Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

Cuidado de mascotas: Checklist para viajar con mi perro

CHECKLIST PARA VIAJAR CON TU MASCOTA

CHECKLIST PARA VIAJAR CON TU MASCOTA

 

Nuestro buen amigo no tiene la capacidad de decidir que incluir en su equipaje a la hora de viajar. Por ello, y como siempre, es responsabilidad de su familia humana hacer una lista detallada de todo aquello que necesita para sentirse como en casa.

Una práctica obligada antes de viajar con nuestro perro es hacer una visita a su veterinario para valorar su estado sanitario. Debes poner en orden todas las cuestiones legales (vacunas, cartilla, informes…) y asegurarte que tiene sus desparasitaciones internas y externas al día. Además, incluye su collar indicado frente a la leishmaniosis.

Hay que tener en cuenta que tu mascota debe estar correctamente identificada por si accidentalmente se perdiera. Por ello, en esa visita al veterinario también podrás comprobar que el medio de identificación (microchip) presenta un correcto funcionamiento. Es aconsejable, además, que tu mascota, porte en su correa una placa identificativa con los datos que consideres oportunos en caso de extravío.

Tu veterinario también puede indicarte a qué clínica podéis acudir en caso de urgencia, o asesoraros de cuales serían las mejores opciones dependiendo de la zona destino de vuestro viaje. En lo referente a la salud de tu perro ¡No lo dejes al azar!

POR LO TANTO… ¿QUÉ NO DEBES OLVIDAR INCORPORAR A LA MALETA DE TU MASCOTA AL VIAJAR?

 

  • Su cartilla y si tienes pasaporte, mejor el pasaporte al día de vacunas y desparasitaciones.
  • Sus fármacos si esta tomando alguno.
  • Sus antiparasitarios y tratamientos preventivos de la zona a visitar (si fuera necesario)
  • Arnés y/o collar, correa y bozal.
  • Recipientes para el agua y el alimento.
  • No siempre podremos encontrar el mismo alimento que nuestro animal consume en todos los lugares…  A menos llevemos alimento para unos días y poder hacer una transición al alimento que adquiramos en el lugar de destino.
  • Agua para el viaje.
  • Elementos de aseo (cepillos, peines, cardas, champús…)
  • Cama, colchoneta, manta… Lo que utilice habitualmente como zona segura y/o de descanso.
  • Bolsas para recoger sus excrementos.
  • Sus juegos de entretenimiento para casa y para las salidas al exterior.
  • Un botiquín de primeros auxilios en el que nunca ha de faltar su termómetro.

LO TENGO TODO PARA VIAJAR CON MI MASCOTA ¿QUÉ HAGO AL LLEGAR?

 

  • Recuerda que el nuevo lugar es desconocido para tu mascota, y que puede estar asustado y desubicado, por eso es más probable que el animal huya, se pierda, se accidente o sea robado, así que debes aumentar las precauciones.
  • En todo el momento, tu mascota debe estar bajo control, ya sea que permanezca confinado en un espacio cerrado, sujeto o con alguien responsable de su manejo y seguridad. Informe a todos tus acompañantes de viajes, especialmente respecto a las puertas y ventanas que deben permanecer cerradas.
  • Cuidado con los cambios bruscos de temperatura: las mascotas habituadas a un clima frío pueden tener problemas para adaptarse al calor. Así que no le exijas mucho ejercicio, garantízale la sombra y que pueda beber agua fresca en todo momento. Igualmente, protege del frío a tu mascota, si por el contrario está acostumbrado al calor.
  • Si en el lugar de llegada ya hay otras mascotas, especialmente del mismo sexo, dominantes, agresivos, o el tuyo tiene esas características, muy probablemente habrá problemas de lucha por estatus o al menos un desagradable y constante marcaje del territorio con orina. Lo mejor es que lo tengas separado y controlado hasta estar seguro de que no habrá conflicto.
  • Lleva todos los días a tu mascota por un par de recorridos diferentes a pie por los alrededores, de esta forma podrá familiarizarse con el lugar y reconocer por sí solo las rutas de regreso en caso de que se extravíe.
  • Péinalo regularmente. Además de tranquilizarlo, la rutina le servirá para descubrir y tratar lesiones y parásitos externos.
  • Si tu mascota está criada en la ciudad puede tener más problemas y accidentes con maquinaria agrícola, corrientes de agua, animales silvestres y de granja y bichos ponzoñosos. ¡Estate atento!
  • No olvides confirmar y reconfirmar con la aerolínea el regreso entre las 48 y las 24 horas antes si tu mascota viaja en avión.

Cada vez que viajes con tu perro revisa este checklist y disfrutarás de una gran experiencia con tu mejor amigo.