Salud y bienestar

LEUCEMIA FELINA: SÍNTOMAS Y PREVENCIÓN

Leucemia Felina Síntomas

La leucemia felina es una enfermedad vírica que afecta no solo al gato doméstico, sino también a algunos felinos silvestres, entre ellos el lince ibérico. La leucemia felina está causada por un retrovirus y se manifiesta de muchas maneras: desde anemia hasta tumores. Se trata de una enfermedad grave y compleja que, a pesar de todo, se puede prevenir.


Continúa leyendo y descubre qué puedes hacer para proteger a tu gato.

¿Cómo se transmite el virus de la leucemia felina?


El modo de transmisión de la leucemia felina ocurre, principalmente, a través del contacto directo. El virus se puede encontrar en la saliva, moco, orina, heces y leche de animales infectados. Por ello, el contagio suele ocurrir durante el juego, el acicalamiento mutuo, las peleas, la lactancia y la gestación.1


Platos, bebederos y areneros compartidos también pueden jugar un papel en la transmisión, aunque no tan importante como el contacto directo, ya que el virus se inactiva pronto en el ambiente.

Leucemia Felina veterinario
Leucemia Felina

¿Cuáles son los síntomas de la leucemia felina?


La mayor a de los gatos se infectan cuando el virus entra en contacto con su boca o nariz. En las etapas iniciales, el sistema inmune del gato puede ser capaz de eliminar el virus, pero si esto no sucede, llegará hasta médula ósea y el gato permanecerá infectado el resto de su vida. A partir de este momento la esperanza de vida puede ser de entre 6 meses a tres años.2

Los gatos infectados desarrollan anemia, por lo que presentan debilidad y sus encías se ven pálidas. Además, el virus provoca inmunodeficiencia, por lo que aparecen diversas infecciones secundarias que causan fiebre, diarreas, tos, pelaje opaco y aspero, enfermedad.

Finalmente, el virus de la leucemia felina es capaz de causar tumores, los cuales pueden provocar toda una serie de síntomas que van desde la incontinencia hasta la ceguera.


¿Existe un tratamiento para la leucemia felina?


Desafortunadamente, no existe un tratamiento para la leucemia felina, por lo que la prevención es fundamental. Un vez el gato ha sido infectado, el veterinario le proporcionará los cuidados que necesita para mantener su calidad de vida y manejar los síntomas o evolución de la infección como la inmunosupresión, la anemia o los tumores.3

Leucemia Felina
Leucemia Felina

Los individuos más susceptibles al virus son los gatos menores de 2 años. Esto no quiere decir que haya que bajar la guardia con los mayores, aunque en menor medida, también pueden infectarse y enfermar.

¿Cómo puedo prevenir la leucemia felina?


La vacunación frente al virus de la leucemia felina es la mejor estrategia para prevenir y controlar esta enfermedad. Los gatos que salen de casa están en mayor riesgo pero siempre es recomendable protegerlos a todos, salgan o no de casa, el veterinario, en función del riesgo y estilo de vida de nuestro gato, decidirá la mejor pauta de vacunación frente a esta enfermedad.4

¿Cómo puedo saber si mi gato tiene leucemia felina?


Tu veterinario puede hacer una prueba rápida en la consulta (ELISA). Si un gato sale positivo, se debe solicitar una prueba más específica:
la inmunofluorescencia (IF).


Lo más importante que puedes hacer para proteger a tu gato frente a esta grave enfermedad es vacunarle y limitar su contacto con gatos de la calle o ajenos. Si decides adoptar a un gato, es crucial realizar pruebas para determinar si es positivo al virus.


Tratándose de leucemia felina #NoLoDejesAlAzar!

veterinario Leucemia Felina

1- Meli, M. L., Cattori, V., Martínez, F., López, G., Vargas, A., Simón, M. A., Zorrila, I., Muñóz, A.,
Palomares, F., López-Bao J. V., Pastor, J., Tandon, R., Willi, B., Hofmann-Lehmann, R. y Lutz, H.
(2009). Feline leukemia virus and other pathogens as important threats to the survival
of the critically endangered Iberian lynx (Lynx pardinus). PLoS One, 4(3), e4744.
https://doi.org/10.1371/journal.pone.0004744
2- Millán, J. y Rodríguez, A. (2009). A serological survey of common feline pathogens
in free-living European wildcats (Felis silvestris) in central Spain. European Journal of Wildlife
Research, 55(3), 285-291. https://doi.org/10.1007/s10344-008-0246-z
3- Day, M. J., Horzinek, M. C., Schultz, R. D. y Squires, R. A. (Enero de 2016). WSAVA
Guidelines for the Vaccination of Dogs and Cats. Journal of Small Animal Practice, 57.
https://wsava.org/wp-content/uploads/2020/01/WSAVA-Vaccination-Guidelines-2015.pdf
4- Cornell Feline Health Center. (Mayo de 2016). Feline Leukemia Virus. Cornell University College
of Veterinary Medicine. https://www.vet.cornell.edu/departments-centers-and-institutes/cornell
feline-health-center/health-information/feline-health-topics/feline-leukemia-virus
Copyright© 2021 MSD Animal Health, a subsidiary of Merck&Co. Todos los derechos reservados.

Artículos relacionados

  • ¿RESPONDE TU GATO CUANDO LE LLAMAS?
    La emoción te invade cuando decides tener un gatito en casa, pero antes de que éste llegue a tu hogar, deberías haber decidido el nombre. Después de descartar los nombres habituales como «Garfield» o «Simba»
  • TENER UN GATO EN CASA, QUÉ SUPONE
    Si trabajas a media jornada, podrás dedicarle a tu gato el tiempo necesario para que no se sienta solo y tenga contacto social. Además, si tienes jardín, tu gato tenderá a ser más solitario y se las apañará mejor solo.
  • PELIGROS DOMÉSTICOS PARA LOS GATOS
    Vivir con un gato a veces puede ser como vivir con un niño pequeño, son igual de curiosos y quieren explorar cada elemento de la casa y cada mueble. No hay quién vigile sus aventuras