Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

Practicar primeros auxilios a perros - No lo Dejes al Azar

PRIMEROS AUXILIOS EN PERROS

Primeros auxilios para perros

PRIMEROS AUXILIOS EN PERROS: Cómo socorrer a tu mascota en una situación de urgencia

¿Alguna vez has hecho algún curso de primeros auxilios? ¿Sabrías cómo ayudar a tu mascota si fuera necesario?

Es importante saber, no solo cómo poder ofrecerle a nuestro perro unos primeros auxilios si no también aprender cómo pueden reaccionar ante posibles situaciones que les provoquen dolor o malestar, para evitar que puedan hacernos daño, por lo que siempre que te acerques a un animal herido, hazlo de manera lenta y cuidadosa.

 

  1. COMPRUEBA SU RESPIRACIÓN

Para ello comprobar si respira o no fíjate en si su tórax se mueve o no. Si no percibes ningún movimiento, puedes usar la prueba del espejo para determinar su estado: consiste en sostener un espejo pequeño frente al hocico y la nariz del perro. Si no se humedece, coloca la oreja en la caja torácica de tu perro y escucha los latidos de su corazón. Si todavía hay una respuesta débil, comienza la respiración asistida de inmediato.

Primeros auxilios animales
Primeros auxilios mascotas

Para llevar a cabo la respiración asistida, lo primero es ver si tiene un cuerpo extraño en su boca. Abre la boca de tu perro e inspecciónala. La sangre o la comida podrían acumularse en la zona de la garganta y bloquear su respiración. Si es necesario, envuelve uno o dos dedos en un pañuelo e introdúcelos en su boca para eliminar la obstrucción. Cierra su boca y respira profundamente, pon tus labios contra la nariz de tu perro y exhala. Si se hace correctamente, verás su caja torácica expandiéndose. Repite este procedimiento seis veces por minuto. Importante: Si su corazón ya no está latiendo, comienza el masaje cardíaco de inmediato.

2.    MASAJE CARDÍACO

Si no encuentras el pulso o no sientes los latidos de su corazón, practícale un masaje cardíaco. Esto siempre se realiza junto con la respiración artificial, porque tu mascota también habrá dejado de respirar. Lo ideal es encontrar a alguien para que te ayude. Coloca a tu perro sobre una superficie firme (no un colchón). Acuéstalo sobre su lado derecho y determina la posición de su corazón, como se describe a continuación: arrodíllate entre sus patas delanteras y traseras y coloca el talón de tu mano izquierda varios centímetros detrás de su codo. Coloca su mano derecha en diagonal sobre la izquierda y bombea su caja torácica con movimientos cortos (aproximadamente una vez por segundo). Si te están ayudando, uno de vosotros puede realizar la respiración artificial a la vez mientras que el otro realiza el masaje cardiaco. La secuencia adecuada es 10 a 15 veces el masaje cardíaco, 2 a 3 veces la respiración. Si no hay nadie para ayudarte, asegúrate de que el cuello de tu perro está estirado, su boca abierta y su lengua hacia adelante. Si su corazón comienza a latir de nuevo, deberás observarlo de cerca. Incluso si su corazón late, puede permanecer inconsciente. Llévalo directamente al veterinario.

Primeros auxilios caninos
Primeros auxilios perros asfixia

Casos especiales en los que practicas primeros auxilios a tu mascota: RIESGO DE ASFIXIA

Si un cuerpo extraño está bloqueando la garganta de tu perro pero permanece consciente, debes retirar el objeto de sus vías respiratorias de inmediato. Si es un perro pequeño, puedes sostenerlo por las patas traseras y moverle la cabeza hacia adelante y hacia atrás hasta que se afloje la obstrucción. En el caso de un perro más grande, agárralo entre la caja torácica y el vientre y levántalo para que su cabeza cuelgue hacia abajo. Usando el propio peso del perro, déjalo caer, sin soltarlo por completo.

Los sonidos de sibilancia o asfixia no necesariamente indican que haya un cuerpo extraño en la garganta, también podría deberse a una reacción alérgica. Ante cualquier duda, acude a tu veterinario urgentemente.

