Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

¿Cómo cuido de mi cachorro? - No lo dejes al azar

CUIDADOS DEL CACHORRO

cuidados-cachorro-1

CUIDADOS DEL CACHORRO

 

El cachorro ya ha llegado a su nuevo hogar y ya es un miembro más de la familia.  Poco a poco, con ayuda de un profesional y dejando a un lado la compra compulsiva, iremos adquiriendo todo lo necesario para nuestra mascota.

A continuación te indicamos los requisitos mínimos que deberás tener en cuenta para que tu cachorro se adapte a la familia y al entorno de la manera más fácil y rápida posible:

 

Su nombre

A la hora de elegir uno, recuerda que los perros reconocen con mayor facilidad los nombres cortos, los de una o dos sílabas. Elije un nombre que sea sonoro. Muy pronto se acostumbrará a oírlo y acudirá cuando le llames.

Recipientes para la comida y el agua

Te recomendamos que los recipientes donde tu cachorro vaya a comer y a beber sean de acero inoxidable antivuelco o de loza. Deben ser duraderos, resistentes, de fácil limpieza y que no filtren ni absorban olores.

 

Agua y comida

Asegúrate de que tu mascota tiene la cantidad suficiente de agua fresca y cámbiasela a diario.

En cuanto a la comida, el criador, tienda o entidad protectora, deben especificarte el alimento que tu cachorro ha estado comiendo hasta ahora. Dale ese mismo los primeros días, es fundamental evitar cambios bruscos de dieta. Comenta con el veterinario la alimentación que está siguiendo tu cachorro y, en caso de que te recomiende un cambio de pienso, el proceso será gradual. En un plazo de 7 a 10 días iremos aumentando progresivamente la cantidad del nuevo pienso y disminuyendo la cantidad del anterior.

Es importante que alimentes a tu cachorro con el mejor producto que tu economía te permita. Ten en cuenta que una construcción sólida en la etapa de cachorro se mantendrá toda la vida.

 

cuidados-cachorro-2
cuidados-cachorro-3

Un lugar para hacer sus necesidades

Hasta que el cachorro pueda salir a la calle será necesario preparar un sitio en la casa donde pueda hacer sus necesidades.

Debes tener en cuenta que el cachorro al principio no tendrá control sobre su vejiga y necesitará vaciarla con frecuencia. Los momentos más comunes serán después de comer o beber, caminar o jugar y, especialmente, después de haber dormido. Si le ves olfatear el terreno, te está diciendo que tiene ganas de orinar. Este suele ser el indicativo más seguro. Cógele y llévale hacia la zona que hayas acondicionado con papeles absorbentes o de periódico y colócale justo encima. El baño puede ser una buena opción.

¡Importante! Siempre que el cachorro haga sus necesidades encima de la zona que hayas preparado para tal fin, reforzaremos de forma positiva su comportamiento halagándole y premiándole.

 

Un lugar para dormir

Tu cachorro necesitará un entorno adecuado para que pueda descansar correctamente. Una cesta grande de fácil limpieza, un cojín o un almohadón pueden servir como lecho. También puedes optar por la compra de una cuna de plástico a prueba de mordiscos que incorpore un colchón lavable. Si estás valorando comprar una cuna de mimbre, debes saber que no son precisamente fáciles de lavar, además de no ser resistentes si tu cachorro decide dedicarse a morderlas.

Juguetes

El juego es fundamental en el desarrollo del cachorro. Todos necesitan juguetes para hacer ejercicio y divertirse, sin olvidarnos de que el mejor juguete somos nosotros y el tiempo que les dediquemos.

Elije juguetes fabricados especialmente para cachorros, que pueda morder, astillarse, romperse o tragarse. Los mordedores de cuero y de nylon y las pelotas de goma dura son buenos ejemplos de juguetes divertidos y seguros. Para determinar si el tamaño del juguete es el adecuado para tu cachorro, comprueba si le entra completamente o no en la boca. De ser así, prueba con un juguete más grande, ese es demasiado pequeño. Te recomendamos evitar los juguetes de esponja o con puntas duras que puedan romperse y tragar. Del mismo modo que no deberías dejarle tus zapatos u otras prendas personales porqué luego no sabrá diferenciar los que puede coger de los que no.

 

…¡Y la casa!

Para que nuestra casa sea segura para nuestro cachorro y podamos prevenir cualquier tipo de accidente, debemos eliminar todos los riesgos posibles. Toma nota de nuestras recomendaciones:

  • Mantendremos fuera del alcance del cachorro todos aquellos objetos que se puedan romper o ser ingeridos.
  • Cerraremos la tapa del inodoro y la puerta de la lavadora para que no pueda acceder.
  • Evitaremos el acceso a cables eléctricos ocultándolos o cubriéndolos.
  • Guardaremos en un lugar seguro los productos químicos de limpieza doméstica o de otras aplicaciones como los aceites para motor y los anticongelantes.
  • Mantendremos fuera de su alcance botones, hilos, agujas, alfileres y demás objetos punzantes.
  • Cerraremos adecuadamente las bolsas de basura y mantendremos fuera de su alcance los restos de comida.
  • Si tenemos una piscina, deberemos comprobar el buen estado de la cubierta de seguridad o de la cerca.

Si eres primerizo en el cuidado de los animales, imaginamos que estarás hecho un mar de dudas. Nuestra recomendación es que consultes #nolodejesalazar y al veterinario, que estará encantado de responder a todas tus preguntas.

cuidados-cachorro-4