Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

La rabia en perros - No lo dejes al azar

LA RABIA EN PERROS

rabia-en-perros

LA RABIA EN PERROS

 

La rabia canina es una enfermedad zoonótica infecciosa que puede afectar a todas las especies de animales de sangre caliente, siendo los perros los más vulnerables a su padecimiento.

 

Causas de la rabia en perros

El agente que contagia la rabia es un virus de la familia Rhabdoviridae, que ataca al sistema nervioso central. A pesar de que el perro es el principal  portador de la rabia, cualquier animal de sangre caliente puede contraer la infección.  Asimismo, los humanos también pueden contagiarse de la rabia si reciben la mordedura de un animal infectado o si una herida entra en contacto con la saliva de un animal infectado.

¿Cuáles son los síntomas de la rabia en perros?

 

Un perro infectado de rabia presenta habitualmente tres fases en el desarrollo de la enfermedad:

 

  • Período prodrómico: en esta fase podemos apreciar cambios en el comportamiento habitual de nuestras mascotas. Nuestro amigo peludo puede  presentar comportamientos de nerviosismo y ansiedad. Asimismo, en el periodo prodrómico también se pueden presentar fases de elevación de la temperatura (fiebre). Al tratarse de una enfermedad que se transmite a través de la saliva o de un mordisco de un animal infectado a otro sano, en este periodo también se aprecia una zona clara y marcada de inflamación alrededor del mordisco.
nolodejesalazar-rabia-en-perros
no-lo-dejes-al-azar-rabia-en-perros
  • Período de excitación. Durante este período, el animal presenta una reacción muy exagerada a los estímulos externos, incluso a los estímulos habituales. El perro no siempre mostrará una conducta agresiva y furiosa, pero en caso de presentarse, tendrá lugar siempre en el período de excitación. Este comportamiento agresivo se manifestará con ataques a otros seres vivos, animales y/o personas. Cuando un animal llega a esta fase, el daño generado en el sistema nervioso es irreversible.
  • Periodo “mudo”. Esta etapa puede producirse después de la primera o de la segunda fase, aunque no siempre tienen por qué darse las tres fases. En el periodo mudo, los músculos de la cabeza del perro se paralizan, afectando en muchas ocasiones a los músculos de la mandíbula. Como consecuencia, el animal tiene la boca abierta continuamente. Cuando la parálisis afecta al diafragma, el animal no es capaz de respirar y se produce la muerte del mismo. Durante el período mudo, se produce una parálisis progresiva que culmina con la muerte del animal.

Prevención de la rabia en perros

Hoy en día, podemos afirmar que en España no existen casos de rabia canina. Esto se debe a las campañas preventivas de vacunación, que han conseguido mantener a nuestros animales protegidos frente a esta enfermedad tan grave y compleja.

Para conseguir que la rabia no afecte a ningún ser vivo de sangre caliente, y en lo que refiere al cuidado de nuestros amigos peludos, debemos realizar la vacunación anual contra la rabia, sea o no sea obligatorio en la Comunidad Autónoma en la que residimos. Recuerda que la rabia es una enfermedad potencialmente mortal no solo para nuestras mascotas, sino también para los humanos. Además, no olvides que para viajar al extranjero es necesario que nuestro perro tenga su vacuna de la rabia al día y que ésta debe estar reflejada en su pasaporte reglamentario.

#Nolodejesalazar y en caso de duda, consulta a tu veterinario.

rabia-en-perros-no-lo-dejes-al-azar