Gatos

ENCÍAS INFLAMADAS EN GATOS

Las encías inflamadas en gatos son uno de los principales signos de enfermedad periodontal, donde las bacterias y el sarro juegan un papel fundamental. La enfermedad periodontal es muy común en los gatos, tanto que hasta el 65 % de los gatos mayores de cuatro años la padecen.[1]

La enfermedad periodontal suele empezar con un gato con encías rojas o inflamadas y, con el tiempo, puede dañar seriamente su bienestar. Así que presta atención, pues aquí te decimos cómo identificar el problema en tu gato a tiempo y qué hacer para prevenirlo.

Las encías inflamadas en gatos… no son tan graves, ¿o sí?

Los dientes son estructuras mucho más complejas de lo que parecen a simple vista. Tejidos especializados, llamados periodonto en su conjunto, los mantienen íntegros y unidos al resto del cuerpo. Algunas de las estructuras más importantes del periodonto son:

  • Alvéolo: hueso que rodea y soporta a la raíz del diente.
  • Ligamento periodontal: tejido que une el diente al alvéolo y le permite cierta movilidad.
  • Cemento: recubrimiento que protege la raíz del diente.
  • Encías: tejido mucoso y fibroso que protege al resto de las estructuras del periodonto.

Cuando las encías sufren un daño, dejan expuestas las estructuras más delicadas. Si el resto del periodonto queda afectado, el gato puede perder la pieza dental.

Además, cuando se pierde la protección de las encías, las bacterias de la boca pueden diseminarse a otras partes de la boca o del cuerpo. Un gato con enfermedad periodontal avanzada puede perder hueso del maxilar y la mandíbula, además de que infecciones que se originan en la boca se pueden propagar a otras partes del cuerpo e incluso amenazar la vida del minino.

Así pues, ¡las encías inflamadas en el gato son un riesgo importante!

color de las encias de los gatos

¿Cómo se inflaman las encías en los gatos? 

La boca de los animales está llena de bacterias. Éstas viven en equilibrio y, por lo general no causan daño, pues las defensas del organismo las pueden controlar. Sin embargo, es posible que las bacterias proliferen en exceso y creen una placa microscópica en la que se pueden ocultar, evadiendo las defensas del gato. Entonces comienza la inflamación de las encías, que es una respuesta de defensa frente a la abundancia de bacterias. La inflamación se observa como un anillo rojo en el margen de la encía, justo donde se une con el diente. Conforme avanza la enfermedad, las encías pueden comenzar a sangrar y, de hecho, una de las pruebas que hacen los veterinarios es presionar la encía para ver si sangra fácilmente.

Cuando la placa permanece, se mineraliza; es decir: forma sarro. El sarro, a su vez, es el escondite perfecto para las bacterias, las cuales continúan proliferando, formando incluso enormes piedras (o cálculos) que pueden ser más grandes que una muela. El sarro tiene la capacidad de irritar a las encías, causando más inflamación. Gracias a la proliferación de bacterias, en esta etapa aparece también el mal aliento.

De un gato con encías rojas a pérdida de dientes: ¿cómo evoluciona la enfermedad periodontal?

Eventualmente, el sarro invade el espacio entre la encía y el diente, causando que se separen. Al ocurrir esto, quedan expuestas otras partes del diente que son más susceptibles a la presencia de las bacterias y al sarro, causando más inflamación y la destrucción del periodonto. Esto es un círculo vicioso. Conforme avanza el daño, las encías comienzan a retroceder y dejan expuesta parte de la raíz del diente.
En las etapas más avanzadas de la enfermedad periodontal, las bacterias atacan el hueso del alvéolo y el ligamento periodontal que une el diente al resto del cuerpo, por lo que la pieza dental empieza a moverse y, eventualmente, se cae. La pérdida de hueso puede llevar a deformidad y la infección se puede diseminar a otras partes del cuerpo, por lo que algunos gatos con enfermedad periodontal avanzada tienen los ganglios inflamados. En los casos más severos, la infección puede amenazar la vida del gato.

La pérdida de piezas dentales disminuye seriamente la calidad de vida de un minino. Además, es importante saber que, una vez que las encías se han retraído y se han separado del diente, la enfermedad periodontal suele ser irreversible; por ello, ¡más vale prevenir!

Ten en cuenta que, debido al dolor que les produce la inflamación de las encías, los gatos tienden a disminuir la cantidad de alimento que consumen y por ello es muy importante controlar cualquier cambio en su rutina de alimentación.

El comedero inteligente para mascotas con microchip SureFeed Connect registra la frecuencia con la que tu gato se alimenta y cuánto come en cada sesión. Esto te permitirá aprender acerca de los patrones normales de ingesta de tu gato para que puedas notar cambios significativos en el tiempo y poder acudir al veterinario a tiempo.

gato encias rojas

¿Cuáles son las causas de las encías inflamadas en gatos?

La falta de higiene y la dieta son las dos causas principales. Vamos a discutirlas más a fondo.

Falta de higiene

La presencia de restos de comida donde las bacterias pueden proliferar es el principal motivo por el cual se inflaman las encías y comienza la enfermedad periodontal. Por ello, es importante la limpieza dental.

Ahora bien, uno podría decir con escepticismo: ¡pero los felinos salvajes no se cepillan los dientes ni usan hilo dental y, aun así, tienen buena dentadura! Es cierto, pero los felinos silvestres viven mucho menos y, además, tienen una dieta muy diferente a la de nuestros mininos domésticos.

