Salud y bienestar

MI GATO ESTÁ ESTREÑIDO, ¿QUÉ PUEDO HACER?

Una de las mejores cosas de tener un gato es que limpiar sus heces es muy sencillo y no toma más que unos pocos minutos. Pero imagínate que ya han pasado varios días y el arenero está vacío. ¡Seguramente algo raro está ocurriendo! Si te has visto en esta situación, es probable que tengas un gato estreñido

El estreñimiento en el gato es muy común y, aunque la mayoría de los casos se resuelven por sí solos, puede volverse muy peligroso. Aquí te contamos cómo reconocer y prevenir el estreñimiento felino, así como cómo saber cuándo es momento de visitar al veterinario. 

¿Cómo saber si mi gato está estreñido? 

Es normal que los gatos pasen uno e incluso dos días sin defecar. Sin embargo, si ya han pasado más de dos días y no encuentras heces en el arenero, es muy probable que tu gato tenga estreñimiento. 

Ahora observa a tu amigo peludo. ¿Ha cambiado su comportamiento? Los gatos que están estreñidos suelen dejar de comer y están apáticos, sin ganas de moverse o letárgicos, y en muchas ocasiones presentan vómitos. Cuando el problema lleva tiempo, es común que tu gato ya haya perdido peso y que su pelaje se vea opaco y sin lustre. 

Cuando un gato comienza a estar estreñido, es posible que encuentres heces secas y duras, a veces muy grandes. El excremento demasiado seco es fácil de identificar porque no se le pega la arena del arenero, ya que carece de humedad. Por el contrario, las heces normales están bien formadas y ligeramente húmedas. 

Finalmente, presta atención a cómo se comporta tu gato en el arenero. ¿Pasa demasiado tiempo dentro de éste? ¿Maulla al intentar defecar o se muestra inquieto? ¿Ha comenzado a dejar heces duras y secas fuera del arenero? Todas estas son señales de que tu gato está estreñido. En casos más severos, puedes encontrar heces muy blandas con mucosidad que algunos confunden con diarrea. No es normal que a un gato le cueste trabajo defecar. Si tu gato lucha en el arenero, lo más seguro es que se trate de estreñimiento. 

Síntomas de estreñimiento en gatos: 

  • Ausencia de heces en el arenero. 
  • Vómitos. 
  • Incomodidad o dolor al momento de defecar. 
  • Letargo y depresión 
  • Pérdida del apetito 
  • Heces secas y duras dentro o fuera del arenero. 

¿Por qué se estriñen los gatos? 

La principal causa de estreñimiento en gatos es la deshidratación. El colon, la última parte del intestino, tiene la función de reabsorber el agua de las heces. Cuando un gato no bebe suficiente líquido, las heces en el colon se secan, se endurecen y le cuesta más trabajo expulsarlas. Con el tiempo, esto causa una distensión constante del colon, lo cual se puede ir debilitando, dando lugar a más estreñimiento y, eventualmente, a un padecimiento llamado megacolon

Sin embargo, existen muchas otras causas de estreñimiento. Por ejemplo, las bolas de pelos, obstrucciones intestinales, alergias, artritis, enfermedad de los sacos anales, enfermedad renal, obesidad e incluso tumores, quistes y cánceres. Cualquier padecimiento que impida el paso normal de las heces causa estreñimiento y puede devenir en megacolon. 

Pero, ¡no todas las causas de estreñimiento se deben a una enfermedad subyacente! Por ejemplo, un bebedero sucio, un arenero en un lugar inadecuado e incluso la inactividad pueden desencadenar el estreñimiento en el gato

Estreñimiento en gatos recién nacidos 

Es normal que los gatos recién nacidos padezcan un poco de estreñimiento, en especial durante el destete. Para remediar esto, la gata, de manera instintiva, lame el ano de sus gatitos para estimular la motilidad intestinal. Este es un motivo más para no separar a las crías de su madre a una edad muy temprana.

