Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

Enfermedades caninas: la salud de tu mascota, #nolodejesalazar

ENFERMEDADES FRECUENTES QUE TU MASCOTA PUEDE TENER

ENFERMEDADES FRECUENTES QUE TU MASCOTA PUEDE TENER

 

¡El peligro está ahí fuera! La verdad también, y es que existen múltiples patologías que pueden afectar a tu amigo perruno.

Como queremos que estés informado y tengas todas las herramientas para protegerle te contamos alguna de las más frecuentes clasificadas según su importancia.

 

ENFERMEDADES CANINAS LEVES

 

Podemos considerar enfermedades leves a aquellas de “poco impacto orgánico”. Más que una enfermedad podemos considerarlas “una molestia” ya que generalmente afectan a una zona concreta y su solución suele ser sencilla y de fácil prevención.

GINGIVITIS

 

Definición: gingiva: encía y itis: inflamación. Inflamación de las encías.

Causas: la inflamación de las encías de tu mascota puede deberse a distintas causas:.

  • Traumáticas: peleas, golpes, atropellos, juegos con objetos inadecuados, “perros aspiradora”…
  • Alimentarias: las comidas caseras y enlatadas favorecen la aparición con anterioridad. Lo contrario sucede con el uso de alimento seco.
  • Infecciosas: por cúmulo de sarro se producirá infección de la encía que produce gingivitis.
  • Higiénicas: despreocupación del higiene bucal y alimentarias inadecuadas.

Síntomas: tu mascota rechazará el alimento (primero el duro, luego el blando y finalmente no comerá), aumentará su salivación incluso saliendose de la boca (sialorrea), podrá padecer decaimiento y dolor en la zona. Las encías estarán engrosadas y enrojecidas en mayor o menor grado dependiendo de la importancia de la lesión.

Diagnostico: visualización directa del problema.

Tratamiento: 

  • Preventivo:
    • Alimentación seca.
    • Higiene dental.
    • Limpiezas dentales.
  • Curativo:
    • Antibióticos.
    • Limpieza dental.

ENFERMEDADES CANINAS MODERADAS

 

Estamos ante problemas “frontera” entre lo sencillo y lo complicado, entre lo leve y lo grave. Son patologías sobre las que se debe actuar con rapidez ya que un retraso puede convertirlas en un problema de importancia.

 

GASTRITIS AGUDA

 

Definición: gasteer, gastros: vientre  y sufijo itis: inflamación. Inflamación del estomago.

Causas: ingestión de cantidades excesivas de alimento, alimentos en mal estado, alimentos de mala calidad, ingestión de basura, cuerpos extraños (calzado, juguetes, pins, agujas+hilo, ropa…), pelo…y en general todo aquello que por lógica no debería entrar en el estómago de una mascota. Es mucho más frecuente en cachorros que en adultos.

Sintomas: vómitos frecuentes tras la ingestión de alimento o en vacío, diarrea, dolor abdominal, polidipsia (aumento de ingestión de agua), depresión, babeo, deshidratación…

Diagnóstico: por anamnesis (preguntas del veterinario al propietario: ¿Desde cuándo?, ¿cómo?…), examen del contenido del vómito, radiología, ecografía o análisis de sangre.

Tratamiento: 

  • Preventivo: utiliza la lógica y evita por todos los medios que el animal ingiera productos inadecuados.
  • Curativo: ayuno preventivo las 24 primeras horas. Si no remiten los síntomas acude al veterinario que administrará el tratamiento farmacológico, dietético o conjunto según los síntomas.

 

ENFERMEDADES CANINAS GRAVES

 

Son aquellas que ponen en peligro la vida del animal. Necesitan la actuación inmediata del profesional y la dedicación absoluta del propietario.

DILATACIÓN – TORSIÓN DE ESTÓMAGO

 

Definición: es el aumento del tamaño del estómago de la mascota debido a una acumulación de líquido o gas que no podrá liberarse de su interior si se produce un giro de este órgano sobre su eje (torsión). Este giro provoca el cierre de la entrada y salida del estómago así como la compresión de las venas y arterias.

Causas: principalmente en mascotas grandes de tórax profundo (Gran Danés, Setter Irlandés, Doberman,…) de edades entre los cuatro y los siete años por la presencia de gas y/o líquido y una obstrucción que impida aliviar la distensión que se produce en el estómago.

Puede producirse por fermentación de alimentos inadecuados, en mal estado, en exceso o por reacciones de los ácidos gástricos con las secreciones pancreáticas.

Sintomas: distensión abdominal, arcadas repetidas con antecedentes de comida copiosa, debilidad, aletargamiento, ansiedad y mucosas blancas.

Diagnóstico: examen físico de la mascota y radiografía de abdomen.

Tratamiento: de urgencia debido a la gravedad del problema.

Se le administrarán líquidos por vía intravenosa más corticoides. Se intentará intubar a tu mascota para liberar el contenido estomacal. Y si esto no fuera posible, se realizará una cirugía para liberar directamente el contenido del estomago, devolviéndole a su posición original y fijándolo para evitar que vuelva a suceder.

Prevención: evita que tu mascota coma y beba en cantidades excesivas. Evita los ejercicios violentos tras las comidas y reparte el alimento en varias tomas a lo largo del día.