Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

Consejos para cuidar a tu perro en verano - No lo Dejes al Azar

Cuidar a tu perro en verano

Cómo cuidar a tu perro en verano

 

El aseo de tu perro es importante, no solo se elimina la suciedad, sino que también te ayuda a prevenir enfermedades a una edad temprana.

 

Consejos para un buen cuidado

 

Debes acostumbrar a tu perro al aseo desde que es cachorro. El tipo y la frecuencia dependen mucho de la raza, por lo que te recomendamos que hables con tu veterinario o peluquero canino para que te proporcione más información.

Cuidado del perro
Pasar el peine al perro

Los accesorios necesarios

 

Para poder acicalar a tu perro de manera adecuada, necesitarás estos accesorios:

  • Cepillo / peine para perros
  • Esponjas para perros
  • Champú para perros

Cuidados específicos

 

Como hemos dicho anteriormente, un accesorio especialmente importante para el aseo de tu perro es el cepillo. Para perros de pelo largo, te recomendamos que primero uses un peine para eliminar todos los pelos sueltos de la capa externa e inferior.

El cepillado estimula la circulación en la piel, y eso promueve el flujo de sangre a los folículos pilosos y mejora la secreción de sebo. Mientras le cepillas, también podrás observar si ves algo diferente en su piel. Si es así, consulta a tu veterinario. Bañar a tu perro con mucha frecuencia, especialmente en perros de pelo corto, puede destruir el ph de la piel y producir problemas dermatológicos. Sin embargo, un baño ocasional no es dañino. Asegúrate de que el agua esté tibia y que el champú sea específico para perros.

 

Cómo acostumbrar a tu perro al cepillo

 

A muchos perros, al principio, les cuesta acostumbrarse al cepillado. Desde que son cachorros, deberás acostumbrarlo gradualmente a ello. Para ello, asegúrate de que ya haya hecho ejercicio y de que esté relajado.

Acostumbrar a un perro al cepillado
Cepillar al perro

Comienza a un ritmo pausado, acariciando su piel con tu mano y reemplazándola gradualmente por un cepillo suave. También puedes recompensarlo ocasionalmente con premios. Comienza en lugares como la espalda y los costados, avanzando lentamente.

Esta actividad puedes convertirla poco a poco en parte de su rutina habitual: por ejemplo, mientras ves la televisión o después de un paseo.

 

Consecuencias de un mal cuidado

 

En otoño y primavera en particular, es importante cepillar a tu perro para eliminar el pelo suelto y dejar que su piel transpire. Una posible consecuencia de no cepillarle bien, es el pelo enmarañado, que puede provocar problemas en la piel como dermatitis y facilitar que los parásitos externos se enganchen.

Ante cualquier duda, no dudes en preguntar a tu veterinario.