Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

¿Por qué mi perro se porta mal? - No lo dejes al azar

¿POR QUÉ MI PERRO SE PORTA MAL?

porque-mi-perro-se-porta-mal-nolodejesalazar

¿POR QUÉ MI PERRO SE PORTA MAL?

 

Son muchas las situaciones en las que el comportamiento de nuestros amigos peludos puede suponer un verdadero quebradero de cabeza.

Si tu perro se porta mal, debes ser capaz de mantener la calma y ser objetivo. Y antes de señalar como culpable a tu mascota, valora si es posible que tengas algo que ver con su conducta. A menudo, los propietarios somos los responsables de los comportamientos conflictivos de nuestras mascotas al no haber sabido adaptarles a nuestro entorno.

Ten en cuenta que ladrar, morder, correr o jugar forma parte de la naturaleza del perro; sea cual sea su raza, tamaño o edad. Estos son patrones de comportamiento que definen a nuestros perros y al mismo tiempo les diferencian de nosotros, los humanos.

Comportamientos conflictivos en el perro

 

  • Comportamientos higiénicos inadecuados. Es un error muy común esperar que, cuando un perro llega a nuestro hogar, éste aprenda automáticamente a hacer sus necesidades en el lugar y momento adecuados sin que nosotros le eduquemos al respecto. Cada persona es un mundo. Y lo mismo ocurre con el perro. Ten en cuenta que cada animal aprende a su ritmo, por lo que debemos ser pacientes y consistentes en su educación.  Utilizaremos siempre el refuerzo positivo, premiando sus aciertos y obviando los castigos. Raramente una mascota bien educada perderá sus maneras. Y si esto ocurriera, acudiremos al veterinario de inmediato; pues este cambio de conducta podría ser síntoma de alguna enfermedad latente.
porque-mi-perro-se-porta-mal
no-lo-dejes-al-azar-porque-mi-perro-se-porta-mal
  • Daños en mobiliario y enseres del hogar. Todo perro necesita entretenerse y el tuyo no es una excepción. Ten en cuenta que tú eres su juguete favorito y que su interés por el juego será siempre mayor cuando éste le permita interactuar contigo. Busca un momento al día para jugar con él, ¡seguro que te lo agradecerá! Para los momentos en los que no puedas estar con tu perro, debes proporcionarle juguetes que le estimulen y le mantengan entretenido. Los juguetes interactivos son la herramienta perfecta para tal fin; le hacen fijar su atención y le proporcionan el esparcimiento que necesita. Es fundamental que eduquemos a nuestras mascotas en el uso de juguetes y que les saquemos a pesar a diario. Así evitaremos que busquen entretenimiento mordisqueando cualquier objeto que se encuentren a su alcance.
  • Comportamientos hostiles con otros animales y/o personas. Habitualmente, las conductas hostiles se producen por qué nuestra mascota no está familiarizada con la situación a la que se enfrenta en un momento dado y no sabe cómo responder a ella. En estos casos, con el fin de evitar el contacto, nuestro amigo peludo reaccionar de una manera contundente. Si tu perro sigue un proceso de socialización que le permita conocer todo tipo de situaciones, animales y personas con las que a lo largo de su vida va a interaccionar, raramente tendrá problemas para relacionarse con su entorno.

Como ves, en muchas ocasiones los propietarios somos los responsables de que nuestros perros se porten mal. Siguiendo nuestros consejos y proporcionándole a tu amigo peludo una educación sólida podrás evitar muchos problemas de conducta.

#Nolodejesalazar y si, a pesar de tus esfuerzos no consigues ver mejoras, consúltalo a tu veterinario. Él te recomendará las mejores pautas y si es necesario, te pondrá en manos de un especialista.

mi-perro-se-porta-mal