1.     ¡AYUDA!, MI PERRO ESTÁ SANGRANDO

Las heridas más pequeñas generalmente dejan de sangrar por sí solas en cinco minutos debido a la coagulación. Si una herida no detiene el sangrado o si cubre un área muy grande, debes intentar detener el sangrado antes de llevar a tu perro al veterinario lo más rápido posible. ¿Alguna vez has aplicado un vendaje de presión? En realidad, el procedimiento no es tan diferente de los primeros auxilios humanos. Presiona una venda de gasa estéril sobre el área herida y, si es posible, envuélvela en su lugar con una venda elástica. No ejerzas demasiada presión para evitar cortar la circulación sanguínea.

Primeros auxilios perro envenedado
Primeros auxilios para perros envenenados

2.     ESTADO DE SHOCK

Cualquier animal que haya tenido un accidente puede sufrir un shock. A menudo no notamos los síntomas hasta mucho más tarde, cuando la situación se convierte en peligrosa. ¿Tu perro ha estado en una situación estresante que podría desencadenar en un shock? Estate atento a los siguientes síntomas: depresión, reacciones nulas o lentas, hiperventilación, latidos cardíacos rápidos o temperatura corporal baja (36 ° C es una temperatura muy baja para un perro y más de 40,5 ° C indica fiebre).

También puedes valorar el estado de tu perro a través de sus encías. Ejerce presión con un dedo sobre ellas y cuando lo sueltes, el área debería ponerse rosa en dos segundos. Si permanece blanco, debes asumir que tu perro está en estado de shock y hay que llevarlo al veterinario.

3.     ENVENENAMIENTO

Tu peor pesadilla: el armario de debajo del fregadero está abierto, los productos de limpieza están esparcidos por el suelo, y tu perro tiene dificultades para respirar. ¿Qué ha ingerido? Los productos químicos se pueden tragar, inhalar o absorber directamente a través de la piel. Los síntomas que pueden aparecer tras estar en contacto con sustancias tóxicas pueden ser: babeo excesivo, calambres y temblores, pupilas extremadamente pequeñas o dilatadas, vómitos o diarreas intensas y dificultad para respirar. Si es un caso obvio de envenenamiento, debes reaccionar rápidamente y llevarlo al veterinario.

Primeros auxilios para un perro
Primeros auxilios ahogamiento perro

4. AHOGAMIENTO EN EL AGUA

Los perros son generalmente muy acuáticos y les encanta nadar en el agua. Pero nadar puede ser peligroso si no puede salir del agua como por ejemplo en una piscina. Supongamos que el agua ya ha entrado en los pulmones de tu perro y ha perdido el conocimiento. Túmbalo y comienza a expulsarle el agua de sus pulmones. Haz esto levantándolo por las patas traseras y balanceando su cuerpo hacia adelante y hacia atrás durante al menos 15 a 30 segundos hasta que no salga más agua de su boca.

Para perros más grandes y pesados, realmente necesitarás que te echen una mano. Si no puedes encontrar a nadie que lo ayude, coloca la cabeza de tu perro de lado e intenta levantar sus caderas (si es posible, encuentra algo que pueda colocar debajo de ellas) para que su pecho cuelgue hacia abajo.

Ahora presiona tus manos suavemente sobre la caja torácica de tu perro y empuja hacia su garganta. Cuanto más altas sean las caderas, más efectivo será. Para estimular la circulación y prevenir la hipotermia, sécalo con una toalla y, si es posible, envuélvelo en una manta. Debido al riesgo de shock y una pérdida de conciencia, llévalo al veterinario lo más rápido posible.

5. BOTIQUÍN DE PRIMEROS AUXILIOS

 

Cuando cada segundo importa, ser precavido lo es todo. Las vacaciones no son el único momento en que necesitas tener un botiquín de emergencia preparado. ¿Qué debe contener tu kit de emergencia? Para posibles heridas, necesitarás gasas, vendas, algodón y esparadrapo. Según el tipo y la ubicación de la lesión, es útil tener un palo de madera listo para usar como

Salvar a tu perros con primeros auxilios