Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

La Epilepsia en el Perro - No lo dejes al azar

LA EPILEPSIA EN EL PERRO

la-epilepsia-en-el-perro

LA EPILEPSIA EN EL PERRO

 

La epilepsia canina es un trastorno que provoca alteraciones en la actividad cerebral de nuestras mascotas. Convulsiones, comportamientos inusuales o incluso la pérdida de la consciencia son síntomas habituales de esta enfermedad.

No obstante, debemos tener en cuenta que las convulsiones no son un síntoma exclusivo de la epilepsia y que pueden aparecer por otras causas. En caso de detectar cualquier comportamiento anormal, acudiremos siempre al veterinario para identificar el origen del problema.

Convulsiones no epilépticas en el perro:

 

  • Convulsiones de origen neurológico, si se deben a traumatismos, tumoraciones o infecciones.
  • Convulsiones de origen no neurológico. Los síntomas aparecen a causa de enfermedades cardíacas, alteraciones endocrinas como la diabetes o la enfermedad de Addison, patologías hepáticas, afecciones urinarias o ingestión de sustancias tóxicas.

En cuanto el especialista logre dar con el origen de las convulsiones, es importante que sepamos identificar las fases por las que puede atravesar un perro con epilepsia.

Puede que como propietarios no seamos capaces de observar todas estas fases. Todo  dependerá de si estamos o no junto al animal en el momento que se producen las convulsiones. En cualquier caso, ante la mínima de las sospechas nos pondremos en manos del veterinario.

la-epilepsia-en-el-perro
la-epilepsia-en-el-perro

Fases de la convulsión epiléptica:

 

  • Aura. Este es el proceso inicial y puede durar minutos u horas. Durante el aura las mascotas pueden mostrarse intranquilas, demandar atención, caminar continuadamente, salivar o miccionar sin control.
  • Periodo ictal. Esta sería la fase en la que se produce la convulsión propiamente dicha. Puede prolongarse desde segundos a minutos y durante la misma, el animal suele presentar movimientos involuntarios que pueden ir o no acompañados de comportamientos anómalos.
  • Periodo post ictal. Tras la crisis, el animal se encuentra desorientado y débil. Sus capacidades sensoriales se pueden ver afectadas y puede llegar a desarrollar ceguera. La duración del periodo post ictal puede durar hasta varios días.

Tipos de crisis de epilepsia en el perro:

 

Además de conocer las distintas fases de las convulsiones, es importante que sepamos distinguir los distintos tipos de crisis epilépticas a los que se pueden enfrentar nuestros canes:

  • Crisis parciales, que se suelen producir por alteraciones intracraneales localizadas y que pueden ser simples o complejas.
    • Las alteraciones simples suelen evidenciarse con movimientos de zonas concretas del organismo (movimientos de cara, extremidades o mordisqueo) y no se produce alteración de la consciencia.
    • Alteraciones complejas. En estos casos, el animal puede aullar más de lo habitual, perseguir objetos inexistentes, volverse excesivamente agresivo o presentar dificultades locomotoras. En estos casos, sí se puede producir alteración de la consciencia.
  • Crisis generalizadas. Son aquellas que surgen por la alteración de ambos hemisferios cerebrales, produciéndose alteraciones en la consciencia y en el sistema locomotor. Las crisis de epilepsia generalizadas son las más habituales en nuestros animales y pueden presentarse de forma aislada o encadenarse una tras otra sin recuperar la normalidad. Diferenciamos dos tipos:
    • Convulsivas: con presencia de convulsiones.
    • No convulsivas: se produce la alteración de la consciencia del animal.
  • Idiopáticas. Son aquellas crisis epilépticas cuyo origen es desconocido.
la-epilepsia-en-el-perro
la-epilepsia-en-el-perro

Diagnóstico de la epilepsia en el perro

 

La epilepsia canina es una enfermedad que presenta síntomas muy variados. Por lo tanto, para poder realizar un correcto diagnóstico debemos proceder con las siguientes pruebas:

  • Analítica sanguínea completa.
  • Diagnóstico por imagen (TAC /Resonancia Magnética).
  • Analítica de liquido cefalorraquídeo.
  • Analíticas específicas (serologías) de patologías potencialmente causales (moquillo).
  • Adjuntar un video mostrando la situación del animal en el hogar puede ser de gran ayuda.

¿Cómo tratar la epilepsia en el perro?

 

Cada vez existen más fármacos en el mercado que nos permiten tratar de manera efectiva la epilepsia en el perro.

Por fortuna, en la mayoría de los casos la enfermedad puede ser controlada si se realiza un diagnóstico correcto y siempre bajo la supervisión del veterinario.

¿Qué es lo que debemos hacer y no hacer ante un ataque epiléptico?

  • Lo que sí debemos hacer:
    • Mantener la calma.
    • Retirar objetos de las proximidades del animal.
    • Administrar el tratamiento indicado
    • Acudir al veterinario en caso de que las convulsiones no remitan a pesar de la medicación.
la-epilepsia-en-el-perro
epilepsia-en-el-perro
  • Lo que nunca haremos:
    • Sujetar al animal.
    • Dar agua o comida tras la convulsión.
    • Administrar calor, puesto que la propia convulsión provoca un aumento de la temperatura
    • Administrar fármacos no prescritos por el profesional.

 

Recuerda que la salud de tu mascota está en tus manos. #Nolodejesalazar y ante cualquier comportamiento anómalo, acude siempre a tu veterinario.