Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

Alimentos para perros. ¿Qué alimentos no debe tomar?

ALIMENTOS PROHIBIDOS PARA TU MASCOTA

ALIMENTOS PROHIBIDOS PARA TU MASCOTA

 

Ya os hemos comentado que los alimentos preparados para mascotas son su mejor dieta, tanto en seco como en lata. Es la forma de asegurar que nuestra mascota recibe una alimentación perfectamente equilibrada y adaptada a su edad, peso, estilo de vida y estado de salud.

Seguro que adoras darle premios o golosinas a tu mascota, pero ten cuidado con qué tipo de premios le das y en qué cantidad pues puedes favorecer fácilmente el sobrepeso.

¿Sabías que darle una pequeña galleta equivale a una hamburguesa para una persona? Y que 30g de queso equivalen a una hamburguesa y media?

Otra cuestión que tienes que tener en cuenta son las posibles reacciones adversas a los alimentos, que a veces son más habituales de lo que nos gustaría.

¿POR QUÉ SE PRODUCE UNA REACCIÓN ADVERSA?

 

Lo primero que debes saber es que una reacción adversa a un alimento puede tratarse de una alergia o de una intolerancia alimentaria, y que pueden ocurrir al ingerir:

  1. Alimentos comerciales
  2. Premios y golosinas
  3. Suplementos (vitamínicos, minerales…)
  4. Alimentos humanos

Es fundamental que como propietario tengas en cuenta todos los elementos anteriormente citados, ya que en la mayoría de las ocasiones tu mascota no solo tiene acceso a su alimento comercial.

¿QUÉ COMPONENTES DE LOS ALIMENTOS PUEDEN PROVOCAR UNA REACCIÓN ADVERSA?

 

En el caso de las alergias alimentarias, reacciones que provocan una respuesta inmunitaria por parte del organismo, la causa suelen ser las proteínas, y se producen porque el organismo reconoce la proteína del alimento como algo extraño y se activa el sistema inmunitario para luchar contra ella. La proteína causante de la alergia alimentaria suele estar presente en el alimento que habitualmente ingiere el animal pero a veces puede estar en los premios o golosinas, ciertos aditivos, etc…

Las proteínas causantes de alergia alimentaria suelen estar presentes en:

  • Algunos conservantes y colorantes
  • Carne de vacuno y de ave
  • Huevo
  • Derivados lácteos
  • Trigo, maíz y soja

Las alergias alimentarias deben ser diagnosticadas mediante dietas de eliminación que no contengan la proteina de la que se sospecha que es la responsable de la alergia, seguida de una prueba de provocación volviéndole a dar al animal la dieta sospechosa. Si los síntomas vuelven,  se confirma la alergia a esa proteína.  Pregunta a tu veterinario, él planteará las pruebas necesarias para determinar el tipo de alergia de tu mascota.

¿QUÉ TIPO DE REACCIÓN PUEDEN PRESENTAR?

SÍNTOMAS DERMATOLÓGICOS

Las reacciones dermatológicas producidas por alergias alimentarias suelen aparecer en la mayor parte de los casos antes del primer año de edad. El principal síntoma dermatológico es la inflamación de la piel con picor. Se aprecia con más frecuencia en las orejas, axilas, zona inguinal y perineal, cara y patas.

SÍNTOMAS GASTROINTESTINALES

Las alergias alimentarias también pueden provocar síntomas gastrointestinales, entre los más frecuentes encontramos los vómitos y las diarreas. Sin embargo, algunos animales también pueden presentar dolor abdominal.

El tratamiento a seguir en los casos de alergia alimentaria es utilizar alimentos que no incluyan la proteína a la que es alérgico el animal. En la actualidad existen dietas comerciales cuyas proteínas están hidrolizadas, es decir sometidas a un proceso de degradación o ruptura en péptidos muy pequeños que ya no tienen capacidad para provocar la reacción inmunitaria por parte del animal, y que por tanto ayudarán a que tu mascota no sufra dichas alergias

Pero no siempre las reacciones adversas a los alimentos se deben a alergias alimentarias, es decir, no siempre la reacción se debe a una respuesta inmunitaria por parte del animal, sino que pueden deberse a intolerancias a ciertos componentes del alimento como la lactosa, el gluten, intoxicaciones, reacciones a ciertos fármacos, etc…

En otras ocasiones tenemos que tener en cuenta que hay alimentos considerados “prohibidos” para las mascotas, es el caso del chocolate en los perros. El chocolate contiene una sustancia denominada teobromina, que es la responsable de dicha toxicidad. En cualquier caso, la gravedad de la sintomatología producida por la ingestión de chocolate en el perro dependerá de la cantidad ingerida y del tamaño de la mascota, pero en caso de duda, si tu mascota se come tus chocolatinas o una caja de bombones, acude rápidamente a tu veterinario. Tampoco deberías darle cebolla o ajo pues en ciertas cantidades podrían provocarles anemia. Uvas, aguacate, nueces y café tampoco deben formar parte de la dieta de las mascotas.

Ten siempre muy en cuenta los alimentos que ingiere tu perro y si detectas algún síntoma, consulta siempre con tu veterinario.