Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

Cómo detectar si un perro tiene dermatitis | No lo Dejes al Azar

DERMATITIS EN EL PERRO

Mi perro tiene dermatitis

¿Cuáles son las causas de la dermatitis atópica en perros y qué tipos existen?

 

¿Han diagnosticado dermatitis atópica a tu perro? Hoy te damos las claves de esta reacción, que más que una alergia es una enfermedad que aparece como una inflamación en la piel de tu mascota. Los síntomas son los mismos que padecemos nosotros, aunque las causas, las lesiones y los tipos de dermatitis son diferentes. Por ello, en #nolodejesalazar te contamos los factores que intervienen y causan la atopía en nuestras mascotas.

Factores que influyen en el desarrollo de dermatitis en el perro

1.Factores que influyen en el desarrollo de dermatitis en perros

 

La dermatitis se presenta en forma de erupción y aparece de forma imprevisible en la piel del animal. En la enfermedad influyen algunos factores como:

  1. Edad del animal: en la etapa adulta y senior los perros suelen sufrir descontroles hormonales que propician la aparición de dermatitis en su piel.
  2. Raza: determinadas razas como los cocker o los pastores alemanes son más propensos a la dermatitis que el resto.
  3. Sexo: algunas alteraciones hormonales como el hiperestrogenismo de las hembras están directamente ligadas a esta dolencia.
  4. Hábitat y costumbres: el lugar de residencia también es un factor clave (afecta de forma diferente entre la ciudad y el campo), las veces que sale al día y a dónde o la alimentación, son otros puntos a tener muy en cuenta en el diagnóstico y la evaluación.

2. ¿Cómo diagnostican los veterinarios la dermatitis?

 

Para determinar los factores que están influyendo en la aparición de la dermatitis, los veterinarios suelen revisar dos tipos de datos:

  1. Datos clínicos generales: muchas enfermedades vienen acompañadas de dermatitis, por lo que resulta muy importante contar con datos como:
  • Enfermedades previas.
  • Estado general: cambios de peso, cambios de comportamiento, alteraciones del apetito…
  • Problemas concretos: la existencia de síntomas, sean o no dermatológicos, como tos, vómitos, diarreas, alteraciones, debilidad…
Cómo se diagnostica la dermatitis en perros
Tipos de dermatitis más frecuentes

2. Datos clínicos específicos: en esta parte el veterinario se encarga de analizar factores como:

  • Edad en la que aparece la dermatitis y la época del año.
  • Aspecto de las heridas y la zona de localización.
  • Si existe picor. Aunque no siempre presenta síntomas de picor, como la mayoría de enfermedades cutáneas caninas, es determinante para conocer el tipo de dermatitis que sufre. Si presenta síntomas de picor se tienen en cuenta otros datos como la intensidad, la frecuencia, la localización, la relación con los factores ambientales o con la alimentación.

3. Tipos de dermatitis más frecuentes en perros

 

En función del tipo de eczemas que provoca esta enfermedad en los perros y de sus factores desencadenantes, se puede hacer una clasificación de las diferentes dermatitis que afectan a nuestros animales de compañía.

Dermatitis Atópica o Alérgica

Se trata de una reacción que se desencadena a causa de la exposición del perro a determinados alérgenos como el polen o el polvo. No es una enfermedad que solo afecte a nuestros perros, los humanos también somos susceptibles de desarrollar dermatitis atópica.

Los síntomas que presenta son un picor intenso, que se manifiesta sobre todo en edades jóvenes (entre 12 y 26 meses). Además, esta variante suele aparecer o de forma estacional o durante todo el año y afecta a casi todas las razas y en especial a las hembras. En la piel puede verse cómo aparece una inflamación o enrojecimiento (e incluso puede llegar a experimentarse la pérdida de pelaje). Las heridas son más visibles en las zonas de la cara, orejas, garras y vientre.

Para tratar a nuestras mascotas, debemos evitar el contacto con el alérgeno (si se determina cuál es el causante) y en aplicar un tratamiento médico como corticoides o antibiótico que determinará el veterinario.

Dermatitis atópica en perros
Dermatitis alérgica por contacto en perros

Dermatitis alérgica por contacto

Este tipo supone un 10% de los casos de erupciones en la piel de los perros y se produce al entrar en contacto directo con el alérgeno que la origina. Es fácil de identificar, ya que los perros no suelen tener heridas en las zonas provistas de pelo. Es en zonas como el abdomen, la parte interna de los muslos, axilas o los lados de las orejas donde aparecen los síntomas.

Estos síntomas van desde la inflamación y el enrojecimiento ligero hasta un fuerte picor con cambios en la pigmentación de la piel. El tratamiento consiste en la eliminación total del contacto con el alérgeno junto a un tratamiento farmacológico.

Dermatitis acral por lamido

Tiene varias causas de carácter físico como infecciones, atopia, alergias y también causas conductuales como estrés, ansiedad o aburrimiento. Se detecta porque el animal se lame o se mordisquea la zona frecuentemente, llegando a veces a autolesionarse. Las irritaciones presentan síntomas como inflamación o pérdida de pelo. Dando pie a que el perro sufra lesiones crónicas como cambios de pigmentación o infecciones secundarias. Las lesiones son frecuentes en la superficie de las patas, alrededor de las uñas en la zona superior y en el dorso.

Si el perro presenta infecciones secundarias, la única manera de tratarla es mediante fármacos, si las lesiones son graves, se realiza un control con el uso de collares isabelinos o se venda la zona afectada, para evitar que el perro pueda seguir lamiéndose la herida.

Dermatitis acral por lamido en perros
Dermatitis por picadura de pulgas en perros

Dermatitis por picadura de pulgas

La dermatitis transmitida por la picadura de pulgas es la más común se trata en las clínicas veterinarias. La reacción alérgica, producto de la picadura de este parásito en el animal, se debe a los alérgenos presentes en su saliva. Los síntomas característicos son picor y enrojecimiento de piel en la zona donde recibe el picotazo.

Es un problema que puede afectar a canes de todas las edades, aunque entre los tres y cinco años es más frecuente en determinadas razas como el Labrador o el Chow Chow. Si el animal tiene otro tipo de alergias, puede ser más propenso para desarrollar dermatitis si te ataca una pulga.

Su diagnóstico se realiza a través de un análisis veterinario, en el que se observan las lesiones y la presencia de pulgas o excrementos en la piel del perro. También se puede realizar el diagnóstico mediante pruebas específicas como la inyección intradérmica del alérgeno o pruebas en laboratorios de diagnóstico de alérgenos.

El tratamiento pasa por el uso de fármacos que ayuden a manejar las reacciones alérgicas en la piel y la prevención antiparasitaria para evitar, en la medida de lo posible, la entrada en contacto con parásitos.

Dermatitis contagiada por la picadura de una pulga a un perro