Sin embargo, en los casos donde los gatitos no tienen a su madre como por ejemplo los gatitos rescatados, se puede fomentar la motilidad intestinal a través de masajes abdominales y de aumentar el nivel de actividad física a través de juegos. Sin embargo, si además de estreñimiento hay deshidratación, es necesario que acudas a tu veterinario.

Una causa frecuente de estreñimiento en gatos muy jóvenes son los parásitos internos. Por ello, asegúrate de que su desparasitación esté al día y lleva a tu gatito a revisiones frecuentes con el veterinario. 

¿Qué hacer cuando tu gato está estreñido

Como hemos mencionado, la mayoría de los episodios de estreñimiento son pasajeros y hay varias recomendaciones para el gato estreñido que puedes hacer en casa. Te los contamos con detalle en el siguiente apartado. Sin embargo, si tu gato no ha defecado en varios días, ha perdido peso o muestra dolor al intentar defecar, debes visitar a tu veterinario. Puesto que el estreñimiento puede tener muchas causas, algunas graves, es importante descartarlas. 

Tu veterinario puede diagnosticar al gato estreñido a través de palpación abdominal, pero puede recurrir a radiografías para un diagnóstico más preciso. 

Hay diversos tratamientos para el estreñimiento de tu gato. Tu veterinario comenzará por corregir cualquier causa secundaria, si existe. Además, probablemente hidratará por vía endovenosa a tu minino (o subcutánea al tratarse de gatitos) y te recetará laxantes. También es probable que le haga un enema a tu mejor amigo. Encontrarás en internet muchos vídeos y artículos de cómo hacerle un enema a tu gato en casa… ¡no te lo recomendamos! En primer lugar, muchos enemas comerciales son tóxicos para el gato, además, si no lo aplicas correctamente, puedes causarle vómitos (y más estreñimiento); en casos más graves de megacolon, puedes incluso causarle daños irreversibles. 

Si tu gato está muy estreñido, el veterinario puede intentar remover las heces ya sea con el dedo o con unas pinzas especiales. Para estos procedimientos, es posible que tenga que anestesiar a tu gato. En los casos más graves, la cirugía puede ser necesaria. 

Uno de los problemas más comunes en el gato estreñido es que el problema aparece una y otra vez. Tu veterinario te dará indicaciones sobre la dieta más adecuada y te recetará algunos laxantes, procinéticos (fármacos que favorecen la motilidad intestinal) y suplementos alimenticios como fibra o probióticos. Es muy importante que sigas sus indicaciones al pie de la letra. 

Gato estreñido: recomendaciones 

Recuerda que el estreñimiento puede ser peligroso y, en caso de duda, debes consultar con tu veterinario. Sin embargo, si tu gato defeca poco, sus heces están secas y duras, o si quieres prevenir el estreñimineto felino, puedes recurrir a las siguientes recomendaciones para gatos estreñidos

Fomenta un mayor consumo de agua 

Los gatos son muy quisquillosos con el agua. Por lo general, si el bebedero está sucio, muy cerca de su alimento o tiene olores, los gatos dejan de beber. Por este motivo, es recomendable que tu gato tenga varios bebederos y que siempre tenga agua fresca. Puedes incluso recurrir a un bebedero inteligente diseñado para gatos, si quieres tener mayor control. 

Por ejemplo el bebedero automático Felaqua Connect anima a tu gato a beber más regularmente y te ofrece información sobre sus hábitos de consumo de agua, avisándote de cualquier cambio en su conducta que pudiera pasar desapercibido. Esto sin duda es de gran ayuda para que tu veterinario pueda realizar un diagnostico correcto.

Ofrece alimento húmedo 

Los gatos que solo consumen pienso seco están en mayor riesgo de padecer estreñimiento. Así pues, ofrecer una mayor proporción de alimento húmedo es una manera fácil y rápida de aumentar el consumo de agua de tu minino y, por lo tanto, prevenir o corregir el estreñimiento. 

