Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

La Otitis en el Perro - No lo dejes al azar

LA OTITIS EN EL PERRO

otitis-en-el-perro

LA OTITIS EN EL PERRO

 

 

La otitis canina es una de las patologías más habituales en nuestros amigos peludos y se caracteriza por la inflamación del oído generalmente causada por una infección.

Para poder proporcionarle a nuestro can la ayuda que necesita, debemos ser capaces de interpretar los síntomas más habituales de esta patología:

Síntomas de la otitis canina

 

La otitis canina se puede manifestar a través de uno o varios de los siguientes síntomas:

  • Sacudidas de cabeza.
  • Rascado de las orejas.
  • Mal olor auricular.
  • Secreciones auriculares.
  • Enrojecimiento de la cara interna del pabellón auricular.

Si detectas cualquiera de estas señales, lo primero que debes hacer es acudir al veterinario. Uno de los mayores problemas de las otitis en el perro puede derivar de la mala gestión por parte de los propietarios que, a menudo con la mejor de sus intenciones, administran fármacos a sus mascotas sin prescripción previa del veterinario, o bien, no dan la importancia suficiente al problema.

nolodejesalazar-otitis-en-el-perro
otitis-en-el-perro-nolodejesalazar

Seamos responsables y en caso de duda consultemos siempre al veterinario. Un tratamiento sin valoración previa por parte de un profesional médico puede convertir una otitis simple en una otitis crónica que acompañe durante toda la vida a tu perro.

 

Causas de la otitis en el perro

 

Elaborar un listado que contemple todas y cada una las causas que pueden conducir al perro a padecer de otitis puede ser tarea complicada. No obstante, entre las razones más habituales, encontramos:

  • Líquidos y cuerpos extraños. Es muy habitual que, después de bañar a nuestro amigo peludo, el agua residual sea la causa desencadenante de una otitis. Igualmente, la entrada de espigas en el conducto auditivo es uno de los principales causantes de las otitis en el perro.
  • Los microorganismos cómo las bacterias, los hongos o los parásitos pueden colonizar diversas estructuras del oído de nuestro amigo peludo y provocarle otitis de diversa gravedad. El ataque de estos microorganismos suele producirse tras una bajada de defensas del animal que permite la entrada de ciertos agentes patológicos en territorios diversos como el oído.
  • Higiene. La falta o inadecuada higiene en el oído del perro permite un caldo de cultivo perfecto para la colonización de los agentes que hemos citado anteriormente. Debemos controlar la producción natural de cera en el oído de nuestros mejores amigos y retirarla de forma habitual siempre siguiendo las pautas del veterinario, quien tendrá en cuenta aspectos como las características anatómicas y estilo de vida del perro. Obviamente, un cocker que habitualmente salga al campo con sus características grandes orejas caídas, no precisará la misma rutina de higiene que pequeño chihuahua de apartamento. El producto a utilizar será fundamental para mantener una correcta higiene del oído. Utilizaremos siempre productos prescritos por el veterinario para ese caso concreto. El uso de productos de limpieza auricular sin previa prescripción puede conducir a los mismos o más problemas que una falta de higiene.
otitis-canina
otitis-en-el-perro-no-lo-dejes-al-azar
  • Enfermedades orgánicas. En algunos casos, la otitis en el perro surge como consecuencia de un problema general de nuestra mascota. Son muchos los perros que pueden presentar otitis como reflejo de una alergia, por ejemplo. En estos casos, la otitis sería una presentación más del problema alérgico y la solución pasaría principalmente por el control de la alergia en cuestión.

Tratamiento de la otitis canina

 

Una vez identificadas las causas, seguiremos al pie de la letra el tratamiento recomendado por el veterinario.

Ten en cuenta que la aplicación de tratamientos locales (en el oído) con pomadas o gotas suele ser complicada dada la molestia del animal por el dolor y por su poca disposición, en general, a que manipulemos sus pabellones auriculares.

Es fundamental que el tratamiento de la otitis en el perro sea aplicado de la forma recomendada; si no seguimos las pautas adecuadas, nos arriesgamos a que la enfermedad no desaparezca y se prolongue en el tiempo.  En este sentido, si no somos capaces de aplicar debidamente el tratamiento, acudiremos al veterinario para que sea él quien trate a nuestro amigo peludo hasta que esté curado. De esta forma, nos aseguraremos de que nuestro mejor amigo está recibiendo el tratamiento que necesita.

Recuerda que está en tus manos mantener a tu mascota protegida. Un correcto estado sanitario del animal y una rutina de higiene acorde a las necesidades de tu perro conseguirán prevenir la mayoría de las otitis.

no-lo-dejes-al-azar-otitis-en-el-perro