Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

Higiene en perros: ¡Mi mascota necesita un baño! #nolodejesalazar

MI MASCOTA NECESITA UN BAÑO

¡MI MASCOTA NECESITA UN BAÑO!

 

La higiene de tu mascota es fundamental para conseguir un buen estado de salud. No obstante debes saber que tu mascota tiene unas necesidades higiénicas distintas a las tuyas, no necesitan una ducha o un baño diario. Tienen piel y pelo con distinta estructura dérmica y diferente función glandular.

Una de las principales dudas que te pueden surgir es como eliminar el olor a mascota. La primera respuesta que nos viene a la cabeza es ¡el baño! El agua es uno de los mejores aliados en la higiene de nuestras mascotas, con lo cual los baños son necesarios, pero en su justa medida.

No existe una norma correcta acerca de la frecuencia con la que debes bañar a tu mascota. Una mascota de pelo corto que se ensucia poco, tendrá una necesidad distinta a uno de pelo corto que se ensucia mucho. Una mascota de pelo largo que pasa el día en el campo, tendrá distintas necesidades de baño que una mascota de pelo largo que vive en la ciudad. Las pautas de baño deben ser marcadas por tu veterinario y por el peluquero canino.

Tienes a tu disposición gran variedad de jabones y champús específicos para las características de tu mascota. También dispones de productos para tratar distintos problemas de piel, por lo cual te recomendamos ampliamente utilizar productos destinados exclusivamente para este fin y evitar remedios caseros para mascotas.

Cuando vayas a bañar a tu perro con champú, es importante que le quites el collar antiparasitario porque puede reducirse el efecto de protección. Una vez que el perro esté seco podrás volver a colocarlo. Lo mismo puede ocurrir con las pipetas de efecto repelente que actúan sobre la piel (infórmate sobre los antiparasitarios orales de última generación que al no administrarse sobre la piel, evitan la reducción de eficacia tras los baños con jabón). Si vas a bañarle tú mismo, debes tener cuidado con los ojos y las orejas para evitar irritaciones. En una peluquería canina el profesional te podrá asesorar sobre estos aspectos.

Sin embargo, los baños no son siempre la solución del olor a tu mascota. Muchas veces las razones de que tu mascota huela no tienen nada que ver con el baño, puede ser la alimentación, o la genética. Como siempre te recomendamos que consultes a tu veterinario para aclarar estas dudas.

Cada mascota es única, pero nuestra recomendación general sería bañarla una vez al mes ¿Y tú? ¿Cada cuánto bañas a tu mascota?