Salud y bienestar

¿CUÁL ES EL MEJOR CEPILLO PARA GATOS?

Aunque los gatos se acicalan ellos mismos, cepillar a tu minino tiene muchas ventajas y es parte fundamental de su aseo y cuidado.
El cepillado reduce las bolas de pelo, mantiene tu ropa y tu hogar limpios y fomenta que tu gato tenga un pelaje lustroso y sano.

Además, el cepillado fomenta una mejor relación entre tu mejor amigo y tú, y puede ser una actividad muy relajante. Claro que para sacarle todo el provecho, necesitas las herramientas adecuadas. Así pues, ¿cuál es el mejor cepillo para gatos? Sigue leyendo para descubrirlo.

¿Qué tipos de cepillos para gatos existen?

Antes de que te decidas a comprar un cepillo para gatos, debes saber que el mejor modelo dependerá del tipo de pelaje que tenga tu mejor amigo.

Cepillos para gatos de pelo corto:

Su función principal es retirar el polvo, la caspa y el pelo muerto. Algunos son muy parecidos a un cepillo convencional para personas. Sin embargo, los más prácticos son los cepillos sin mango. Éstos te
permiten mayor control y también cepillar a tu gato como si lo estuvieras acariciando.

Para gatos de pelo corto, no conviene recurrir a un cepillo con cerdas, sino a uno con dientes. Los de plástico o goma son muy prácticos ya que se pueden lavar.

Cepillos para gatos de pelo largo:

La principal herramienta para cepillar gatos de pelo largo son cardas compuestos por cerdas delgadas y biseladas, normalmente de acero.


Su función es eliminar el pelo muerto y evitar nudos. Algunas tienen un mecanismo de autolimpieza que las hace sumamente prácticas, especialmente durante las mudas.

Este tipo de cardas mantiene los pelajes largos y semilargos en óptimas condiciones; desafortunadamente, no te pueden ayudar en caso de nudos o marañas… para ello, ¡necesitas un peine!

Guantes de cepillado:

Los guantes de cepillado son muy útiles para cepillar gatos que no permiten que los asees. Desafortunadamente, no son tan efectivos como los cepillos anteriores y solo logran una limpieza superficial en gatos de pelo largo o semilargo. Sin embargo, como algunos gatos son muy quisquillosos, un guante de cepillado te permite acostumbrarlo al aseo mientras lo mimas.

Peines para gatos:

Los peines para gatos tienen una hilera de dientes metálicos muy resistentes. Los dientes están redondeados en su punta para no dañar la piel de tu mejor amigo. Los peines sirven para desenredar los nudos, para quitar la suciedad incrustada y la caspa profunda. Los peines más finos sirven incluso para las pulgas. Claro que, si encuentras pulgas o heces de pulga en tu gato, ¡es momento de acudir al veterinario!

Deslanadores o peines cortanudos para gatos:

Algunos gatos tienen una capa de pelo secundaria que se conoce como pelusa o lanilla. Esta tiende a enmarañarse y es muy difícil de desenredar con un peine. El deslanador consiste en un peine con dientes planos, en forma de ganchos afilados en su parte interna, que sirven para cortar las marañas de pelusa y liberar el pelaje. Si un nudo no sale con deslanador, será necesario recurrir a las tijeras…

¿Cómo elegir el mejor cepillo para mi
gato?

Lo primero que debes determinar es qué tipo de pelaje tiene tu minino.

Las diferentes razas de gatos pueden tener pelo corto, semilargo o largo. El pelaje corto requiere muy poco aseo y no necesitas más que un cepillo. Los gatos de pelo semilargo tienen un pelaje medio en verano y largo en invierno. Algunas unas razas de gatos de pelaje semilargo muy populares son el Angora Turco, el Siberiano y el Maine Coon. Finalmente, las razas de pelo largo mantienen su elegante pelaje durante todo el año, como el gato Persa y el Himalayo.

Tanto los pelajes largos como los semilargos tienden a enmarañarse, por lo que necesitan muchas atenciones. Sin
embargo, cuando el pelaje además tiene pelusa, el riesgo de nudos es muy alto. Por ejemplo, para cepillar a un gato Persa necesitas cardas metálicos con cerdas largas, peines, deslanadores, baños y
visitas frecuentes al estilista felino. Por el contrario, el Angora Turco, que no tiene pelusa, no necesita cepillado diario y basta con un cepillo y un peine para que cuides su hermoso y sedoso pelaje.

¿Qué cepillos para gatos no debo elegir?

En el mercado encontrarás cepillos para gatos de todas las formas y colores que te puedas imaginar. Sin embargo, lo más importante es que cumplan su función.

Aunque muchas personas recomiendan las cerdas naturales, estos materiales son difíciles de lavar y no son los más apropiados para el uso en animales. Asimismo, las cerdas y dientes de plástico en cardas y peines tienden a romperse, por lo que el metal es mucho mejor.

Algunos cepillos pretenden ser multifunción o todo-en-uno. Por lo general, no son los de mejor opción y, si se rompe una de las
funciones, tendrás que comprar otro nuevo. La excepción son algunos peines y deslanadores que tienen secciones de diferentes tamaños en un solo mango.

Nuestro consejo es que inviertas en cepillos de alta calidad, que te darán años y harán que la rutina de aseo sea un placer para tu gato y para ti.

Así que ya lo sabes, si no quieres nudos, #NoLoDejesAlAzar.

Artículos relacionados

  • ¿RESPONDE TU GATO CUANDO LE LLAMAS?
    La emoción te invade cuando decides tener un gatito en casa, pero antes de que éste llegue a tu hogar, deberías haber decidido el nombre. Después de descartar los nombres habituales como «Garfield» o «Simba»
  • TENER UN GATO EN CASA, QUÉ SUPONE
    Si trabajas a media jornada, podrás dedicarle a tu gato el tiempo necesario para que no se sienta solo y tenga contacto social. Además, si tienes jardín, tu gato tenderá a ser más solitario y se las apañará mejor solo.
  • PELIGROS DOMÉSTICOS PARA LOS GATOS
    Vivir con un gato a veces puede ser como vivir con un niño pequeño, son igual de curiosos y quieren explorar cada elemento de la casa y cada mueble. No hay quién vigile sus aventuras