Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

La educación del cachorro: adiestramiento en positivo - No lo dejes al azar

¿Cómo educar a tu cachorro? Adiestramiento en positivo

¿Como educar a tu cachorro? Adiestramiento en positivo

¿CÓMO EDUCAR A TU CACHORRO? ADIESTRAMIENTO EN POSITIVO

 

La educación del cachorro es fundamental en la prevención de problemas de comportamiento a lo largo de su vida y ayuda a garantizar una buena convivencia dentro del entorno familiar.

En este artículo te contamos algunos consejos que te guiarán en la educación de tu mascota: cómo introducir al cachorro en su nuevo hogar, cuándo y cómo debemos emplear refuerzos para premiar su buen comportamiento o qué conductas debemos evitar. Ya te adelantamos que el adiestramiento de tu amigo peludo va a requerir de tu tiempo y dedicación; pero todo lo que merece la pena en la vida requiere de un esfuerzo, ¿verdad?

 

Índice de contenidos:

  1. ¿Cuándo introducir al cachorro en el hogar?
  2. ¿Cuándo debe empezar la educación del cachorro?
  3. Consejos para educar correctamente al cachorro
  4. Errores comunes en la educación del cachorro
Educación del cachorro
Educacion del cachorro. Adiestramiento en positivo

1. ¿CUÁNDO INTRODUCIR AL CACHORRO EN EL HOGAR?

 

El momento en el que el cachorro llega a nuestro hogar es de vital importancia. En este punto debemos partir de dos premisas:

En primer lugar, dejaremos que el cachorro disfrute de la compañía de su madre y hermanos durante (al menos) sus primeras 8 semanas de vida. Nunca le incorporaremos al entorno familiar antes.

¿Por qué es tan importante respetar este periodo?

Las primeras semanas de vida son clave para que el cachorro aprenda comportamientos de su madre y hermano(s).

 

Este aprendizaje será fundamental para el correcto desarrollo del perro y para garantizar su estabilidad emocional en el futuro. Y lo cierto es que, por mucho empeño que le pongamos, nosotros los humanos no tenemos la capacidad de transmitirle dichos conocimientos.

Otro factor que también influirá en la estabilidad y bienestar del animal es su proceso de socialización, que transcurre durante sus tres primeros meses de vida. A su llegada al hogar, debemos procurar que nuestro cachorro interaccione con el mayor número posible de estímulos e individuos para que se convierta en un animal sociable, tranquilo y valiente.

La educacion del cachorro. Adiestramiento en positivo. No lo dejes al azar
Educacion del cachorro. Adiestramiento en positivo. No lo dejes al azar

2. ¿CUÁNDO DEBE EMPEZAR LA EDUCACIÓN DEL CACHORRO?

 

Inequívocamente la educación de nuestro cachorro debe empezar en el mismo momento en el que entre a formar parte de la familia. Todavía existe la creencia de que debemos esperar a que el cachorro cumpla los 6 meses de vida para iniciar su adiestramiento. Nada más lejos de la realidad.

Empezaremos enseñándole al cachorro el lugar donde le proporcionaremos el alimento y su lugar de descanso. “Sentado” o “aquí” serán los primeros comandos que emplearemos.

Consejo: para afianzar este aprendizaje, nos apoyaremos en refuerzos positivos (premios, caricias, etc.) cuando el animal haga gala de su buen comportamiento.

3. CONSEJOS PARA EDUCAR CORRECTAMENTE AL CACHORRO

 

En primer lugar, debemos ser conscientes de que la educación del cachorro es un proceso largo y no siempre con resultados inmediatos. Debemos ser coherentes y consistentes y ante cualquier duda, nos apoyaremos en la figura del veterinario, quien nos remitirá a un profesional acreditado en educación canina si lo considera oportuno.

Con la ayuda de un especialista en etología canina y mediante la observación del cachorro, lograremos algo muy importante para llegar a buen puerto: conocer al animal.

Educación del cachorro. Adiestramiento en positivo
Educación del cachorro. Adiestramiento en positivo

Tengamos en mente siempre que el perro actúa instintivamente y que su comportamiento está influenciado por el bagaje genético propio de su especie y por el de sus antecesores. El perro es por naturaleza un animal sociable y de grupo. Y esta pertenencia al grupo está marcada por un status, orden o jerarquía, un sistema que el animal lleva grabado en sus genes y que condicionará su comportamiento en el entorno familiar. Por este motivo, es fundamental que el cachorro tenga clara su posición en el grupo, cuales son las rutinas del grupo y el comportamiento que se espera de él cuánto antes. De este modo, todo fluirá de forma sencilla y positiva para toda la familia.

Para que el proceso educativo sea efectivo, todos los integrantes de la familia deben intervenir en el mismo. El cachorro debe comprender, aceptar y cumplir con las órdenes que procedan de cada uno de los miembros de la familia.

¿Cómo enseñar órdenes al cachorro de manera efectiva?

  • Todos los miembros de la familia haremos uso de los mismos comandos: “sienta”, “ven aquí”, “espera”. Si cada uno de los integrantes utiliza distintas variantes para una misma orden, el proceso educativo será mucho más complejo para el animal.
  • El uso de los premios también debe ser uniforme por parte de toda la familia. Debemos hacer un uso adecuado de los premios y ofrecerlos únicamente como refuerzo a una buena conducta. Por el contrario, si un solo miembro le proporciona al cachorro un premio sin previa acción por parte del animal, le estaremos confundiendo.
  • Toda la familia debe implicarse activamente en la instauración de las rutinas: higiene, alimentación, paseo, etc. A la hora de establecer responsabilidades, debemos tener en cuenta las capacidades de los distintos integrantes del entorno familiar y adecuar las distintas funciones a las limitaciones de cada perfil.
  • La repetición de los comandos es fundamental. Para estar seguros de que el perro ha aprendido una orden y va a seguir cumpliéndola en el futuro, debemos recordarle esta rutina a diario.
  • Paciencia. Además de seguir nuestros consejos y de contar con el asesoramiento de un profesional, debes ser consciente de que tu actitud juega un papel crucial en el proceso de aprendizaje de tu mascota. Ten en cuenta que, al igual que los humanos, cada animal tiene sus capacidades y cada uno aprende a un ritmo distinto. Seamos pacientes y evitemos entrar en comparaciones con otros ejemplares.
Educación del cachorro. Adiestramiento en positivo
Educación del cachorro. Adiestramiento en positivo. No lo dejes al azar

4. ERRORES COMUNES EN LA EDUCACIÓN DEL CACHORRO

 

A pesar de nuestras buenas intenciones, como propietarios a veces incurrimos en errores que entorpecen el proceso educativo de nuestros cachorros. Enumeramos algunos de los más frecuentes a continuación:

  • Permitir que el cachorro actúe sin control argumentando que es demasiado pequeño para comenzar el aprendizaje o porque nos da pena ser demasiado estrictos con él. Si no le enseñamos al animal unos límites, los comportamientos indeseados no tardarán en aparecer.
  • Seguir consejos que no procedan de un profesional especializado.
  • Recurrir al castigo como método de aprendizaje. Los castigos, lejos de conseguir los resultados deseados, complican exponencialmente los comportamientos que pretendíamos conseguir.
  • Tratar al cachorro como si fuera una persona y no un animal (antropomorfismo).

Insistimos en que la educación de nuestros mejores amigos es cuestión de echarle horas y ser pacientes. Siguiendo estos sencillos consejos y con asesoramiento especializado, pronto empezarás a ver resultados, ¡ya verás! En caso de duda, #Nolodejesalazar y pide consejo a tu veterinario.