Dieta

En la vida silvestre, los gatos y otros felinos consumen una proporción alta de huesos, los cuales funcionan como un abrasivo que limpia los dientes, removiendo el sarro. Además, la dieta de los felinos salvajes prácticamente no contiene carbohidratos, que favorece la formación de placa.

Las llamadas dietas naturales, como la BARF, buscan imitar la alimentación en vida libre y, aunque suelen fomentar una buena dentadura, conllevan otras complicaciones. Si te interesa implementar una dieta de este estilo con tu mejor amigo, es fundamental que lo hagas acompañado por los consejos y recomendaciones del equipo de tu clínica veterinaria

Finalmente, debemos recalcar que incluso los gatos asilvestrados y comunitarios, o que pasan mucho tiempo fuera, tienen una alta tasa de enfermedad periodontal, como lo demuestra un estudio reciente por Herbichi y sus colegas en Brasil (2020). De hecho, uno de los principales motivos por los que felinos y gatos de vida libre viven mucho menos que sus contrapartes en zoológicos u hogares es precisamente que no reciben cuidado dental.

¿Cómo sé si mi gato tiene sanas sus encías?

El color de las encías del gato debe ser rosa. Pueden ser desde un rosa claro a un rojo pálido. Cualquier desviación de este color indica que hay algún problema. Por ejemplo, encías pálidas, de blanco a blanco verdoso, indican desde desnutrición hasta un proceso de anemia. Encías rojo brillante, especialmente si sangran, indican enfermedad periodontal de media a avanzada. Pero el signo más común de inflamación es una línea roja (o anillo) que aparece sobre la encía, al margen del diente.


Las manchas negras en las encías de los gatos son del todo normales y también pueden aparecer en el paladar, la lengua y las fauces (la parte trasera de la boca). Esencialmente, son lunares. Sin embargo si ves que cambian de aspecto, te recomendamos que acudas a tu clínica para determinar que todo vaya bien.

¿Cómo puedo prevenir la enfermedad periodontal en mi gato?

Las buenas noticias son que la enfermedad periodontal es muy fácil de prevenir. Sigue estos consejos:

Limpieza frecuente

Cepillar los dientes de tu gato con una pasta de dientes apropiada (pídele a tu veterinario que te recomiende una) es la manera más fácil de prevenir la formación de placa y sarro. Debes limpiar los dientes de tu mejor amigo al menos tres veces por semana.

La mayor objeción a esta medida preventiva suele ser que muchos gatos no permiten que se les limpien los dientes. La realidad es que, con un poco de paciencia, la mayoría de los gatos aprenden a disfrutar de las sesiones de limpieza y, con algo de práctica, hacerlo no te tomará más que unos minutos.

En el caso en el que tu gato no permita el cepillado de dientes, existen alimentos y snacks especiales para remover el sarro. Estos dan resultados moderados, por lo que la limpieza dental con el veterinario deberá ser más frecuente.

enfermedad encías gatos

Dieta de calidad

Los piensos para gatos de mala calidad tienen una alta proporción de carbohidratos. Por este motivo, las encías inflamadas y el sarro aparecen más rápido. El alimento húmedo, incluso de buena calidad, puede favorecer la aparición de sarro.

Los piensos de mejor calidad están formulados con pocos carbohidratos y con la textura precisa para retrasar la aparición del sarro o inclusive ayudar a removerlo. Dar alimento de buena calidad no solo ayuda a prevenir la enfermedad periodontal, sino toda una serie de enfermedades en el gato, desde obesidad hasta diabetes. Lo mejor es dar tanto alimento húmedo como seco.

Además, hay que tener mucho cuidado con los premios y las golosinas, pues no solo hay alimentos que son tóxicos para los gatos, sino que un exceso de chuches favorece las encías inflamadas en el gato.

 

Revisión dental veterinaria

Ir a una consulta preventiva con el veterinario es una de las mejores inversiones que podemos hacer para la salud de nuestro gato. A veces, solemos  caer en el error de esperar a que aparezca un problema para acudir al veterinario.

Durante la revisión dental, el veterinario evaluará la salud de las encías y la presencia de sarro. De ser necesario, hará una limpieza profunda. Es probable que el veterinario pida la realización de radiografías si sospecha de enfermedad periodontal más avanzada.

Muchos veterinarios ya ofrecen paquetes de prevención que incluyen vacunación, protección frente a parásitos internos y externos, limpieza dental, control de peso y mucho más. Así que ya lo sabes, protege a tu gato y  #NoLoDejesAlAzar.

Referencias 

Herbichi, A., Paz, M. C., Danesi, C. C., & Fighera, R. A. (2020). Periodontal disease and its complications in cats from. Pesq. Vet. Bras, 40(9), 696-706. https://doi.org/10.1590/1678-5150-PVB-6306

Perry, R., & Tutt, C. (2015). Periodontal disease in cats: Back to basics–with an eye on the future. Journal of feline medicine and surgery, 17(1), 45-65. https://doi.org/10.1177%2F1098612X14560099

 

Artículos relacionados

  • LOS MEJORES GATOS PEQUEÑOS PARA UN PISO EN LA CIUDAD
    ¿Cuentas con un espacio reducido y estás buscando un gato pequeño para hacerte compañía? Aquí te decimos cómo elegir al minino perfecto.
  • GATOS SIN PELO: CUIDADOS
    Si estás pensando en dar la bienvenida a un gato sin pelo en tu hogar, aquí encontrarás lo más importante sobre su cuidado.
  • RAZAS DE GATO: GATO BENGALÍ
    El gato bengalí se distingue por su tamaño, su carácter activo, alegre y valeroso, así como por su pelaje con las rosetas típicas del leopardo.