Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

Conjuntivitis en Gatos: causas, síntomas y prevención - No lo dejes al azar

CONJUNTIVITIS EN GATOS

Conjuntivitis en gatos

CONJUNTIVITIS EN GATOS

 

La conjuntivitis es una enfermedad contagiosa que provoca inflamación en la conjuntiva del ojo, un tejido que cubre el interior de los párpados y la superficie externa del globo ocular. La conjuntivitis en gatos puede afectar a mascotas de prácticamente cualquier edad, aunque es especialmente frecuente en cachorros.

Conjuntivitis en gatos: síntomas

 

Los síntomas que puede presentar un gato con conjuntivitis varían en función del desencadenante de la enfermedad. No obstante, los más habituales son:

  • Enrojecimiento de los ojos y de la parte interna de los párpados.
  • Lagrimeo abundante que puede transformarse en secreciones oculares de diversa naturaleza.
  • Picor o molestia ocular que hacen que el gato se rasque los ojos con sus patas, con el mobiliario o incluso con nuestras manos. A causa del picor, puede tener dificultades para abrir los ojos y permanecer con los ojos cerrados.
  • El tercer parpado puede ocupar mayor espacio del habitual dentro del globo ocular debido a la inflamación.
  • En los casos más graves, el gato puede presentar opacidad corneal.
Conjuntivitis en gatos
Conjuntivitis en gatos

Causas de la conjuntivitis felina

 

Las principales causas de la conjuntivitis en gatos son:

  • Cuerpos extraños.
  • Síntoma de otras enfermedades latentes; por ejemplo, afecciones respiratorias.
  • Enfermedades del globo ocular (uveítis, glaucoma, patologías hereditarias, etc.)
  • Alergias.
  • Traumatismos oculares.
  • Infecciones bacterianas, víricas o mixtas.

Cuando hablamos de infecciones causadas por bacterias como los micoplasmas o las clamidias, la conjuntivitis suele afectar a un solo ojo a menos que la enfermedad se haga crónica. En estos casos, la secreción suele ser espesa y blanquecina.

Si la clamidia es la bacteria que desencadena la patología, también pueden presentarse problemas respiratorios de distinta gravedad. Si en cambio, la infección es vírica (herpesvirus, calicivirus, etc.) la patología es especialmente contagiosa y suele afectar a ambos globos oculares.

Además del picor y el enrojecimiento, pueden llegar a producirse úlceras corneales y otras lesiones  oculares. También podemos evidenciar secreción nasal como consecuencia de problemas respiratorios asociados.

Conjuntivitis en gatos
Conjuntivitis en gatos

¿Cómo prevenir la conjuntivitis en gatos?

 

Cuando hablamos de la salud de nuestras mascotas, siempre es mejor prevenir que curar. Para prevenir la conjuntivitis felina es fundamental que consultes a tu veterinario cuales son las mejores pautas a seguir para tu mascota. Ten en cuenta que una correcta prevención pasa por los siguientes puntos:

  • Alimentación. Debemos proporcionar a nuestros amigos felinos los nutrientes que su organismo requiere en la cantidad y calidad adecuadas. Un gato bien alimentado estará mejor preparado para enfrentarse a todo tipo de circunstancias.
  • Higiene. A menudo, la conjuntivitis en gatos surge por ausencia de higiene, tanto en su entorno como en su propio organismo. Preservar la higiene de nuestras mascotas es siempre responsabilidad de la familia. Si no ponemos los medios necesarios, estaremos abriendo la puerta de par en par para la aparición de la enfermedad.
  • Vacunación. La administración de vacunas por parte del veterinario es un procedimiento preventivo fundamental para evitar los casos de conjuntivitis víricas. La vacuna trivalente previene enfermedades como la rinotraqueitis y otras alteraciones oculares que producen herpesvirus, calicivirus y panleucopenia.

Insistimos en la importancia de que tanto en la prevención como en el tratamiento de la conjuntivitis en gatos sigamos siempre el criterio del veterinario. Nunca suministraremos un tratamiento a nuestros amigos felinos sin previa supervisión de un profesional cualificado. Solo de este modo evitaremos convertir una patología fácil de controlar en un problema crónico. #Nolodejesalazar y protege la salud ocular de tu mascota.

Conjuntivitis en gatos