Cuidados para tu perro

¿CÓMO ENTRENAR A MI PERRO PARA QUE NO LADRE?



perro ladra

Para un perro, ladrar es completamente normal. Claro que, en ciertas circunstancias, los ladridos de un perro pueden llegar a ser molestos para las personas que están alrededor si son excesivos.

De hecho, los ladridos te pueden revelar mucho sobre el estado de ánimo de tu perro y su personalidad. Vamos a aprender a interpretar qué quiere decir un perro cuando ladra y cómo hacer que no ladre.


¿Qué quieren decir los ladridos?

Los perros ladran para demostrar todo un abanico de emociones. Ladran cuando están emocionados, asustados, sorprendidos, ansiosos, felices o incluso cuando están aburridos.

No existe una raza de perro que no ladre, aunque algunas vocalizan poco, como el Bulldog Francés, el Bulldog, el Boyero de Berna y el misterioso Shiba Inu.

Por el contrario, hay otras razas caninas que nacieron para cantantes, y la principal entre ellas es el Husky, un perro que adora ladrar y aullar, aunque también los chihuahuas y los perros tipo pastor tienen su lado parlanchín.


¿Cómo hacer que mi perro no ladre?

Si piensas: «¡mi perro ladra mucho!», el primer paso es tratar de entender lo que nos quiere decir. Lo creas o no, los seres humanos somos bastante buenos interpretando los ladridos caninos1, confía en tu instinto y escucha a tu perro: ¿está ansioso o excitado?, ¿aburrido o asustado?


Si tu perro ladra todo el tiempo, es posible que le haga falta salir y ejercitarse más, y que ladre por aburrimiento y exceso de energía.

Si tu perro le ladra a una persona en concreto, puede que no fuera correctamente socializado de cachorro. La solución es habituarlo lentamente a diferentes situaciones y a todo tipo de personas.


Hay perros a los que, accidentalmente, ¡sus propias familias les han enseñado a ladrar! Si tu perro ladra cuando te sientas a la mesa y no se calla hasta que le das un suculento bocado, estar exigiendo a que le des comida. Deja de premiar el comportamiento equivocado y este desaparecerá eventualmente, aunque no será tarea fácil, por lo que habrá que tener paciencia.

Uno de los motivos más comunes por los que los perros ladran en exceso es la ansiedad que les genera separarse de sus familias. Si tu perro comienza a ladrar apenas te vas, es probable que lo haga a modo de protesta. La solución en estos casos es que le des algo en lo que ocuparse mientras te ausentas.

Un truco para que un perro no ladre es rellenar un juguete hueco estilo Kong con su pienso o comida húmeda favorita o algún snack y congelarlo.


Cuando te vayas dale el juguete relleno a tu mejor amigo y pronto asociará tu ausencia con un premio delicioso.

Nunca debes castigar a un perro por ladrar, ya que este método es tanto cruel como contraproducente. Si tu perro ladra demasiado, mantén la calma, no lo premies ni trates de sobornarlo. Haz como si no pasara nada y, cuando se calme, elógialo y, si lo permite, mímalo, pero manteniendo la compostura. Los perros son amplificadores de nuestras propias emociones.

Si además de ladrar tu perro ha aprendido malos hábitos, como gruñir o lanzarse a perseguir todo lo que ve u olfatea, hay una poderosa técnica positiva llamada contracondicionamiento. Enséñale a tu perro una pequeña rutina de obediencia (sentado, mano, al suelo… lo que se te ocurra).

Cuando tu perro se empiece a comportar mal, pídele que haga los ejercicios que habéis practicado y, si los hace, dale un premio. Es muy importante que no le recompenses a menos que haga lo que le pides. Eventualmente, asociará que estar contigo es más emocionante que ladrarle al vacío.

Finalmente, si tu perro ladra sin motivo aparente, vocaliza también con chillidos o llora, y actúa de manera anormal, ¡puede tratarse de dolor! Visita a tu veterinario, ya que podrá revisar su estado de salud. #NoLoDejesAlAzar.

1Pongrácz, P., Molnár, C., Miklósi, Á. y Csányi, V. (2005). Human Listeners Are Able to
Classify Dog (Canis familiaris) Barks Recorded in Different Situations. Journal of Comparative
Psychology, 119(2), 136–144. https://doi.org/10.1037/0735-7036.119.2.136

Artículos relacionados

  • RAZAS DE PERROS: EL GALGO
    Los galgos son perros de aspecto esbelto y alargado que se usan desde tiempos inmemoriales para cazar liebres, conejos y otras piezas de caza menor, por lo que también se les conoce como lebreles.
  • LAS MEJORES RAZAS DE PERROS GUARDIANES
    Ciertas razas de perros están especialmente habituadas a cuidar del territorio. Son los llamados perros de guardia o perros guardianes. Conoce todo al respecto en este artículo.
  • LAS RAZAS DE PERROS MAS CARIÑOSAS
    Los perros suelen tener características similares, pero, como los humanos, cada raza tiene sus propias peculiaridades. Veamos algunas de las razas y sus personalidades para saber si son el miembro ideal para la familia.