Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

Parvovirus en el cachorro: ¿cómo prevenirlo? - No lo dejes al azar

PARVOVIRUS EN EL CACHORRO

Parvovirus en el Cachorro

EL PARVOVIRUS EN EL CACHORRO: QUÉ ES Y CÓMO SE TRATA

 

El parvovirus es una enfermedad vírica que afecta principalmente a cachorros provocándoles cuadros de diarrea hemorrágica maloliente y vómitos. Esta enfermedad  es muy contagiosa y  puede llegar a provocar la muerte si no se trata. Por este motivo, es fundamental que conozcas los síntomas del parvovirus en el cachorro, sus formas de transmisión, cómo tratarlo y cómo prevenir su aparición.

Te lo contamos todo a continuación.

Parvovirus en el Cachorro - No lo dejes al azar

1. ¿Qué es el parvovirus y cuáles son sus causas?

 

El parvovirus es una enfermedad infecciosa muy grave. Se detectó por primera vez en 1978 y su nombre procede del latín parvus, que significa “pequeño”, haciendo referencia al reducido tamaño del agente infeccioso que desencadena la enfermedad.  Este virus es capaz de producir la infección tras una incubación en el perro infectado de entre 5 y 10 días.

El parvovirus es un virus muy estable y muy resistente a los agentes físicos y químicos utilizados para la desinfección. Esto le proporciona una alta capacidad para permanecer en el entorno, pudiendo ser una importante fuente de infecciones durante aproximadamente dos años.

Aunque el parvovirus puede afectar a perros de cualquier edad, los casos más graves se dan habitualmente entre cachorros. Por otro lado, existen razas con mayor predisposición a padecer esta enfermedad. Es el caso de perros como el Pastor Alemán, el Rottweiler o el Yorkshire. Sin embargo, otras razas como el Cocker Spaniel han demostrado ser más resistentes al parvovirus.

2. Parvovirus en el cachorro: ¿cómo se transmite?

 

Un cachorro puede contraer el parvovirus entrando en contacto con las heces de un animal enfermo, ya sea vía oral o nasal.

Aunque esta es la principal vía de transmisión, cualquier cachorro puede contraer el parvovirus si entra en contacto con elementos contaminados como jaulas, comederos u otros accesorios.

Asimismo, debemos tener en cuenta una serie de factores que multiplican exponencialmente el riesgo de contraer la enfermedad:

  • Las enfermedades parasitarias
  • La concentración de un número elevado de animales en un mismo espacio: criaderos, entidades protectoras, zonas de ocio, etc.
  • Alimentación inadecuada
  • Estrés
Parvovirus en El Cachorro
¿Y cómo actúa el parvovirus? Una vez que el virus entra en el organismo del cachorro, su primer punto de destino son las estructuras linfoides (como los ganglios). Ahí es donde el virus se multiplica y desde donde se dirige hacia sus puntos diana diseminándose por todo el organismo a través del torrente circulatorio hasta llegar a las células digestivas, las que más le interesan. Síntomas del parvovirus en el cachorro Según la forma en la que se presente la enfermedad, el animal afectado podrá presentar unos síntomas u otros. Veamos en detalle las principales formas de presentación de esta enfermedad:

¿Y cómo actúa el parvovirus? Una vez que el virus entra en el organismo del cachorro, su primer punto de destino son las estructuras linfoides (como los ganglios). Ahí es donde el virus se multiplica y desde donde se dirige hacia sus puntos diana diseminándose por todo el organismo a través del torrente circulatorio hasta llegar a las células digestivas, las que más le interesan.

 

3. Síntomas del parvovirus

 

Según la forma en la que se presente la enfermedad, el animal afectado podrá presentar unos síntomas u otros.  Veamos en detalle las principales formas de presentación de esta enfermedad:

  • Forma generalizada: en estos casos, el principal síntoma es la hipotermia. Este es el escenario más complejo de controlar, pues suele afectar a todos los cachorros de una misma camada, produciéndoles la muerte.
  • Forma cardiaca: además de la bajada de temperatura corporal, el cachorro puede presentar mucosas pálidas o azuladas (cianóticas) y problemas en el corazón (taquicardias), respiratorios (taquipnea), convulsiones y finalmente la muerte. Aunque en estos casos algunos cachorros puedan superar de manera transitoria la crisis inicial, pueden terminar muriendo días, semanas, o incluso meses más tarde.
  • Forma gastrointestinal: el animal presenta fiebre, falta de apetito, mucha sed, vómitos y diarreas (con y sin sangre). En estos casos, el pronóstico es favorable siempre y cuando se aplique un tratamiento adecuado con la aparición de los primeros síntomas.

En caso de detectar cualquiera de los síntomas descritos, es imprescindible que acudas cuanto antes al veterinario para que confirme el diagnóstico de la enfermedad realizando las analíticas pertinentes al cachorro.

Parvovirus en el Cachorro
El Parvovirus en el Cachorro

4. Tratamiento del parvovirus en el cachorro

 

Debemos recordar que el parvovirus es una infección vírica y que por lo tanto no existe un tratamiento específico para erradicarlo. El tratamiento prescrito por el veterinario será siempre sintomático e irá encaminado a combatir los síntomas de la enfermedad y a fortalecer las defensas del cachorro.

Algunos de estos cuidados pasan por la administración de suero para paliar la deshidratación derivada de las diarreas y los vómitos o la toma de antibióticos para controlar posibles infecciones secundarias.

5. ¿Cómo prevenir el parvovirus en el cachorro?

 

La vacuna contra el parvovirus es la principal vía de prevención de la enfermedad. Pide consejo a tu veterinario y sigue al pie de la letra las pautas que te indique.

Además de vacunarle, debes tener en cuenta las siguientes precauciones que te ayudarán a evitar que tu cachorro contraiga la enfermedad:

  • Alimentación. Recuerda la importancia de proporcionarle a tu cachorro una dieta equilibrada. De esta manera, estarás reforzando sus defensas y le harás menos vulnerable a esta y otras enfermedades.
  • Higiene. Sigue unas pautas de higiene adecuadas (cepillado del pelaje y baño) y limpia con productos desinfectantes el entorno y objetos de tu mascota: cama, bebedero, comedero, juguetes, etc.
  • Mantén a tu cachorro protegido frente a pulgas y garrapatas todo el año.
  • Limita el contacto del cachorro con otros perros hasta que esté completamente vacunado.

Recuerda, mantener sana a tu mascota es saludable para ti y tu familia.

5 Maneras de prevenir el Parvovirus en el Cachorro