Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

Comprueba si tu perro es feliz con estos tips - No lo Dejes al Azar

¿ES MI PERRO FELIZ?

Cómo saber si mi perro es feliz

¿Cuáles son las señales que indican que mi perro es feliz?

La presencia de tu mascota ya te hace feliz, es tu amigo más fiel. Pero, ¿sabes si tú también haces feliz a tu perro? Tienes tres maneras de averiguarlo y vamos a explicarte cada una de ellas.

Fíjate en sus movimientos

¿Cómo se acerca tu perro? ¿Está vigilante, ansioso o tranquilo? La postura de tu perro comunica algo sobre su estado emocional. Es tu trabajo interpretarlo correctamente para actuar en consecuencia. Cuando mueve la cola sabes que se siente bien, te empuja y salta sobre ti.

 

Ten cuidado para que no se descontrole, es sólo una cuestión de entrenamiento. Su postura es otro indicador del nivel de felicidad. Si notas que asume una postura relajada es porque se siente seguro y protegido. Sus orejas y cola están en posición natural, demuestra la ausencia de amenazas.

Presta atención a cómo le transmites tu cariño

No sólo es conveniente entender su lenguaje corporal, también debes transmitirle amor y afecto. Son esenciales para garantizar su bienestar.

Movimientos de perros falices
Transmite cariño a tu perro

Tu presencia le hace bien. Pero ten cuidado: no todas las mascotas necesitan el mismo nivel de cercanía y afecto. Cuando tu perro busca estar cerca de ti, puedes tomar esto como un signo positivo y confía en ti. Un perro demuestra su confianza al permitirte acariciarlo e incluso dormir tranquilamente a su lado. En la posición de descanso, él es completamente vulnerable, tal y como lo es cuando se acuesta boca arriba y te permite rascarle el vientre. Si tu perro confía tanto en ti, puedes estar seguro de que es feliz.

Se su compañero de juegos

Pasar demasiado tiempo solo afecta a tu mascota. Por eso no sólo necesitas ser el mejor amigo de tu perro, sino también su compañero de juegos y no ignorar sus invitaciones para jugar.

Cuando un perro quiere jugar, levanta el lomo, mueve la cola y ladra. Con un poco de atención, puedes hacer feliz a tu mascota fácilmente. Las caminatas variadas y regulares te unen a él y promueven una sensación de satisfacción en tu perro.

Temas como nutrición, aseo y salud son también importantes tenerlos en cuenta de cara a la felicidad de tu perro. Te recomendamos leer el post sobre cómo sacarle partido a los paseos con tu perro, una práctica que mejorará su salud y felicidad. Debido a que tu perro es un animal de costumbres, debes notar rápidamente si algo le está molestando,  por lo que si aun siguiendo los consejos anteriores, tu mascota demuestra un comportamiento inusual, obsérvalo cuidadosamente y consulta a tu veterinario, ya que esto también puede ser una indicación de mala salud. ¡Así que mantén los ojos abiertos y presta atención a los sentimientos de tu mascota!

Jugar con perros