Los cuidados en invierno

¿LOS PERROS NECESITAN ROPA? VERDAD O MITO



Con la llegada del frío, es evidente que todos necesitamos estar más abrigados y recurrimos a diferentes tipos de ropa o
complementos que cubra esa necesidad. Y si nosotros tenemos esa sensación de bajada de las temperaturas, es de suponer que también nuestros perros la tendrán, por lo que podemos pensar que debemos abrigarlos para salir a la calle. Pero, ¿qué hay de cierto en esto? ¿Debo abrigar a mi perro?

La respuesta más simple es que no, los perros, por lo general, no necesitan abrigarse durante el otoño o invierno, pero vamos a descubrir un poco más.

Lo primero que tenemos que saber es que el perro no mantiene su temperatura del mismo modo que el ser humano. Si nosotros tenemos frío, es probable que nuestro perro no. Las personas, por lo general, empiezan a tener sensación de frío alrededor de los 10 °C. ¿A qué temperatura los perros sienten frío?


Depende, en gran medida, de su pelaje. Por ejemplo, ¡un Husky comienza a sentir frío por debajo de los 0 °C! mientras que un
Xoloitzcuintle, al no tener pelo, por el contrario, comenzará a sentirlo con temperaturas inferiores a 15 °C.

Los perros tienen un pelaje que los protege de las inclemencias del tiempo. El pelaje varía entre razas, aunque, por lo general, se compone de dos capas: una lanilla que tiene una función aislante y una capa externa (o secundaria) con pelo más duro y largo que, debido a la grasa que la recubre, actúa de “impermeable”.


Esta capa variará mucho también de unas razas a otras. Los Husky por ejemplo toleran bajas temperaturas, precisamente porque tienen una lanilla muy densa.


¿Los perros pasan frío? Aunque los perros son más susceptibles a las altas temperaturas que a las bajas, nunca debemos descuidarnos.


Cómo se protegen del frío los perros

Algunos perros carecen de esa lanilla que comentábamos o tienen muy poca, o por el contrario, su capa externa es de pelo muy corto y fino. Tal es el caso del Bóxer, los perros tipo Pincher, y otros como
Galgos y Lebreles. El frío puede afectar a estos perros más fácilmente y en este caso sí se podría recurrir a alguna prenda de
abrigo si las temperaturas son muy bajas.

Además, los perros pequeños pierden calor mucho más rápido que los grandes y el frío les afecta mucho más. Si además de ser
pequeños su pelaje es fino y sin lanilla, como le ocurre al Chihuahua, definitivamente es necesario tenerlo en cuenta a la hora de buscarles algún abrigo. Lo mismo se puede decir de los cachorros,
los perros geriátricos o los que padezcan alguna enfermedad crónica.


Otros factores a considerar

Te preguntarás: ¿cómo saber si mi perro tiene frío? Pues bien, las señales de que los perros tienen frío suelen ser por un lado, la búsqueda de refugio, y, en casos más extremos, tiritones o temblores. Esto no hay que confundirlo con otras situaciones que puedan dar lugar a esta sintomatología como estrés o miedo.
Los perros bien adaptados a su entorno mudan su pelo en otoño y se preparan para el invierno, y además aumentan su metabolismo.
Si viajas con tu perro a un lugar muy frío al que no esté acostumbrado es una buena idea protegerlo con un abrigo y, si hay
nieve, con botas protectoras, así como seguir los consejos que te proporcione tu veterinario.


Encontrarás muchos abrigos para perros pequeños y grandes. Al
elegir uno, debes asegurarte que no le impida hacer sus
necesidades, que se pueda mover con facilidad, que no le haga
rozaduras y que sea de la talla correcta. Elige un material fácil de
lavar y, a ser posible, no dejes a tu perro con su abrigo sin tu
supervisión. Por lo general, a los perros no les gusta ir vestidos, así
que acostumbra a tu mejor amigo poco a poco y pronto aprenderá a
ir abrigado.

Si crees que tu perro pasa más frío de lo normal, acude a tu
veterinario, algunas afecciones como el síndrome de Cushing le
impiden al perro regular bien su temperatura. Asimismo, no olvides
que durante el otoño y el invierno, aunque bajen las temperaturas,
debes seguir pendiente de ciertos cuidados como la desparasitación
externa e interna, la vacunación y el control de determinadas
enfermedades. #NoLoDejesAlAzar.

[1] Sugano, Y. (1981). Seasonal changes in heat balance of dogs acclimatized to outdoor climate. The Japanese Journal of Physiology, 31(4), 465–475. https://doi.org/10.2170/jjphysiol.31.465
[2] Jordan, M., Bauer, A. E., Stella, J. L. y Crone, C. (2016). Temperature Requirements for Dogs. Center for Animal Welfare Science. Purdue University. https://www.extension.purdue.edu/extmedia/VA/VA-16-W.pdf

Artículos relacionados

  • LAS RAZAS DE PERROS PEQUEÑOS MÁS COMUNES
    Existen razas de perros pequeños desde tiempos inmemoriales y los hay para todos los gustos y todos los estilos de vida. Así que, si estás pensando en adoptar o recibir uno en casa, sigue leyendo
  • CUIDADOS DEL PERRO TECKEL
    Los Perros Teckel o Dachshund, (también llamados popularmente Salchicha), son unas de las razas de perros más populares en el mundo. Gracias a sus patas cortas y su cuerpo alargado, tienen un aspecto singular y encantador.
  • RAZAS DE PERROS: EL GALGO
    Los galgos son perros de aspecto esbelto y alargado que se usan desde tiempos inmemoriales para cazar liebres, conejos y otras piezas de caza menor, por lo que también se les conoce como lebreles.