Cuidados para tu perro

CAMAS PARA PERROS: ¡ELIGE LA CORRECTA!

Con cientos de camas para perros en el mercado, quizá te estés preguntando cómo elegir la mejor. Entre tantas opciones, uno podría pensar que es tan solo una preferencia personal. Sin embargo, hay varios detalles que debes tener en cuenta para cuidar la salud de tu perro y ayudarle a que tenga dulces sueños.

Sigue leyendo para que puedas elegir una cama de perro que se adapte a las necesidades de tu mejor amigo, así como a vuestro estilo de vida.

¿Realmente necesito una cama para mi perro?

A los perros les encanta dormir. Así que seguramente habrás pillado a tu mejor amigo hechando una cabezada en un rincón soleado del balcón, en una alfombra del salón o quizás hasta se haya adueñado de un rincón del sofá. Si sois muy cercanos, no dudamos que se haya escabullido a tu cama de vez en cuando.


Aun así, los perros necesitan un espacio que sea exclusivamente para ellos. En la naturaleza, los lobos , familiares salvajes más cercanos de nuestros canes, buscan una madriguera para refugiarse y, si no la consiguen, la excavan en el suelo para protegerse del viento y sentirse seguros. Cuando nuestros perros no tienen un espacio propio, podrían aparecer signos de ansiedad. Este es el mismo principio de las jaulas para perros, que cuando son bien utilizadas, emulan una madriguera.

La cama es un lugar de relajación, seguridad y privacidad, en el que tu perro debe sentirse dueño de la situación.

¿Cuáles son los principales tipos de camas para perros?

Modelos, hay cientos, sin embargo, podemos agruparlos en las siguientes categorías:

Colchones para perros

Suelen ser de forma rectangular, tienen un diseño muy sencillo y sin complicaciones. Si buscas una cama para perro grande, los colchones son los que te dan la mayor flexibilidad. Además, los puedes usar dentro de una cama de madera para perros y también en jaulas.

Camas para perros con bordes elevados

La mayoría de las camas para perros son de este tipo. Usualmente, son de forma ovalada y, como su nombre indica, tienen bordes elevados en parte o en todo su perímetro, incluyendo los sofás para perros. La principal ventaja de estas camas es que son muy acogedoras ya que le permiten refugiarse y acurrucarse junto a los bordes.

Catres y camas elevadas para perros

Estas camas son muy apropiadas para exteriores y también para climas cálidos. Usualmente, consisten en una estructura de metal que sostiene una tela elástica. Las hay para todo tipo de perros y muchos entrenadores profesionales las recomiendan. Sus principales ventajas son su facilidad para transportarlas y cambiarlas de sitio, ya que son ligeras y además se usan para acostumbrar a los perros a la orden «¡a tu sitio!».

Iglúes y cuevas

Estas camas de perro pretenden simular una madriguera. Algunas pueden ser en forma de transportín. Son apropiadas como cama para perros pequeños ya que, sobrepasan ciertas dimensiones, es difícil que mantengan su estructura. Sin embargo, conllevan sus riesgos, ya que un perro demasiado inquieto podría quedar atrapado. Es mucho más recomendable, en vez de iglúes y cuevas, usar una jaula para perros y acondicionarla correctamente, con un colchón de alta calidad.

Tapetes y cubiertas para perros

También encontrarás en el mercado numerosas alfombrillas, cubresofás y felpudos que buscan proporcionarle una cama a tu perro, a la vez que protegen tu sofá o tu cama. Algunos perros de carácter tranquilo se adaptan muy bien a estas soluciones. Sin embargo, lo mejor es usar este accesorio como un complemento y darle a tu mejor amigo su espacio propio.

Camas para perros de madera o de plástico

Algunas camas para perro tienen una estructura sólida en la que puedes poner todo tipo de de cojines, colchones y colchonetas. Estas camas son más apropiadas para perros pequeños o para hogares con mucho espacio, puesto que suelen ser más difíciles de guardar o de mover.

