Salud y bienestar

ALIMENTOS VENENOSOS PARA LOS GATOS

Los gatos son curiosos y les fascina explorar. Sin embargo, nuestra casa está llena de riesgos y, uno de los mayores, son alimentos que, aunque inocuos para nosotros, pueden ser veneno para los gatos. Es muy probable que hayas escuchado que uno de ellos es el chocolate, pero aquí te diremos otros ingredientes que, incluso en cantidades muy pequeñas, pueden causar serios problemas.  

Sigue leyendo para saber qué cosas de la despensa son venenosas para los gatos

Comida venenosa para gatos 

Los siguientes alimentos pueden causar serios problemas a tu gato, incluso la muerte, si se consumen en cantidades pequeñas o moderadas. Aunque los gatos son muy quisquillosos a la hora de la comida, a veces ocurren accidentes o incluso podemos llegar a ofrecerles alimentos nocivos para ellos por desconocimiento.

Chocolate 

Aunque es delicioso para nosotros el chocolate es veneno para los gatos. Esto se debe a que contiene diversas sustancias que pueden pueden afectar al sistema nervioso y al corazón del gato. El chocolate tiene el mismo efecto estimulante en nosotros, pero muy moderado. En el gato, por el contrario, el efecto es mayor y puede conducir a vómitos, temblores, coma, problemas en el corazón e incluso la muerte. 

Los gatos son mucho más sensibles que los perros al chocolate, aunque es menos probable que lo consuman. Sin embargo, como ocurre con muchos de los alimentos que son veneno para gatos, el problema es que se pueden mezclar con otros ingredientes más apetecibles para nuestros mininos en el cesto de la basura o en un plato que se deje sobre la mesa y a los cuales el gato pueda acceder. Tan solo 5 g de chocolate negro causa serios problemas en un gato. Como referencia, una tableta tiene alrededor de 80g. 

Cebollas y ajos 

Todas las plantas de la familia de la cebolla son tóxicas para los gatos, incluyendo cebollas, ajos, chalotas, cebollinos y puerros. Incluso cantidades muy pequeñas pueden causar serios problemas en tu mejor amigo. 

Las cebollas contienen sustancias que, una vez que las procesa el organismo del gato, dañan sus glóbulos rojos, y pueden provocar anemia. No solo eso, sino que también puede dañar sus riñones. 

Es muy raro que un gato se coma un ajo o un puerro por su cuenta. No obstante, mucha de nuestra comida contiene cebolla. Por ello, alimentar a tu gato con sobras es muy peligroso y también debes vigilar que no acceda a la basura. Así pues, considera a cebollas y ajos como veneno para tu gato

Uvas y pasas 

Todavía no se sabe con certeza por qué las uvas y sus derivados son venenosas para los gatos. Sin embargo, los gatos que las comen pueden presentar vómitos y diarrea, debilidad, deshidratación y fallo renal.

Aunque hasta la fecha hay pocos casos certificados, debemos mantener las uvas y las pasas fuera de los estantes y otros lugares accesibles para su gato.

Café y té 

La cafeína y la teína, que son los estimulantes que contienen el café y el té respectivamente, pertenecen al mismo tipo de sustancias que las que hacen que el chocolate sea veneno para los gatos (metilxantinas). 

Nunca verás a un gato interesado por el café, pero, al igual que ocurre con muchos de estos alimentos venenosos para los gatos, los accidentes suelen ocurrir cuando estos se mezclan con ingredientes más apetecibles para nuestros mininos. 

Alcohol 

Cantidades diminutas de alcohol, más o menos una cucharadita, pueden causar serios problemas en el gato. Los síntomas son letargo, una respiración muy deprimida e incluso coma. 

Los accidentes ocurren cuando estos ingredientes se mezclan con otros alimentos, lo cual es común en el cubo de la basura. Así pues, si tu gato tiene el mal hábito de hurgar en la basura, aquí tienes una razón más para corregir este comportamiento. 

Masa cruda 

Hay pocas cosas más agradables que el aroma del pan recién horneado. Sin embargo, la masa cruda es un verdadero riesgo por dos motivos. En primer lugar, la masa cruda suele contener levadura, la cual produce alcohol; este, como ya hemos dicho, es sumamente tóxico para los gatos. En segundo lugar, la masa continúa fermentándose dentro del estómago, lo cual puede resultar muy dañino y doloroso para él. 

Así pues, la próxima vez que estés horneando, recuerda dejar la masa lejos del alcance de tu mejor amigo. 

Xilitol 

El xilitol es un edulcorante que se encuentra en una gran variedad de alimentos procesados y otros productos que seguramente tienes en casa: pan, dentífrico, enjuague bucal, dulces y muchos otros. 

El xilitol es extremadamente tóxico para los perros pero también se ha demostrado que es venenoso para los gatos. Por este motivo, nunca es una buena idea darle a tu mejor amigo alimentos que no estén destinados a ellos, ni siquiera como premios ocasionales. Asimismo, si le cepillas los dientes a tu gato, nunca utilices una pasta de dientes formulada para personas, sino que debes pedirle a tu veterinario un dentífrico apropiado para ellos. 

