimentan de la sangre que obtienen después de picar la piel. Estos parásitos se alimentan a través de la piel, cuando se produce la picadura se puede notar un picor intenso que varía dependiendo la sensibilidad de la persona que ha sido
picada.

La picadura de pulgas en humanos puede provocar irritación y desencadenar reacciones alérgicas. Las garrapatas para alimentarse, insertan su aparato bucal en la piel del hospedador, y se mantienen afdheridas hasta que no se extraen. La extracción es delicada, ya que si no se hace a través del procedimiento adecuado, se puede dejar parte del cuerpo de este parásito dentro, y esto puede producir infecciones que pueden comportar cierta gravedad.

La irritación producida por la picadura de garrapatas puede ser desde un simple picor de bajo grado a la aparición de habones de mayor tamaño. Recomendamos acudir a un centro médico para la extracción.

nolodejesalazar-pulgas-y-garrapatas
pulgas-y-garrapatas-nolodejesalazar

Transmisión de enfermedades

Tanto las pulgas como las garrapatas pueden transmitir enfermedades infecciosas a través de la picadura. Algunas de estas patologías son muy graves.

Una de las patologías más conocidas transmitida por la picadura de pulgas y garrapatas en humanos es la peste, transmitida por las pulgas con la “ayuda” de los roedores. Esta enfermedad afecta a poblaciones con condiciones higiénico sanitarias limitadas e insuficientes.

Borreliosis o enfermedad de Lyme: Es una de las enfermedades más conocidas y más graves transmitidas por la picadura de la garrapata a las personas. Tras la picadura, entre 3 y 30 días, puede aparecer una erupción rojiza, fatiga, fiebre, dolores articulares, musculares, de cabeza… La enfermedad de Lyme es la más común de las enfermedades que pueden transmitirse por la picadura de las garrapatas en humanos, está muy expandida en
Europa y según los expertos infradiagnosticada.

Anaplasmosis: otra de las enfermedades que pueden transmitir las garrapatas a las personas a través de su picadura. Tras uno o dos semanas, aparece fiebre, dolor de cabeza, muscular, tos, confusión… Está distribuida por toda Europa y los especialistas sugieren que está infradiagnosticada. Se combate mediante antibioterapia específica, pero en caso de no tratarse a tiempo puede llegar a ser mortal.

Babesiosis y Ehrlichiosis: también transmitidas por la picadura de la garrapata, son muy frecuentes en los perros y pueden producir fiebre, dolor general, náuseas y fatiga.

Los perros no nos pueden transmitir directamente estas enfermedades, ni tampoco contagiárnoslas, en el caso de que la padezcan. Sin embargo tenemos que tener en cuenta que un perro no protegido puede ser el vehículo de entrada de estas pulgas y garrapatas en nuestro hogar, en nuestro jardín es decir en nuestro ambiente. Es necesario tener protegidas nuestras mascotas de la amenaza que suponen estos parásitos externos, tanto para su salud y como para la de nuestra familia.

pulgas-y-garrapatas-en-la-familia