Cuidados para tu perro

5 COSAS QUE DEBERÍAS CONOCER ANTES DE COMPRAR UNA JAULA PARA PERROS

Las jaulas para perros son de gran ayuda para llevar a tu perro a todas partes. Sin embargo, al igual que el resto de elementos, hay que saber usarla para proteger el bienestar de tu perro. 

Si estáis buscando comprar una jaula o ya tienes una, en este artículo te daremos algunos consejos sobre de cómo sacarle provecho, cómo usarla correctamente y cómo te puede ayudar a mejorar la calidad de vida de tu mejor amigo. 

Las jaulas para perros hacen que los viajes en coche sean más seguros 

Nuestros amigos peludos no esconden sus emociones y por eso los queremos tanto. No obstante, esto puede convertirse en un riesgo si vas conduciendo. Cuando estás al volante, es peligroso que tu perro se mueva libremente por el interior del coche, ya que podría interferir contigo y causar un accidente. Incluso si lo único que hace es ladrar, esto podría distraerte. 

Seguramente estarás pensando: ¡pero no quiero llevar a mi perro atado o en un transportín! Afortunadamente, las jaulas para perros también funcionan para los viajes en automóvil. Es más, hay jaulas para el coche que se adaptan al maletero.  A diferencia del transportín, las jaulas son más amplias, cómodas y seguras para tu mejor amigo. Además, una jaula le da mayor libertad de movimiento a tu perro que un arnés. Su única desventaja es que necesitas contar con un vehículo con el espacio suficiente y, dependiendo del tamaño de tu perro, esto no siempre es posible. 

Si tu perro sufre con los traslados, una jaula puede ser la solución. Como veremos más adelante, las jaulas para perros son de gran ayuda para disminuir la ansiedad durante los viajes. Esto se debe al “efecto madriguera” 

Cómo utilizar correctamente una jaula para perros

Al hablar de jaulas para perros, podría parecer que te proponemos enjaular a tu mejor amigo. ¡Nada más lejos de la realidad! La jaula le proporciona un lugar seguro y familiar donde puede estar tranquilo. 

Los perros, de forma natural, buscan un lugar aislado, cómodo y donde se sientan seguros. En pocas palabras, una madriguera. Las jaulas imitan este tipo de espacios y se convierten en una gran herramienta para reducir la ansiedad. Cuando se usan desde cachorro, asociando la jaula al lugar donde pueden ir a resguardarse para encontrar calor, agua, comida, seguridad, familiaridad y descanso. Las jaulas plegables son todavía mejores, ya que puedes llevar el “refugio” de tu mejor amigo a todas partes. 

A la hora de utilizar una jaula para tu perro debes tener en cuenta:

  • El tamaño: debe ajustarse a las características de tu perro.
  • El tiempo: los perros deben permanecer en la misma el menor tiempo posible. Para que se acostumbre a ella, lo ideal es dejarla abierta para que pueda entrar y salir cuando lo desee.

¡Te sorprendería la cantidad de horas que los perros pasan voluntariamente en su jaula! 

Muchos perros experimentan ansiedad precisamente porque carecen de un lugar seguro, que sea exclusivamente suyo, donde puedan descansar, dormir, o simplemente observar lo que ocurre a su alrededor. Es importante que les demos este recurso y la mejor manera de hacerlo es con una buena jaula para perros

Las jaulas para perros son una gran ayuda en su desarollo

Como ya hemos mencionado, el “efecto madriguera” reduce la ansiedad. Por eso, si tu perro es de temperamento miedoso, una jaula puede ser lo que necesitas para mejorar su calidad de vida. 

Las jaulas de entrenamiento son muy útiles para enseñar a los cachorros a hacer sus necesidades en el lugar correcto. De manera natural, los perros evitan hacer sus necesidades en su “zona” (jaula). Esto tiene mucho sentido en la naturaleza, pues el olor podría atraer a un depredador. 

Puesto que el cachorro evitará hacer sus necesidades en su jaula, el entrenamiento se vuelve muy fácil: simplemente hay que liberar al cachorro y llevarlo a hacer sus necesidades a otro lugar cada cierto tiempo. La jaula ayuda a evitar “accidentes” y acelera el aprendizaje.

