NUTRICIÓN

LA OBESIDAD EN PERROS

La obesidad es un problema que afecta, no solo a las personas, si
no también a nuestras mascotas. Unos buenos hábitos de
alimentación y ejercicio pueden prevenir muchos problemas de
salud derivados de ella. En este artículo os hablamos de la
obesidad en perros, sus consecuencias y cómo prevenirla.

La obesidad en el perro es un problema cada vez más frecuente.
Ésta puede deberse a un exceso de comida o por alimentar a
nuestra mascota con productos inadecuados, unido a otros factores,
como el sedentarismo.

Obesidad en perros

Algunos de los trastornos más evidentes en un perro que sufre obesidad son la apatía, la falta de agilidad y patologías musculo-
esqueléticas. De éstas últimas destacan la artrosis, la artritis o la predisposición a roturas óseas. Además, el sobrepeso en mascotas
puede ocasionar otros problemas de salud graves. Por ejemplo,
dificultades cardio-pulmonares, estreñimiento, o problemas
reproductores. También pueden presentarse problemas de piel o
visuales. Otra consecuencia puede ser la dificultad para recuperarse
de determinadas cirugías.

Prevención

Lo más habitual a la hora de que un perro se convierta en obeso
suele ser el libre acceso a la comida, los premios en formato snack
de manera indiscriminada y el acceso a restos de comida como extra
a su alimentación diaria. Por este motivo, su familia cobra especial
relevancia. Hay mascotas muy demandantes y puede ser frecuente
que nos miren con cara de pena cuando estamos comiendo y no
podamos evitar ofrecerles algo de nuestra comida. Esto es muy
peligroso, ya que muchos de los alimentos que nosotros comemos
son perjudiciales para él. Aunque las mascotas forman parte de
nuestra familia, es recomendable que no coman lo mismo que
nosotros.

Si a estos factores le unimos la falta de ejercicio físico, la obesidad es
el resultado. Muchos perros obesos son muy sedentarios y no
realizan el ejercicio físico que necesitan para su edad y raza.

.

Detección

Para llevar un control del peso de tu perro, lo ideal es llevarlo a las
revisiones periódicas con su veterinario. Éste será quien nos
orientará y nos dirá si el peso es el adecuado y cuál es su estado
de salud. La obesidad canina es un problema grave que repercute
también en su bienestar. ¡Recuerda que un perro saludable es un
perro feliz.

Control

La alimentación es clave para mantener un adecuado estado de
salud en nuestro perro. Nuestro veterinario es la persona ideal para
indicarnos qué tipo de alimentación debe seguir nuestra mascota y
marcarnos las pautas adecuadas para que lleve una vida saludable.
Además, la práctica de ejercicio es un medio eficaz para ello, por lo
que pasear a diario es esencial para combatir esta enfermedad.


Es importante tener en cuenta que, por muy graciosos o achuchables
que estén nuestros perros con unos kilos de más, lo cierto es que
eso pone en peligro su salud y bienestar.

Sabemos que controlar la alimentación puede ser un trabajo difícil si
dispones de poco tiempo o tienes varias mascotas en casa. Para ello,
existen soluciones como el comedero SureFeed con microchip
Connect, un comedero inteligente que te permitirá dar acceso de
forma personalizada a cada una de tus mascotas y monitorizar su
comportamiento de alimentación, pudiendo acceder a la información
de cada una desde tu móvil, en cualquier momento y desde
cualquier lugar.

El uso de un comedero inteligente te permitirá gestionar de forma
eficiente la alimentación de tu mascota: podrás ponerle límite a la
cantidad de premios que le das a tu perro, ayudarás a cambiar el tipo
de comida de forma gradual y progrevisa, y podrás monitorizar su
comportamiento alimenticio. Si tienes un perro quisquilloso con la
comida o un perro que no come, está es la forma más eficiente de
combatir la exigencia de los perros en la comida.