¿Qué es lo importante al elegir una cama de perro?

Sin importar el tipo de cama que elijas, ten en cuenta los siguientes puntos:

El tamaño de tu perro

Mide a tu perro de la nariz a la base de la cola, suma de 15 a 30 cm, según su talla, y este debe ser el largo mínimo de la cama de tu mejor amigo. Una cama demasiado pequeña será incómoda, mientras que una cama muy grande no será lo suficientemente acogedora. Casi todas las camas para perro de calidad cuentan con una tabla de tallas, compruébalo siempre antes de comprar.

Los materiales de la cama de perro

Los riesgos más grandes a los que se enfrentan los perros relacionados a su cama no son las pesadillas, sino la baja calidad y materiales poco resistentes. Aquellos cachorros y perros que tienen el hábito de morder lo que no debieran están en especial riesgo, ya que podrían tragarse la tela o el relleno de su cama, lo cual es muy peligroso y puede acabar en hospitalización, intervención quirúrgica e incluso la muerte1.

Además, los perros se suelen rascar en el lugar en el que van a estirarse, por lo que una cama hecha con materiales de mala calidad durará muy poco y puede ser una mala inversión.

Las camas para perros de calidad tienen telas gruesas y resistentes, así como costuras ocultas y reforzadas.

La edad y la raza de tu perro

Muchos perros padecerán algún problema de articulaciones a lo largo de su vida. Perros mayores, geriátricos o con algún problema articular como osteoartritis o displasia de cadera necesitan una cama con mayor soporte. En los últimos años, ha habido grandes avances en las espumas utilizadas en los colchones para personas y, afortunadamente, la misma tecnología ha llegado al mundo perruno. De hecho, algunas marcas de colchones ortopédicos para personas han hecho incursiones en las camas para perros. Así pues, ten esto en consideración al momento de elegir una cama para él.

El lugar en el que vives

Recuerda que la cama de tu perro debe cumplir la función de refugio o madriguera. Si cuentas con mucho espacio y con rincones poco transitados, puedes elegir la cama que más te guste y colocarla en un lugar apartado y acogedor. Por el contrario, si vives en un piso pequeño, quizá debas considerar crear el refugio de tu perro con una jaula para perros y usar el colchón de calidad que mejor se adapte a él.

Tu estilo de vida

¡Lo sabemos! Esa cama para perros de madera que has visto en redes sociales te encantaría tenerla en tu habitación. Pero si viajas con frecuencia y tu perro te acompaña a todas partes, será mejor que pienses en algo más fácil de transportar, ya que la cama, al ser el refugio de tu perro, crea un sentido de familiaridad lejos de casa.

Facilidad de lavado

Es muy importante que las cubiertas o fundas de la cama de perro que elijas sean fáciles de quitar y de lavar. Incluso si bañas y aseas a tu perro, es normal que la piel produzca aceites y sebo, por lo que la cama terminará ensuciándose. Además, la cama de tu perro es uno de los escondites predilectos de las pulgas por lo que, no sólo debes lavarla con regularidad, si no que también debes aspirarla y por supuesto, mantener a tu perro protegido frente a parásitos durante todo el año.

¿Cómo funcionan las camas antiestrés para perros?

Hay en el mercado muchas camas para perros que se denominan antiestrés o antiansiedad. ¿Realmente tienen estas propiedades? Se trata de camas muy afelpadas y con una textura agradable que, al ser tan mullidas y acolchadas, son especialmente acogedoras.

Realmente, la función que cumplen es la de dar al perro un espacio propio y resguardado. El mismo efecto se puede lograr con las otras camas, siempre y cuando sigas los principios que hemos mencionado a lo largo de este artículo:

  • Ubicación resguardada y poco transitada
  • Tamaño correcto
  • Bordes elevados, a ser posible
  • Recurrir a jaula para perros, de ser necesario

¡La carencia de un espacio propio es, en muchas ocasiones, la causa de la ansiedad!

