GATOS

CÓMO SABER SI TU GATO SE HACE MAYOR

Los gatos suelen ser animales tranquilos y cuando viven en una
casa, suelen volverse bastante sedentarios. Este comportamiento
a veces no nos deja identificar correctamente si nuestra mascota
se está haciendo mayor o sufre alguna patología. La forma de
comportarse los gatos mayores tiene algunas características
específicas que vamos a abordar en este artículo, con el fin de
que podamos identificar si nuestro amigo peludo ya es un gato
senior.

Los gatos mayores suelen tener ciertos comportamientos comunes que nos pueden dar pistas sobre su estado de salud. Muchas veces tenemos que estar atentos a ellos para detectar y satisfacer las necesidades del animal de forma óptima.

Comportamiento de los gatos mayores

  • Una de las muestras que determina que un felino está llegando a la vejez es que dedica menos tiempo a su acicalamiento. Los gatos suelen asearse frecuentemente, algo completamente normal. Son animales muy limpios, que apenas tienen olor corporal. Cuando este aseo disminuye, indica que el gato ya es mayor. Esto puede tener como consecuencia un aumento de su olor corporal y observarse un pelaje menos lustroso.
  • Otro de los trastornos que acarrea la edad para un felino es la pérdida progresiva de su agilidad innata. Esto puede requerir que el gato necesite ayuda para realizar ciertos movimientos como saltos (del sofá a la mesa, por ejemplo) que antes hacía con total autonomía.
  • A nivel de su comportamiento, otra de las señales es la
    irritabilidad. Los gatos mayores no suelen tener tan buen
    carácter (los que lo tenían, claro) como cuando eran más
    jóvenes. Si el animal está descansando puede reaccionar de forma hostil a nuestras caricias.
  • Como las personas, los gatos pueden perder la forma física con la edad y aumentar de peso. El sedentarismo y la falta de agilidad pueden ser la causa, además del ralentizamiento del metabolismo, por lo que es muy importante mantener a raya su peso con la ayuda de tu veterinario.
  • Otro signo que podría estar relacionado con la edad avanzada del gato es la falta de apetito. Los gatos mayores pueden tener menos hambre y comer cantidades menores o con menos frecuencia.
  • ¿Tu gato ha dejado de hacer sus necesidades en el arenero? Eso podría ser consecuencia de su avanzada edad. Defecar o miccionar fuera del lugar habilitado para ello es habitual en los gatos mayores. Un gato anciano también podría desarrollar problemas renales. Esto puede dar lugar a orinarse fuera del arenero como en cojines, el sofá o su propia cama.
    Es importante consultar a tu veterinario de confianza si detectas este comportamiento, ya que los problemas renales son una de las mayores causas de muerte en felinos.

  • Los gatos mayores pierden facultades, es decir, sus sentidos se resienten. Suelen ver menos, oír peor o perder sus habilidades olfativas.

Cómo calcular la edad de tu gato

Tenemos que tener en cuenta que la edad de los gatos en relación con las personas es muy superior. Una vez han cumplido dos años los gatos ya son adultos, con una equivalencia de 24 años gatunos por cada año de vida de una persona. A partir de esa edad, cada año serán 4 años en nuestra mascota.


Los gatos son animales de costumbres y a veces no nos damos cuenta de que se hacen mayores. Consulta con tu veterinario cualquier conducta o síntoma extraño y no olvides no saltarte ninguna revisión de tu minino para estar atento siempre a sus necesidades y mantener al día sus desparasitaciones y vacunaciones.