Has inhabilitado JavaScript.

Esto puede conducir a una funcionalidad reducida y afectar la presentación gráfica de este sitio.
Sin embargo, todo el contenido siempre estará disponible.

¡A la playa con tu perro este verano! - No lo dejes al azar

¡A LA PLAYA CON TU PERRO!

playa-perro

¡A LA PLAYA CON TU PERRO!

 

Hoy en día disfrutar de las vacaciones con tu perro ya es una realidad. Afortunadamente, el número de playas que admiten mascotas en  España es cada vez mayor.

Que el número de destinos siga creciendo dependerá, en gran medida, del buen uso y de la adecuada convivencia entre quienes acuden con mascota y los que no.

Si te estás planteando viajar a un destino de playa y no estás dispuesto a renunciar a la compañía de tu amigo peludo, lo primero que debes hacer es asegurarte de que las playas de la zona permiten el acceso de mascotas.

Esto puede parecer obvio, pero a menudo, a los propietarios se les olvida y acuden a la playa sin saber a ciencia cierta si sus mascotas pueden acceder a ellas, lo que puede desembocar en conflictos innecesarios.

 

¿Cómo debes comportarte en la playa con tu perro?

 

Una vez te hayas asegurado de que la presencia de tu perro está permitida en la playa, debes tener un comportamiento responsable y hacer todo lo posible para que la presencia de tu mascota no altere el bienestar del resto de bañistas:

playa-perro-nolodejesalazar
nolodejesalazar-playa-perro
  • Ten a tu mascota siempre vigilada y dentro de tu campo de visión. Por muy sociable que sea tu perro o muy acostumbrado que esté a la interacción con otros animales y personas, en cualquier momento puede surgir un inconveniente que te obligue a entrar en acción para controlarlo.
  • Procura que los juegos no afecten al resto. Nunca olvides que, aunque te encuentres en una playa para perros, las otras personas que acuden con sus mascotas no tienen por qué llevar el mismo ritmo de actividad que tu perro y tú. Es fantástico interaccionar con tu perro, lanzarle sus juguetes, ver como corre levantando olas de arena, pero procura guardar una distancia suficiente para no molestar a quienes en ese momento quieren descansar.
  • Recoge sus excrementos. Debes recoger las deposiciones de tu mascota siempre y en cualquier situación. Algunos propietarios prefieren acudir con sus mascotas a zonas donde puedan campar a sus anchas, sin ningún tipo de control e intentando evitar la recogida de las deyecciones de sus animales. Como responsable de tu mascota, es tu obligación recoger sus heces y depositarlas en un cubo de basura si pretendes normalizar la presencia de perros en las playas.

Kit para ir a la playa con tu perro

 

Durante vuestra estancia en la playa, a tu amigo peludo no puede faltarle de nada. ¡Toma nota de estos imprescindibles que siempre debes tener a mano!

  • Alimento y agua. Aunque el tiempo que estemos en la playa no coincida con los horarios de alimentación de tu perro, llevad siempre con vosotros su ración de comida diaria. El ejercicio y el calor pueden provocar una necesidad nutricional que debes cubrir con su alimento habitual. Si no dispones de su porción diaria de comida corres el riesgo de que tu perro ingiera cualquier otro alimento que puedan ofrecerle terceras personas y que puede alterar su digestión. Recuerda que nunca debes ofrecer ningún tipo de alimento a un animal sin el consentimiento de su propietario. Por otro lado, debes llevar una cantidad de agua suficiente para que tu mascota esté correctamente hidratada.  Sé precavido y lleva su propia agua y un bebedero. Así evitaras quedarte sin provisiones antes de lo previsto.
playa-perro-no-lo-dejes-al-azar
no-lo-dejes-al-azar-playa-perro
  • Acceso a la sombra. Debes proteger a tu amigo peludo de la exposición directa a los rayos de sol para evitar riesgos como el golpe de calor. Por ello, es recomendable que tu mascota disponga de su propio espacio acondicionado para protegerse del sol
  • Protección solar. Cualquier cuidado que le aportes a tu mascota es poco siempre y cuando no prevenga patologías o accidentes. La intensidad del sol no solo afecta a la piel de los humanos, si no que tu perro también puede sufrir severas quemaduras, especialmente si tiene poco pelo o presenta capas de tonalidades blancas o muy claras. Para evitar estos riesgos, existen protectores solares específicamente indicados para mascotas. Nunca debemos aplicar el mismo protector que usamos nosotros, pues las características de la piel y el pelo de un perro poco tienen que ver con las nuestras.

Viajar a la playa con tu perro es uno de los mejores planes de los que disfrutar estas vacaciones. Para que todo fluya sin conflictos, respeta a los demás, al entorno y… ¡A disfrutar!