Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

3 consejos para aliviar a tu gato del calor | No lo Dejes al Azar

CONSEJOS PARA ALIVIAR EL CALOR A TU GATO

cómo aliviar el calor a tu gato en verano

¿Cómo aliviar el calor a los gatos?

 

Seguro que en invierno tu minino se tumba tranquilamente a tomar el sol o duerme cerca de radiadores y estufas para combatir el frío.

Pero esto no quiere decir que la exposición a altas temperaturas no suponga una amenaza ellos. Si hace un calor excesivo en verano, los gatos sufren al igual que nos pasa a las personas.

Para regular su temperatura corporal, los gatos aprovechan la evaporación de la saliva que dejan sobre su pelaje durante sus sesiones de acicalamiento. Si se someten a altas temperaturas, los gatos, igual que las personas, pueden sufrir un golpe de calor.

Antes de que tu gato padezca sus síntomas: jadeo, dificultad al respirar, enrojecimiento intenso de las mucosas, fiebre o vómitos pon en práctica nuestros consejos para proteger a tu gato del calor.

Índice de contenidos:

  1. Asegura un ambiente fresco a tu gato
  2. Hidratación, una acción fundamental frente al calor
  3. Baña a tu gato en verano
ambiente fresco para aliviar el calor a tu gato
consejos para que tu gato no pase calor

1. Asegura un ambiente fresco a tu gato

 

A los gatos no les resulta tan fácil como a las personas regular su temperatura corporal. Los gatos sudan sobre todo por las almohadillas de las patas, pero también tienen glándulas sudoríparas en la barbilla, zona anal y labios. La temperatura que ellos son capaces de soportar es bastante similar a la temperatura que toleramos las personas. Por lo tanto, la temperatura ideal será la misma en verano y en invierno.

 

En este sentido, mantener el ambiente fresco es fundamental. Para ello, haz uso de recursos como aires acondicionados o ventiladores. ¡Tanto a tu gatito como a ti os vendrá genial!

 

En las horas de máxima exposición solar procura bajar las persianas y correr las cortinas especialmente en los lugares en los que el minino se pose durante esas horas.

Recuerda ventilar las habitaciones para crear corrientes de aire donde el gato se pose y así pueda refrescarse. Haz esto siempre con mucha precaución para evitar caídas, accidentes o incluso que el felino se escape. Si pasas mucho tiempo fuera de casa por trabajo u otras razones, asegúrate de que el gatito tiene acceso a una zona sombreada y con abundante agua fresca.

2. Hidratación, una acción fundamental frente al calor

El papel del agua es fundamental para aliviar a los gatos del calor. Considerando que son reacios al consumo de agua, es importante que les incitemos a hidratarse. El agua en movimiento llama su atención, por eso vemos a los gatos bebiendo del grifo de la cocina o del baño cuando quedan abiertos. Prueba a utilizar fuentes especiales como bebederos para fomentar su consumo de agua.

aliviar el calor a los gatos
protege a tu gato del calor en casa

Es muy importante que el agua de los bebederos esté siempre fresca. Procura cambiársela al menos un par de veces al día. Si además quieres pasar un rato jugando con tu gato o que él se divierta, dale un cubito de hielo… ¡les encanta! Para los felinos que sufren de problemas renales, cachorros, gatos mayores o enfermos este es un remedio para refrescarse muy eficaz.

 

3. Baña a tu gato en verano

 

El manto de los animales cobra un papel especialmente importante a la hora de protegerles de la exposición al sol y del calor. El pelaje les ayuda a aislarse y les protege de las quemaduras. Ayúdale a mantener su pelo en las mejores condiciones con baños en verano y con frecuentes cepillados

Si ves difícil meter a tu gato en la bañera, prueba con una toalla húmeda. Esto puede ser incluso más refrescante para él. También puedes pasar tu mano mojada por su lomo y por su cabeza. Así el agua ejercerá el mismo efecto que su saliva y le ayudará en la evaporación de su cuerpo.

 

Déjale un barreño pequeño a modo de piscina disponible por si decide refrescarse con un chapuzón. No viertas mucha cantidad de agua, la suficiente para que tu minino pueda mojar sus patitas y jugar con el agua. frecuentes cepillados

baña a tu gato para cuidarle del calor