Limpia el arenero con más frecuencia

¿Te hemos dicho que los gatos son quisquillosos? Pues bien, si el arenero está sucio o presenta olores, muchos gatos prefieren aguantarse las ganas de defecar, lo cual conduce a estreñimiento e incluso a megacolon. Algunos gatos también son tímidos por lo que, si el arenero está en un lugar muy transitado, rehúsan defecar en este. En algunas ocasiones, el remedio es proporcionar un arenero adicional, especialmente si hay varios gatos en casa. 

Fomenta el juego y la actividad física 

La inactividad es causa de estreñimiento en gatos. Además, la inactividad también conduce a obesidad, ¡otra causa de estreñimiento en gatos

Enriquece tu hogar con un árbol para gatos, o un túnel para gatos y organiza diversos juegos felinos que tanto tú como tu mejor amigo disfrutaréis y que además harán que ese intestino se ponga en marcha. Puedes mantener a tu gato activo, incluso cuando no estás en casa

Cepilla a tu gato con mayor frecuencia 

Las bolas de pelo pueden causar estreñimiento. Si tu gato estuvo estreñido en el pasado, es una excelente idea que lo cepilles con mayor frecuencia, así evitarás las bolas de pelos, especialmente en gatos de pelo largo, como el persa. 

¿Sirve el aceite de oliva como remedio para el estreñimiento en gatos

Entre los remedios caseros más comunes para el gato estreñido está el aceite de oliva. La lógica detrás de esta recomendación es que éste lubrica el intestino y tiene un efecto laxante. Sin embargo, esto no es cierto.3 

Si bien el aceite de oliva es un superalimento que sí se le puede dar al gato, al ser un aceite comestible se absorbe en el intestino, por lo que no alcanza a llegar al colon, a menos que se dé en grandes cantidades. El aceite mineral, por el contrario, no se absorbe y es un laxante que los veterinarios usan frecuentemente, aunque este conlleva riesgos y no debes usarlo sino bajo la supervisión de un profesional. 

Una última advertencia sobre el aceite de oliva: las grasas en exceso pueden provocar pancreatitis, una peligrosa enfermedad. 

Ten cuidado con algunos remedios caseros que encontrarás en la red. Recuerda que muchos alimentos son veneno para gatos. #NoLoDejesAlAzar. 

 

Referencias 

  1. Bertoy, R. W. (2002). Megacolon in the cat. Veterinary Clinics: Small Animal Practice, 32(4), 901-915. https://doi.org/10.1016/S0195-5616(02)00020-7 
  1. Cerquetella, M., Tambella, A. M., Laus, F., Spaterna, A., Ludewig, E. y Rossi, G. (2015). Colonic cyst in a cat presenting recurrent constipation and abdominal pain. Tierarztliche Praxis. Ausgabe K, Kleintiere/heimtiere, 43(5), 345-349. https://doi.org/10.15654/tpk-140732 
  1. Karaus, M., Sarna, S. K., Ammon, H. V. y Wienbeck, M. (1987). Effects of oral laxatives on colonic motor complexes in dogs. Gut, 28(9), 1112-1119. http://dx.doi.org/10.1136/gut.28.9.1112 
  1. Yam, P. (1997). Decision making in the managemnent of constipation in the cat. In Practice, 19(8), 434-440. https://bvajournals.onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.1136/inpract.19.8.434 

Artículos relacionados

  • LOS MEJORES GATOS PEQUEÑOS PARA UN PISO EN LA CIUDAD
    ¿Cuentas con un espacio reducido y estás buscando un gato pequeño para hacerte compañía? Aquí te decimos cómo elegir al minino perfecto.
  • GATOS SIN PELO: CUIDADOS
    Si estás pensando en dar la bienvenida a un gato sin pelo en tu hogar, aquí encontrarás lo más importante sobre su cuidado.
  • RAZAS DE GATO: GATO BENGALÍ
    El gato bengalí se distingue por su tamaño, su carácter activo, alegre y valeroso, así como por su pelaje con las rosetas típicas del leopardo.