Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

Consejos para el baño del cachorro - No lo dejes al azar

CONSEJOS PARA EL BAÑO DEL CACHORRO

El baño del cachorro

CONSEJOS PARA EL BAÑO DEL CACHORRO

 

Una buena higiene es fundamental para mantener a nuestros cachorros saludables.  Ten presente que cada mascota, en función de su raza y su estilo de vida, deberá seguir una rutina de higiene específica. No obstante, existen una serie de pautas que debemos seguir siempre que el cachorro necesite un baño. ¡Te las contamos a continuación!

Índice de contenidos:

  1. La importancia del baño del cachorro
  2. Acostumbra a tu cachorro al baño
  3. Productos para bañar a tu cachorro
  4. El baño del cachorro en 6 pasos

1.    La importancia del baño del cachorro

 

El pelaje de nuestras mascotas actúa como barrera de defensa frente a las diferentes adversidades del entorno, de ahí la importancia de su cuidado. Para mantener en condiciones óptimas el pelo de tu cachorro debes seguir un protocolo de higiene que contemple rutinas como el baño o el cepillado.

¡Ojo! Esto no quiere decir que cuanto más bañemos al cachorro, más sano vaya a estar. Ten en cuenta que bañarle con más frecuencia de la necesaria puede dar lugar a los mismos (o incluso más) problemas que si no le bañaras. El veterinario es quien debe determinar la rutina de baño de tu cachorro, teniendo en cuenta características como su edad, tamaño, raza, estilo de vida, etc.

El baño del cachorro | No lo dejes al azar
El baño del cachorro | No lo dejes al azar

2.    Acostumbra a tu cachorro al baño

 

Para poder hacer del baño una experiencia positiva y divertida para tu cachorro, es fundamental que introduzcas esta rutina de manera progresiva, con tacto y con mucha paciencia. Recuerda que el cachorro desconoce el agua como medio de higiene, así que debes procurar que el primer contacto no sea brusco. Si consigues que la primera impresión sea positiva, raramente el perro se resista a bañarse en el futuro.

¿Por dónde empezar?  Lo primero que haremos será mojar sus patitas y parte de su cuerpo, pero no le bañaremos entero. El objetivo es que el cachorro conozca la sensación del agua en su cuerpo y se acostumbre a ella.

En el caso de que el perro acepte el agua, le proporcionaremos premios como refuerzo a su buen comportamiento. Si por el contrario, el animal se pone nervioso o rechaza el agua, debemos parar y valorar seguir en otro momento. Nunca le forzaremos, de esta manera solo conseguiremos que el cachorro rechace el baño.

3.    Productos para el baño del cachorro

 

A la hora de elegir el mejor producto para la higiene de nuestro amigo peludo, tendremos siempre presente el criterio del veterinario. Sólo utilizaremos cepillos, peines, champús y acondicionadores específicamente indicados para mascotas y que se ajusten a las características y necesidades de nuestro cachorro. Porque obviamente un Chihuahua o un Rottweiler no requieren del mismo protocolo de higiene.

Evidentemente, nunca utilizaremos productos de limpieza del hogar ni productos de higiene para humanos, ya que pueden producir lesiones de diverso grado dependiendo de cada animal y de la parte del cuerpo con la que entre en contacto el producto.

El baño del cachorro
El baño del cachorro | No lo dejes al azar

4.    El baño del cachorro en 6 pasos

 

Lo cierto es que no todos los hogares disponen de los medios necesarios para el baño de la mascota. Si ese es tu caso, debes ponerte en manos de un profesional en peluquería canina y delegar en él el baño de tu cachorrito.

Si por el contrario, vas a hacerte cargo tú mismo de bañar al cachorro, te damos algunos consejos para que todo vaya como la seda:

  1. El primer paso del baño será siempre el cepillado. Haciendo uso de los productos recomendados por el veterinario, cepillaremos de manera exhaustiva todo el pelaje del animal para eliminar la suciedad, el pelo muerto y los nudos. Consejo: para que el procedimiento sea más efectivo, cepilla tanto en dirección del pelo como en contra de la dirección del pelo.
  2. Moja al cachorro poco a poco y con agua tibia. Procura siempre evitar que el agua entre a sus oídos.
  3. Aplica el champú que te haya indicado el profesional. Extiéndelo con un masaje suave y deja que actúe durante al menos dos minutos.
  4. Aclara el producto con abundante agua.
  5. Repetimos los pasos 3 y 4. Volvemos a aplicar el champú y transcurridos dos minutos, aclaramos de nuevo. Asegúrate de eliminar por completo los residuos de champú para evitar picores y ardores.
  6. Sécale. En este punto es fundamental asegurarnos de que el pelaje del cachorro queda libre de humedad. Ten en cuenta que un secado insuficiente abre la puerta a diversas alteraciones dermatológicas. ¿Cómo secar correctamente al cachorro? Retiraremos la mayor cantidad de agua posible con una toalla y de ser necesario, nos ayudaremos del secador, utilizándolo a una distancia de seguridad de aproximadamente 30 cm. En este sentido, es conveniente acostumbrar al perro tanto al ruido como a la sensación del aire sobre su cuerpo para que no lo rechace. Y si conseguimos familiarizarle antes de bañarle, mucho mejor.
El baño del cachorro | No lo dejes al azar