Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

Cómo tratar la diabetes en gatos | No lo Dejes al Azar

DIABETES EN EL GATO: SÍNTOMAS Y TRATAMIENTOS

Diabetes en gatos

La diabetes en gatos

 

La diabetes felina es una enfermedad que no solo podemos sufrir nosotros, las personas, sino también nuestras mascotas. Se estima que, aproximadamente, 1 de cada 500 gatos tendrá diabetes en algún momento de su vida, aunque en la actualidad se cree que esta cifra es significativamente superior, ya que muchos de ellos no se diagnostican.

Esta patología se puede controlar en gran medida si les proporcionamos el tratamiento y la dieta prescritos por el veterinario.

La diabetes puede afectar a:

  • Gatos de todas las edades, sexos y razas (existiendo una mayor predisposición en los gatos Burmeses).
  • Gatos mayores, sobre todo los machos castrados.
Diabetes felina

1. Tipos de diabetes en gatos

 

En los felinos podemos encontrar los siguientes tipos de diabetes:

Diabetes insípida: la diabetes insípida es un tipo de trastorno hormonal que afecta a su equilibrio hídrico. La orina deja de acumularse y se escapa con frecuencia. Es el tipo de diabetes menos común de los que vamos a ver y su tratamiento veterinario consiste en la toma de hormonas.

Diabetes mellitus: a este tipo también se le conoce por el nombre de “enfermedad del azúcar” y es la más frecuente. El páncreas es el órgano regulador de la producción de insulina en el metabolismo. Al mismo tiempo, la insulina se hace cargo de la absorción de los azúcares en las células del cuerpo del gato y el azúcar da energía al cuerpo.

Diabetes insípida gatos

La otra se conoce como diabetes tipo 2, esta se da cuando las células somáticas desarrollan una intolerancia alta a la insulina y dejan de reaccionar a su absorción. Lo que afecta a que el cuerpo sufra una falta de energía. Se genera un problema en la metabolización del azúcar en la sangre.

Es característicos de los gatos que sufren este tipo de diabetes que tengan sobrepeso y sean mayores. Porque la desestabilización del metabolismo de la glucosa da pie a desarrollar un alto porcentaje de grasa o afecta a gatos con problemas en el páncreas. Los síntomas que ayudan a detectarla son la ingesta frecuente de agua, visitas frecuentes al arenero, falta de higiene o pelaje seco.

Es importante tener en mente que el control de la diabetes en gatos es completamente distinto al que se sigue en medicina humana. Por este motivo, a pesar de estar familiarizados con la enfermedad, ya sea porque la padecemos o porque simplemente la conocemos, seguiremos siempre al pie de la letra las recomendaciones del veterinario.

2. Síntomas de la diabetes en gatos

  • Aumento del apetito y la ingesta de alimento (polifagia).
  • Aumento de las micciones, tanto en frecuencia como en cantidad (poliuria).
  • Aumento del consumo de agua (polidipsia).
  • A medio-largo plazo también pueden mostrar neu­ropatía diabética
Síntomas diabetes gatos

Si detectas cualquiera de los síntomas descritos, debes acudir al veterinario lo antes posible para que confirme el diagnóstico. Él realizará todas las analíticas necesarias para detectar subidas de azúcar en sangre (hiperglucemia) o la presencia de glucosa en la orina (glucosuria), dos condiciones habituales tanto en personas como en animales que padecen la enfermedad.

3. Tratamiento de la diabetes felina

Una vez confirmado el diagnóstico, debemos tener en cuenta las siguientes precauciones para el tratamiento de la diabetes felina:

Fármacos para tratar la diabetes en el gato

El veterinario, tras haber valorado el estado de nuestra mascota, nos proporcionará la solución que más se ajuste a sus necesidades.

La insulina juegan un papel fundamental en el control de los síntomas de la diabetes felina así como en la normalización de los altos niveles de glucosa en sangre. Administrando la insulina correctamente se puede lograr que el gato recupere su calidad de vida. Además, hoy en día existen dispositivos como Vetpen® que te permitirán una administración más fácil, sencilla, rápida y segura. Gracias a su innovador diseño, reducirás el riesgo de roturas y derrames que se producen durante el manipulado de la insulina y además  podrás transportarlo con facilidad gracias a su estuche protector.

4. Alimentación para gatos diabéticos

La dieta tiene un papel funda­mental en el control del paciente diabético y uno de sus principales objetivos es corregir la obesidad y alcanzar o mantener el peso ideal.

Siguiendo una dieta equilibrada y adaptada a las características de tu gato (edad, estado, actividad, etc.) podemos reducir la cantidad de insulina necesaria para controlar la enfermedad y mejorar las probabilidades de remisión.

Optaremos por dietas con bajo contenido en hidratos de carbono y alto contenido proteico son las que permitirán un mejor control de la enfermedad. La ración diaria se repartirá en varias tomas, siguien­do las indicaciones del veterinario.

Como ves, para tratar la diabetes en el gato de una manera efectiva es fundamental la combinación de una dieta y un tratamiento específicos para cada caso. Consulta siempre a tu veterinario. #Nolodejesalazar