Enfermedades comunes en invierno en perros y gatos

El invierno es una de las estaciones del año donde más atención tenemos que prestar a la salud de nuestras mascotas. Agentes infecciosos atacan a su organismo provocándoles afecciones o agravándolas si ya padecen alguna. Te contamos cuáles son las enfermedades más comunes en invierno que pueden afectar a perros y gatos.

Enfermedades comunes en invierno en perros

Las bajas temperaturas pasan factura a nuestras mascotas igual que lo hacen con nosotros, especialmente si son ancianos o cachorros. Las enfermedades más comunes que tienen posibilidades de sufrir nuestros perros en invierno son:

Moquillo canino

La causa un virus con una alta resistencia a las temperaturas bajas. Los síntomas que presentan los perros que la sufren son vómitos o diarrea, fiebre y exceso de mucosidad. La manera de evitarla es a través de un plan de vacunación que incluye la vacuna frente al moquillo canino desde que son cachorros.

Tos de las perreras

Como el catarro humano, la tos de las perreras o traqueobronquitis infecciosa,  es una enfermedad de carácter vírico y su incidencia es más alta en otoño e invierno. Al verse afectado el funcionamiento del sistema inmunológico los perros se vuelven vulnerables a la incidencia de los virus y las bacterias. Se presenta en forma de tos áspera y persistente y es altamente contagiosa entre canes al transmitirse mediante el aire. También existe vacuna frente a esta enfermedad.

Enfermedades comunes en invierno en gatos

Las enfermedades más comunes entre felinos en los meses de frío son:

Complejo respiratorio felino

El complejo respiratorio felino es una patología originada por diferentes virus o bacterias que afectan a los gatos pequeños o a los adultos. Les provoca úlceras, lesiones en los ojos y en la boca, estornudos, fiebre, y como se puede deducir por su nombre, graves problemas respiratorios. Es un conjunto de patógenos que son fácilmente transmisibles entre los gatos, por lo que, si tienes varios y uno de ellos con algunos de estos síntomas, intenta aislarle del resto y acude al veterinario.

Para muchos de los responsables de las patologías respiratorias felinas, existe vacunación como en el caso de Calicivirus y de Herpesvirus. Vacunar anualmente protegerá a tu gato de estas peligrosas enfermedades.

Otros problemas comunes para perros y gatos durante el invierno

Además de las mencionadas enfermedades, existen otros problemas que no llegan a presentar la misma gravedad pero que es preferible tratar cuanto antes, como son: parásitos, problemas en la piel y/o en las articulaciones.

Parásitos: los parásitos internos son resistentes al frío invierno, nuestras mascotas pueden contraerlos en estos meses. Les afectan provocándoles vómitos, diarreas o hinchazón en la zona del vientre. Acude a tu veterinario para seguir un plan de desparasitación durante todo el año y prevenirlos.

Históricamente los problemas relacionados a los parásitos externos se tenían en cuenta fundamentalmente en los meses de primavera y verano. Con los cambios en la estacionalidad debido al aumento global de las temperaturas, pulgas garrapatas y flebotomos, también representan un riesgo en esta estación. Las garrapatas empiezan a ser activas a partir de los 6ºC, y las pulgas pueden vivir, reproducirse y picar a nuestras mascotas en los hogares con calefacción. Los expertos recomiendan proteger durante todo el año, si quieres más información sobre este tema entra en esta web.

Problemas en la piel: el frío provoca problemas en la dermis como exceso de sequedad produciendo picores o, si vives en un ambiente húmedo, pueden aparecer hongos. Para ambos casos existen pomadas y tratamientos que aliviarán a tu mascota.

Problemas que acarrea el sedentarismo: Si tu mascota no se mantiene activa jugando o haciendo deporte mientras está en casa, esto puede repercutir en sus articulaciones, haciendo que sus huesos se resientan con posibilidad de padecer enfermedades de articulación. Intenta que se mueva durante el tiempo que pasas en casa junto a ella.

Te aconsejamos acudir a tu veterinario de confianza periódicamente para seguir el calendario de vacunaciones y desparasitaciones de tu perro o gato y evitar que padezca estas enfermedades. Pero si notas el más mínimo síntoma, acude rápidamente a él para que realice un diagnóstico y le prescriba el tratamiento adecuado.