Alimentos que, aunque no son venenosos, son dañinos para tu gato 

Hay alimentos que no son venenosos para tu gato, pero que deberías evitar. Algunos de estos parecen ser completamente inofensivos e incluso pueden ser beneficiosos en cantidades pequeñas o en dietas especiales pero, por lo general, anótalos a la lista de alimentos prohibidos para gatos. 

Lácteos 

Seguramente has visto imágenes de un gato disfrutando de un tazón de leche. Sin embargo esto no es más que un mito. Es verdad que los gatitos toman leche de su madre cuando son pequeños, pero la leche de la gata tiene una composición muy diferente a la de la vaca. Además, los gatos son intolerantes a la lactosa después de las primeras semanas de vida, por lo que los lácteos pueden causar inflamación, heces sueltas y malestar general. 

Sal 

La sal puede causar un exceso de sodio en tu gato y esto, a su vez, puede provocar toda una serie de problemas, desde afecciones renales hasta cardíacas. No obstante, tu gato difícilmente probará la sal por su cuenta. El riesgo yace en los alimentos preparados.

Aguacate y otros vegetales 

El aguacate contiene una sustancia que se ha demostrado que es venenosa para los gatos. Por suerte, no se han reportado casos de mininos que se hayan envenenado con aguacate.

Sin embargo, hay muchas otras verduras o tubérculos que son potencialmente peligrosas para tu mejor amigo, como los tomates y las patatas. Puesto que los gatos no tienen ninguna predilección por estos alimentos, el problema surge cuando creemos que lo que es sano para nosotros debe ser sano para ellos ofreciéndoles estos alimentos. 

¿La carne cruda, el atún enlatado, el hígado y los huesos son venenosos para los gatos? 

No. La carne cruda, el atún enlatado, el hígado y los huesos no son venenosos para los gatos. ¡Eso no quiere decir que no puedan causar problemas! 

Los gatos son carnívoros, por lo que están adaptados a comer carne cruda y vísceras. Sin embargo, la carne cruda y el hígado pueden estar contaminados con parásitos o bacterias que pueden provocar infecciones gastrointestinales en tu gato, especialmente si no está acostumbrado a comer estos alimentos. 

Además del riesgo de infecciones, los alimentos frescos pueden causar desequilibrios nutricionales que son una verdadera amenaza para la salud y el bienestar de tu gato. Por ejemplo, un exceso de hígado en la dieta puede causar intoxicación con vitamina A. Otro ejemplo importante es el atún enlatado que, en exceso, pueden conducir a pancreatitis (inflamación del páncreas) y esteatitis (inflamación del tejido adiposo); ambas son afecciones graves que pueden poner en riesgo la vida de tu mejor amigo. 

Los huesos no son venenosos para los gatos, pero los huesos forman astillas que pueden hacer cortes y obstruir el intestino de tu gato. 

¿Cuáles son los síntomas de que mi gato se ha envenenado? 

Los síntomas varían según la comida y la cantidad, pero algunos a los que debes estar muy atentos son: 

  • Orina de color oscuro 
  • Encías muy pálidas 

¿Qué debo hacer si sospecho que mi gato ha comido un alimento que es venenoso para él? 

Antes que nada, ¡mantén la calma! Trata de determinar qué es lo que ha comido y obsérvale durante unas horas. Si en ese periodo detectas algún comportamiento extraño, acude a  tu veterinario para que pueda hacer un diagnóstico adecuado. #NoLoDejesAlAzar. 

Referencias 

Cortinovis, C., & Caloni, F. (2016). Household food items toxic to dogs and cats. Frontiers in veterinary science, 3, 26. https://doi.org/10.3389/fvets.2016.00026 

Gugler, K., Piscitelli, C., & Dennis, J. (2013). Hidden dangers in the kitchen: common foods toxic to dogs and cats. Compend Contin Educ Vet, 35(7), E2. http://assets.prod.vetlearn.com.s3.amazonaws.com/7e/07cb10bd6611e28e71005056ad4736/file/PV2013_Gugler_CE.pdf 

Artículos relacionados

  • LOS MEJORES GATOS PEQUEÑOS PARA UN PISO EN LA CIUDAD
    ¿Cuentas con un espacio reducido y estás buscando un gato pequeño para hacerte compañía? Aquí te decimos cómo elegir al minino perfecto.
  • GATOS SIN PELO: CUIDADOS
    Si estás pensando en dar la bienvenida a un gato sin pelo en tu hogar, aquí encontrarás lo más importante sobre su cuidado.
  • RAZAS DE GATO: GATO BENGALÍ
    El gato bengalí se distingue por su tamaño, su carácter activo, alegre y valeroso, así como por su pelaje con las rosetas típicas del leopardo.