Diversión para gatos

LAS MEJORES MOCHILAS PARA VIAJAR CON TU GATO

Viajar y hacer actividades fuera de casa es muy divertido, pero, como amantes de los gatos, a veces nos hace falta la compañía de nuestro mejor amigo. Afortunadamente, las mochilas para gatos son una manera fácil y segura de llevar a nuestro minino a todas partes.  

Por supuesto al elegir una mochila hay que tener varios detalles en cuenta y escoger la que más se adapte a vuestras necesidades. 

 
Continúa leyendo y encontrarás los puntos esenciales y algunos consejos para que le saques partido a tu mochila para gatos
 

Características a tener en cuenta en una mochila para transportar gatos 

Seremos sinceros, existen infinidad de mochilas para gatos a elegir. Entre los diferentes tipos y calidades  puede hacer difícil elegir la más adecuada. Así pues, te recomendamos invertir en una mochila de calidad y que se adapte a tu gato, a las actividades que realicéis y a tus propios requeriminetos. 

Seguridad 

 
Una mochila para llevar gatos debe proteger, antes que cualquier otra cosa, su seguridad y bienestar. El peligro más grande en el momento de usar este tipo de mochilas es que tu gato se pueda escapar. Esto puede significar un gran riesgo. Por eso, la mochila que elijas debe tener cierres de gran calidad y las costuras deben estar reforzadas. Las mejores diseñadas tienen un seguro en las correas de los cierres, lo cual evita posibles escapadas. 

Existen algunas mochilas que no están completamente cerradas, sino que tienen un agujero por el cual tu gato puede sacar la cabeza y que, a priori, se ajusta para impedir que escape. Sin embargo, no te las recomendamos, ya que los gatos son capaces de escabullirse por aperturas bastante pequeñas. 

 
Las mochilas mejor diseñadas cuentan también con un enganche para una correa, de modo que si, en un momento de distracción, tu gato llegase a salir de la mochila, no logrará escapar o huir a un lugar de peligro. 

 
Ventilación 

Por comodidad para tu gato y su seguridad, es importante que la mochila que elijas tenga suficiente ventilación. En el mercado hay dos tipos de mochila principalmente: la mochila para gatos con ventana (o burbuja) y la de malla. El segundo tipo es más fresco aunque es menos duradero y no permite tanta visibilidad. 

Debes evitar mochilas con muy poca o sin ventilación. Además, las mochilas que no tienen una buena estructura y se hunden no son aptas para gatos, pues el aire no circula correctamente en su interior, aunque, a primera impresión, parezcan estar muy ventiladas. Desafortunadamente, encontrarás muchos diseños que no cumplen con estos requisitos. Por ejemplo, una mochila para gatos transparente, pero que en vez de una burbuja sólida de policarbonato tenga un lado de plástico flexible, no es apropiada pues estos materiales no ventilan bien y acumulan demasiado calor. 

Comodidad 

La mayoría de los gatos pesan entre 5 y 6 kg. Esto puede parecer poco, pero es suficiente para causarte incomodidad después de un tiempo cargando el peso. Así pues, la mochila que elijas debe tener correas anchas y ajustables, de modo que el peso se distribuya en tus hombros. Para viajes largos, como los paseos por la montaña, lo mejor es optar por una mochila con una correa de cintura. Asimismo, si eres de talla pequeña, deberías considerar estos modelos también para la ciudad, pues experimentarás una mejor distribución del peso y menos fatiga. 

 
La superficie que entra en contacto con tus hombros y tu espalda debe estar acolchada y bien ventilada, de lo contrario sudarás en todos los puntos de contacto, y te resultará sumamente incómodo. 

 
Durabilidad 

 
La calidad de los materiales es lo que más afecta la durabilidad de una mochila para llevar gatos. Los materiales deben ser resistentes a los arañazos, las costuras deben estar reforzadas y los cierres deben ser de la mayor calidad posible.

