Salud y bienestar

SIGNOS DE LA DESHIDRATACIÓN EN GATOS

Los gatos y su relación con el agua es complicada. Algunos gatos adoran zambullirse en un estanque, otros no toleran siquiera la idea de darse un baño. Hay mininos que pueden pasar horas abriendo y cerrando la llave del grifo, mientras otros lo suelen evitar.

Así pues, tenemos que hablar del gato deshidratado: ¿por qué ocurre?, ¿cómo prevenirlo?, ¿cómo identificarlo? y ¿qué hacer si tu mejor amigo llegara a padecer deshidratación?

¿Por qué se produce la deshidratación felina?


La deshidratación felina ocurre cuando su organismo tiene menos agua de la que necesita para realizar sus funciones vitales. Esto se puede deber a que el gato no está bebiendo suficiente agua o, por el contrario, a que la está perdiendo a un ritmo acelerado debido a diarrea, vómitos o alguna otra enfermedad. 

 
Los gatos, a diferencia de perros y personas, son mucho menos sensibles a la sed y a la deshidratación. Esto se debe a que se adaptaron a la vida en el desierto y a obtener casi todo el agua que necesitan del alimento2. Si bien esto es una ventaja en un clima árido, en las situaciones normales significa que nuestros gatos tienden a beber menos de lo que necesitan. Así pues, el gato deshidratado es un riesgo constante, aun más porque no suele mostrar síntomas de deshidratación hasta que se trata de algo grave. 

El gato deshidratado: síntomas


Un gato deshidratado puede tener los siguientes síntomas:

  • Encías y boca secas y pálidas
  • Ojos hundidos
  • Depresión
  • Falta de apetito
  • Jadeo y respiración agitada
  • Piel sin elasticidad (si pellizcas la piel del gato no regresa a su forma normal)


Ahora bien, estos síntomas indican una deshidratación bastante avanzada. Entonces, ¿cómo saber si un gato está deshidratado cuando el problema apenas comienza? Estos son algunos de los signos tempranos de la deshidratación:

  • Disminución o cese en el consumo de agua
  • Disminución en el consumo de alimento
  • Disminución o ausencia de orines en el arenero
  • Estreñimiento o dificultad para defecar


También debes poner atención al estado de salud de tu gato, ya que está en mayor riesgo de deshidratación si tiene:

Las altas temperaturas también aumentan el riesgo de deshidratación.

¿Qué hacer para hidratar a un gato?


No hay otra manera de decirlo: un gato deshidratado necesita visitar al veterinario. Esto se debe a que mininos que sufren deshidratación están en riesgo de enfermedad renal crónica y un profesional debe evaluarlos1.Además, los casos más graves necesitan terapia de fluidos y esto, a su vez, requiere hospitalización.

En caso de deshidratación moderada, ajustes en la dieta y algunos remedios para el gato deshidratado pueden surtir efecto. No obstante, lo mejor es la prevención. Si sientes que tu gato bebe poco, está estreñido o hace mucho calor, mira el apartado siguiente.

¿Cómo prevenir la deshidratación en el gato?


Puesto que un gato deshidratado rápidamente se puede convertir en una urgencia veterinaria, es importante tomar algunas medidas preventivas:


Monitoriza el consumo de agua de tu gato:

Lleva un registro del agua que bebe tu mejor amigo o utiliza un bebedero inteligente diseñado para gatos, que te pueda decir con precisión cuánta agua bebe tu gato en el día, además de animarles a beber más agua. Por ejemplo, la fuente Felaqua Connect de SurePet Care se conecta a la aplicación Sure Petcare, informándote de cuánto bebe tu gato, cuándo lo hace y con qué frecuencia. De esta forma, te mantiene siempre informado sobre sus hábitos de consumo de agua, avisándote de cualquier cambio en su conducta que pudiera pasar desapercibido. 


Proporciona más fuentes de agua fresca y limpia:


Cuando un gato se deshidrata, estará sediento y buscará beber. Puedes ofrecer agua fresca o permitirle beber de la llave del grifo. Considera que nunca debes permitirle beber demasiado, ya que esto podría causarle vómitos y, consecuentemente, más deshidratación.


Además, los gatos son muy quisquillosos con los olores y muchos no beben cuando su fuente de agua está cerca del pienso o en la cocina. Lo mejor es usar el bebedero para gatos correcto.

Finalmente nunca obligues a tu mejor amigo a beber y no le ofrezcas agua muy fría, especialmente en días calurosos.


Ofrece una mayor proporción de alimento húmedo:


Los gatos pueden obtener hasta el 80 % del agua que necesitan a través del alimento. Con una dieta húmeda, tu gato bebe menos pero, en total, consume más agua. Por el contrario, gatos que solo comen piensos secos dan la apariencia de beber más, pero en total consumen menos agua.

Ten en cuenta que el alimento húmedo favorece la formación de sarro, por lo que deberás limpiar los dientes a tu gato con mayor frecuencia. Por lo general, una buena alimentación es crucial para mantener la salud de tu gato, no solo para prevenir la deshidratación.


Considera que estas recomendaciones solo sirven en casos de deshidratación moderada o incluso para prevenirla en días muy calurosos. Si tu gato ya muestra síntomas de deshidratación, estos remedios pueden empeorar la situación. #NoLoDejesAlAzar, ¡acude a tu centro veterinario!

Referencias

  1. Greene, J. P., Lefebvre, S. L., Wang, M., Yang, M., Lund, E. M., & Polzin, D. J. (2014). Risk factors associated with the development of chronic kidney disease in cats evaluated at primary care veterinary hospitals. Journal of the American Veterinary Medical Association, 244(3), 320-327. https://doi.org/10.2460/javma.244.3.320
  2. Zoran, D. L. (2002). The carnivore connection to nutrition in cats. Journal of the American Veterinary Medical Association, 221(11), 1559-1567. http://felinediabetes.com/zorans_article.pdf

Artículos relacionados

  • GATOS SIN PELO: CUIDADOS
    Los gatos sin pelo son sin duda mininos misteriosos de aspecto inusual. Sin embargo, estas razas de gato tienden a … Leer más
  • RAZAS DE GATO: GATO BENGALÍ
    El gato bengalí se distingue por su tamaño, su carácter activo, alegre y valeroso, así como por su pelaje con las rosetas típicas del leopardo.
  • ¿RESPONDE TU GATO CUANDO LE LLAMAS?
    La emoción te invade cuando decides tener un gatito en casa, pero antes de que éste llegue a tu hogar, deberías haber decidido el nombre. Después de descartar los nombres habituales como «Garfield» o «Simba»