Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

Leishmania en perros: Diagnóstico, síntomas y tratamiento #nolodejesalazar

¿QUÉ ES LA LEISHMANIA?

leishmaniosis perros

¿QUÉ ES LA LEISHMANIA?

 

La leishmania, es una enfermedad infecciosa parasitaria que comparten personas y algunos animales y por ello cumple con la definición de Zoonosis.

Esta patología se debe a un protozoo flagelado (organismo unicelular con flagelo o cola) del género Leishmania, que puede afectar a los vertebrados con la genuina, única e imprescindible ayuda de la picadura de un mosquito: el Phlebotomus.

Para ser más exactos diremos que son las hembras de este insecto las únicas responsables de la transmisión de la enfermedad, ya que se alimentan de sangre.  Esta curiosa característica alimentaria facilita la transmisión del parásito desde un animal enfermo a un animal sano.

Para que la enfermedad se difunda de un animal a otro, necesitamos la presencia de los siguientes protagonistas:

  1. Un perro enfermo. Un animal que, aún sin presentar síntomas de enfermedad, alberga en su interior formas parasitarias de Leishmania. Éstas son capaces de infectar a otro perro en caso de ser transmitidas por la hembra de Phlebotomus.
  2. Perros sanos. Cualquier perro puede ser afectado por la picadura de un mosquito portador de formas parasitarias de Leishmania.
  3. Un mosquito (hembra de Phlebotomus). Un sólo mosquito cargado de formas infectantes de Leishmania es más que suficiente para que un animal sano deje de serlo. Esta es una de las razones de la difícil prevención de esta enfermedad.
  4. Parásitos. Estos pequeños y oportunistas seres necesitan de un vehículo especial para viajar entre perros enfermos y sanos. Un mosquito, durante su viaje, se va transformando para alcanzar su forma definitiva antes del desembarco en el animal sano. Esta singular transformación la realiza dentro del organismo de la hembra del Phlebotomus.
leishmaniasis
leishmaniasis en perros

Para prevenir la picadura del mosquito existen algunos fármacos de demostrada y repelente acción contra las hembras de flebotomus y sus indeseables picaduras. Por ejemplo: existen mallas antimosquitos, la posibilidad de restringir los paseos nocturnos en épocas de alto riesgo… Y en el caso de nuestros perros, se recomienda la utilización de los fármacos preventivos existentes, ya que aunque no alcancen la prevención total, disminuyen en cierto grado (cada vez más) la posibilidad de transmisión de la enfermedad.

También debemos recomendar que los animales no duerman en el exterior en las épocas de calor, que protejamos el interior del hogar con las ya citadas mosquiteras y que intentemos evitar la nocturnidad y alevosía de la hembra de Phlebotomus en nuestros paseos. Ante cualquier duda, consulta #nolodejesalazar y a tu veterinario.

Descubre más sobre la leishmaniosis aquí.