GATOS

GARRAPATAS Y PULGAS EN GATOS: TODO LO QUE TIENES QUE SABER

Cuando se habla de garrapatas y pulgas, suelen centrar la
atención en los perros, ya que se suele creer que al salir a pasear, pueden acceder a zonas donde los parásitos están más presentes, y por lo tanto puede ser más frecuente que los padezcan.

Pero es muy común encontrar garrapatas y pulgas en gatos
también, ¡aunque tu gato no salga de casa! Estos parásitos
pueden llegar a casa a través de muchos medios.

Las garrapatas y pulgas pueden transmitir enfermedades que
pueden poner en peligro la salud de nuestros gatos y la del resto de la familia, por lo que es esencial proporcionarles una protección constante. En este artículo, te vamos a ofrecer toda la información que necesitas sobre las pulgas y garrapatas en gatos: dónde se encuentran y cómo asegurar que tu mascota está protegida.

Cómo llegan las garrapatas y pulgas a
tu gato

Las garrapatas no vuelan ni saltan: su manera de encontrar
hospedadores es mediante una ‘emboscada’: esperan a que pase su hospedador para subirse a él. Su hábitat idóneo son las zonas al aire libre, como parques o jardines, pero también existen garrapatas que prefieren ambientes más protegidos como las construcciones humanas, porches o garajes. Las garrapatas pueden llegar a nuestra casa a través de nuestros zapatos, ropa e incluso a través de otros animales como las aves.

La evolución de la amenaza

Tanto las garrapatas como las pulgas son parásitos, es decir, se alimentan de un hospedador (un animal o un ser humano) y
además pueden transmitir enfermedades.

Debido al aumento generalizado de las temperaturas año tras año, las estaciones ya no son como las conocíamos hasta ahora, por lo que la presencia de estos parásitos se hace extensiva a todo el año.

Cómo detectar las pulgas y garrapatas
en gatos

¡Esta es una tarea muy complicada! Debido a que los gatos, al
acicalarse ingieren estos parásitos y es muy difícil que podamos verlos… pero esto no significa que no les hayan picado previamente o que estén en nuestra casa.

Es imprescindible desparasitar de forma continuada a nuestro
gato con antiparasitarios de larga duración. Podemos protegerle de forma trimestral en tan solo 4 momentos al año.

Con estos consejos, puedes minimizar el riesgo de encontrar
pulgas o garrapatas en tu gato y proporcionarle a tu amigo felino la protección que se merece.


La pulga es aún más polivalente. Puede vivir en casi todas las
superficies, pero sus sitios preferidos son huecos, grietas y
hendiduras – estos pequeños espacios les proporcionan un lugar seguro para descansar y poner sus huevos.

A diferencia de las garrapatas, las pulgas saltan hacia su presa, y al igual que las garrapatas, pueden llegar a nuestra casa a través de nuestra ropa u otros animales. Una vez allí, pueden multiplicarse, haciendo que haya una infestación continua poniendo en riesgo no solo al gato, si no también a quienes convivimos con él. Además, en los gatos es muy frecuente la alergia a la picadura de la pulga. Ésta les produce un intenso picor que puede llevar a lesiones en la piel e incluso a alopecias.

  1. hhttps://www.abc.es/sociedad/abci-invasion-silenciosa-garrapatas-201108290000_noticia.html/