 
También debes considerar el carácter de tu gato. Un gato que rasca mucho dentro de su mochila podría desgastar una malla rápidamente; en este caso sería mejor optar por una mochila con ventana

 
Ten en cuenta la facilidad de limpieza, especialmente del interior. Las más fáciles de limpiar y también las más durables y resistentes son las mochilas para gatos con ventana, pues suelen estar fabricadas con policarbonato de alta resistencia, además de que su estructura rígida permite una buena ventilación.

 
Tamaño de la mochila para gatos 

 
Tu gato debe poder ponerse de pie y darse la vuelta dentro de la mochila. Es muy importante que tu gato no exceda el peso que se indica en las especificaciones del fabricante. 
 

Muchos diseños de mochila para gatos tienen compartimentos para llevar comida, agua y otros accesorios; esto puede parecer un beneficio pero considera que esto incrementa su peso y le resta espacio a tu minino. 
 

Cómo acostumbrar a tu gato a viajar en mochila 

Viajar con tu gato en mochila puede ser una gran experiencia para ambos. Sin embargo, algunos gatos no se suelen adaptar tan fácilmente a un espacio reducido. Por ello, debes acostumbrar a tu gato paulatinamente. 

 
Un buen consejo es que dejes la mochila abierta en casa con unas cuantas golosinas para gatos dentro. Con un poco de suerte, tu gato se apropiará del espacio como si fuera uno de sus refugios favoritos. Siempre procura que estar dentro de la mochila sea una experiencia muy agradable para tu gato, dándole golosinas o incluso un poco de hierba gatera (nébena o catnip). 

 
Los primeros viajes que hagas con tu gato en mochila deben ser cortos. Si en algún momento tu gato se pone nervioso e intenta escapar, significa que has excedido su capacidad. Si puedes hacerlo con seguridad, permítele salir de la mochila y, poco a poco, acostúmbralo de nuevo, incrementando la duración del viaje paulatinamente. 

 
¡Cuidado con el calor! 

 
La temperatura dentro de la mochila puede ser mayor a la que experimentas fuera. Ten mucho cuidado, especialmente en verano, si viajas con tu gato en mochila. Durante los viajes largos la montaña o el campo, revisa regularmente que el interior de la mochila no esté muy caliente, que tu gato beba agua y que se encuentre cómodo. Jadeo y debilidad pueden ser signos de un gato deshidratado. 

 
Es evidente decirlo pero, ¡nunca dejes la mochila en el sol con tu gato dentro! ¡Tampoco dejes la mochila con tu gato en un vehículo! 

 
Protege a tu gato viajero 

 
Una mochila para gatos abre un mundo de posibilidades para ti y tu mejor amigo. Conforme tu gato vaya adquiriendo confianza, podréis cada vez desenvolveros mejor fuera de casa. Es probable que tu gato aprenda a andar con correa y que, en consecuencia, le permitas salir por breves periodos a tomar agua. ¡Esto es genial! No obstante, sacar a tu gato de casa también conlleva un mayor riesgo de enfermedades como la leucemia felina y de parásitos como pulgas y garrapatas. Por este motivo, debes consultar con tu veterinario si es adecuado ajustar el calendario de vacunación y desparasitación de tu gato. #NoLoDejesAlAzar. 

Artículos relacionados

  • LOS MEJORES GATOS PEQUEÑOS PARA UN PISO EN LA CIUDAD
    ¿Cuentas con un espacio reducido y estás buscando un gato pequeño para hacerte compañía? Aquí te decimos cómo elegir al minino perfecto.
  • GATOS SIN PELO: CUIDADOS
    Si estás pensando en dar la bienvenida a un gato sin pelo en tu hogar, aquí encontrarás lo más importante sobre su cuidado.
  • RAZAS DE GATO: GATO BENGALÍ
    El gato bengalí se distingue por su tamaño, su carácter activo, alegre y valeroso, así como por su pelaje con las rosetas típicas del leopardo.