SALUD

LOS 5 SENTIDOS DE LOS PERROS

Los perros no tienen igual de desarrollados algunos sentidos cómo los humanos, pero, en cambio, otros los tienen mucho más evolucionados. Tampoco tienen las mismas capacidades que nosotros. Un ejemplo es que las personas tenemos una gran memoria visual, lo cual significa que con la vista podemos reconocer a alguien, pero en el caso de los canes, para reconocer a alguien o analizar su entorno, necesitarán usar el olfato y el oído, además de la vista.

La vista
La visión en perros se desarrolló para la caza, lo cual hace que sea superior a la de los humanos durante la noche.

Nuestros amigos los perros suelen causarnos asombro a menudo y es habitual que muchas personas piensen que son muy inteligentes, incluso que el sexto sentido de los perros sea real. De hecho, es cierto que la inteligencia de un perro queda patente en su comportamiento e interacción con nosotros, los humanos. Gran parte de esta inteligencia se debe al potencial de sus sentidos, en muchas ocasiones mucho más desarrollados que en las personas. En este artículo queremos hablaros de cuáles son los sentidos en los perros, de sus características y diferencia con los humanos.

El oído

Es de todos conocido que los perros tienen un oído mucho más fino que los humanos. Esa es una de las razones por las que les aterrorizan los fuegos artificiales. El perro tiene el doble de agudeza sonora que el hombre.
Debido a esto, además pueden distinguir muy bien entre sonidos, diferenciando la voz de sus familiares humanos de la de otras personas, del sonido de un coche, de una moto o de la aspiradora.
Por último, disponen de un pabellón auricular móvil, lo cual les
ayuda enormemente a la hora de diferenciar sonidos y de poderlos ubicar más fácilmente.

El gusto


En los perros el sentido del gusto se relaciona estrechamente con el del olfato. Las sensaciones gustativas de los perros se saturan muy poco, con lo que no tienen problemas con estar comiendo todos los días lo mismo. Las papilas gustativas son las responsables del sentido del gusto y los perros pueden ser capaces de distinguir toda la gama de sabores existente, tal y como podemos diferenciar los humanos.

El tacto


Los perros no disfrutan de un sentido del tacto demasiado
evolucionado, debido en gran parte a la anatomía del animal.

También disponen de mayor precisión visual con los objetos en
movimiento, por eso son tan buenos a la hora de ir a buscar cosas que les lanzamos a largas distancias, pero tienen una peor visión para detectar objetos inmóviles. Cómo los humanos, no todos los perros son iguales y la raza puede marcar la diferencia a la hora de destacar por ejemplo alguna habilidad relacionada con los sentidos.
Un ejemplo son los perros pastores, que gozan de un mayor ángulo de visión por la situación de sus ojos.
Los colores que ven tampoco son los mismos que los que
percibimos nosotros, su espectro de colores es más limitado, ya que los perros ven en blanco y negro y distinguen algunos colores de forma más tenue.

El olfato

El olfato es el sentido que los perros tienen más desarrollado, con importantes diferencias entre razas. Pero, comparados con el hombre, su capacidad olfativa es tremendamente superior. Se trata del primer sentido que desarrollan a la hora de nacer y eso les da una gran ventaja, ya que la vista o el oído se desarrollan después. Los perros se caracterizan por disponer del órgano de Jacobson, localizado detrás de la mucosa olfatoria que les permite extraer olores del aire, además de las feromonas, entre otras muchas variedades de
olores que ni siquiera detectamos los humanos. Además, el olfato es fundamental para la concepción de su entorno, ya que conocen el mundo que les rodea gracias a él. No es baladí que los perros colaboren con los humanos para detectar sustancias, localizar a seres vivos e incluso detectar enfermedades sólo por el olor.

Nuestro compañero puede sentir frío, calor o dolor a través de la piel y gracias a los pelos sensoriales que posee sobre los ojos y en la mandíbula puede orientarse en la oscuridad.

En resumen, los perros disponen de 5 sentidos como los humanos, pero lo cierto es que, debido a las características genéticas del perro, algunos de esos sentidos están mucho más desarrollados que en las personas. Destacan entre ellos el olfato y el oído, muestras de sus antepasados cazadores y de la importancia que han adquirido estos sentidos sobre los demás para orientarse. Recuerda siempre acudir a
tu veterinario para consultar cualquier duda acerca de tu amigo
peludo, ya sea de sobre alguna enfermedad o simplemente para cuidar de su bienestar.