Cuando una nueva mascota llega a una casa donde ya viven otros perros, las jaulas permiten que se acostumbren los unos a los otros, les proporciona su espacio y por tanto la posibilidad de agresión y malentendidos es mucho menor. Cada perro nuevo debería tener su propia jaula. 

Elegir el tamaño correcto para tu perro 

La jaula debe ser un lugar donde tu perro se sienta seguro y resguardo. Es muy importante que tu perro pueda estirarse, estar de pie y darse la vuelta dentro de la jaula. A diferencia del transportín, una buena jaula debe tener espacio de sobra. Por este motivo, las jaulas para perros grandes pueden ocupar mucho espacio dentro de casa. Aun así, ¡nunca debes usar una jaula que sea demasiado pequeña para tu mejor amigo! 

Hay quien intenta usar un transportín como si fuera una jaula para perros. Pero recuerda que el transportín fue diseñado con el propósito de facilitar los traslados, mientras que el propósito de la jaula es crear un lugar de seguridad y comodidad, en el que se puedan controlar los movimientos del perro. 

Dependiendo del tamaño, hay jaulas que se pueden adaptar al coche, como las jaulas plegables para perros que puedes llevar a todos lados. De este modo, tu perro puede gozar de su “madriguera” sin importar dónde les lleves. Esto crea familiaridad y seguridad, lo cual es muy importante si tu perro es ansioso o le dan miedo las situaciones nuevas.

Puedes mejorar la experiencia de la jaula para tu perro 

Puesto que la jaula debe ser una guarida o una madriguera para tu perro, hay que crear el ambiente adecuado dentro de ésta. En primer lugar, vas a necesitar un colchón para el suelo. Encontrarás algunos especiales para este propósito que son muy fáciles de lavar. 

Para simular el ambiente oscuro de una madriguera, debes cubrir varios lados de la jaula. Esto lo puedes lograr con una tela o una toalla, pero hay varias cubiertas especiales para jaulas para perros. El objetivo es que la jaula se convierta en un lugar oscuro y acogedor. Esto es muy importante con perros nerviosos y con cachorros, especialmente durante las etapas de los miedos, más o menos a los nueve meses. 

También es importante que elijas un buen lugar en donde colocar la jaula dentro de casa. Piensa en un sitio sin corrientes de aire, lejos del paso de las personas y que le permita privacidad a tu mejor amigo. La jaula es el sitio donde tu perro debe sentirse más seguro, así pues, si tienes varios perros, cada uno debe tener su propia jaula, pues ésta representa lo más íntimo de su territorio. 

Finalmente, la jaula debe ser siempre una experiencia muy positiva para tu perro. Para ello, puedes recurrir a juguetes y golosinas que solo estén disponibles dentro de ésta. Los juguetes rellenos de comida son particularmente efectivos ya que también tienen un efecto calmante. 

Así pues, si creas el ambiente propicio dentro de la jaula y acostumbras a tu perro a usarla, podrás decirle adiós al estrés de dejarlo solo en casa, el entrenamiento será mucho más sencillo y los viajes más seguros. Al tratarse de jaulas para perros, #NoLoDejesAlAzar y consúltalo con tu veterinario antes de tomar cualquier decisión. 

Artículos relacionados

  • RAZAS DE PERROS: EL GALGO
    Los galgos son perros de aspecto esbelto y alargado que se usan desde tiempos inmemoriales para cazar liebres, conejos y otras piezas de caza menor, por lo que también se les conoce como lebreles.
  • LAS MEJORES RAZAS DE PERROS GUARDIANES
    Ciertas razas de perros están especialmente habituadas a cuidar del territorio. Son los llamados perros de guardia o perros guardianes. Conoce todo al respecto en este artículo.
  • LAS RAZAS DE PERROS MAS CARIÑOSAS
    Los perros suelen tener características similares, pero, como los humanos, cada raza tiene sus propias peculiaridades. Veamos algunas de las razas y sus personalidades para saber si son el miembro ideal para la familia.