¿Cómo hacer una cama para perro?

Realmente, depende de tus habilidades. Si sabes coser, puedes hacer una cama de bordes elevados o un colchón. Recuerda usar tela resistente y fácil de lavar. Si lo tuyo es la carpintería, puedes crear una base de cama similar a la tuya, pero con las dimensiones para tu perro. ¡Tu creatividad es el límite!

Una manera muy sostenible y creativa de hacer una cama para perro es usar muebles o materiales reciclados, como palets. Para perros pequeños, puedes cortar un contenedor a una altura apropiada y luego llenarlo de cojines mullidos2. Simplemente evita los materiales que tu perro podría masticar o tragarse.

¿Cómo consigo que mi perro duerma mejor?

Por lo general, los perros son dormilones por naturaleza. Sin embargo, si a tu perro le cuesta trabajo dormir toda la noche, es posible que los siguientes consejos le ayuden a conciliar el sueño.

Dale un lugar propio

Ya sea una cama o una jaula, si tu perro no cuenta con su lugar para dormir, estará ansioso. Usa los consejos que te hemos dado para elegir una cama adecuada.

Dale el ejercicio y la estimulación mental suficientes

Si tu perro quiere jugar cuando tú quieres dormir y no te explicas por qué, pregúntate si ha pasado la mayor parte del día solo. Si es así, es muy probable que haya ocupado sus horas de soledad para dormir.

Dale juguetes interactivos para que se entretenga cuando no estés en casa. Dependiendo de la raza de tu perro, puede ser que necesite una mayor estimulación mental y no solo el ejercicio físico. Por lo tanto, es recomendable buscar una actividad como agility, pastoreo deportivo o juegos de olfato.

Establece rutinas regulares y predecibles

Los perros son amantes de la rutina, tanto que ¡a veces parece que sepan leer el reloj! Si no te lo crees, observa a tu perro la próxima vez que sea la hora de su paseo e intenta ser constante para pasearlo a la misma hora por la mañana y por la tarde.

Consulta a tu veterinario

Aunque la mayoría de las alteraciones del sueño se deben a malos hábitos, algunas enfermedades pueden evitar que tu perro duerma bien. La osteoartritis, por ejemplo, causa un dolor crónico que puede impedirle a tu perro descansar. Asimismo, las fobias y los miedos pueden causar tanta ansiedad que le impidan a tu mejor amigo —y a ti— dormir.

Si has corregido la rutina y le has dado a tu perro un refugio adecuado pero aún le cuesta dormir, visita a tu veterinario, #NoLoDejesAlAzar.

Referencias

1. Veeder, C. L., & Taylor, D. K. (2009). Injury related to environmental enrichment in a dog (Canis familiaris): Gastric foreign body. Journal of the American Association for Laboratory Animal Science, 48(1), 76-78. https://www.ingentaconnect.com/content/aalas/jaalas/2009/00000048/00000001/art00011

2. Eisele, P. H. (2001). A practical dog bed for environmental enrichment for geriatric beagles, with applications for puppies and other small dogs. Journal of the American Association for Laboratory Animal Science, 40(3), 36-38. https://www.ingentaconnect.com/content/aalas/jaalas/2001/00000040/00000003/art00009

Artículos relacionados

  • CUIDADOS DEL PERRO TECKEL
    Los Perros Teckel o Dachshund, (también llamados popularmente Salchicha), son unas de las razas de perros más populares en el … Leer más
  • RAZAS DE PERROS: EL GALGO
    Los galgos son perros de aspecto esbelto y alargado que se usan desde tiempos inmemoriales para cazar liebres, conejos y otras piezas de caza menor, por lo que también se les conoce como lebreles.
  • LAS MEJORES RAZAS DE PERROS GUARDIANES
    Ciertas razas de perros están especialmente habituadas a cuidar del territorio. Son los llamados perros de guardia o perros guardianes. Conoce todo al respecto en este artículo.